Miami impone un toque de queda a partir de este viernes para evitar el virus chino

La ciudad de Miami implementará un toque de queda a fin de limitar la propagación de COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

Los comisionados de la Ciudad de Miami, que se reunieron el miércoles en la noche a través de una videoconferencia en línea, votaron por unanimidad para implementar este último esfuerzo, reseñó elnuevoherald.com

El toque de queda, que entra en vigor a partir de este viernes, será desde de las 10 de la noche y hasta las 5 de la madrugada.

La policía podría detener e interrogar a cualquier persona en público durante este período de tiempo.

Las excepciones incluyen a personas que van y vienen del trabajo, buscan servicios médicos y los que pasean a sus perros siempre que estén a no más de 250 pies de sus casas.

La votación culminó más de una hora de debate sobre la medida, donde los comisionados discutieron si en realidad el toque de queda empujaría a las personas a quedarse en casa.

El martes por la noche, la ciudad emitió una orden de “refugio de emergencia en el lugar” que instaba firmemente a los residentes a quedarse en casa tanto como fuera posible, una orden que el jefe de la policía de Miami, Jorge Colina, dijo que resultó de educar a los residentes sobre la importancia del distanciamiento social y las advertencias sobre el tipo de empresas a las que se les puede permitir operar.

Ahora, bajo un toque de queda, Colina señaló que la policía sería más estricta para mantener a las personas fuera de las calles de M.iami.

“Si hay un toque de queda, lo haremos cumplir”, dijo Colina.

El comisionado Alex Díaz de la Portilla, quien representa al Distrito 1 de Miami, patrocinó la discusión y presionó por el toque de queda con el apoyo del alcalde Francis Suárez. Ambos argumentaron que las excepciones permitirán a las personas que necesitan estar fuera de sus hogares a esas horas hacerlo sin restricciones onerosas.

“Lo que es más importante es que le dice a la gente que estamos tomando esto en serio”, dijo Díaz de la Portilla. “Tenemos un período de tiempo muy corto para aplanar esa curva y no abrumar nuestro sistema de salud”.

El comisionado Keon Hardemon cuestionó si un toque de queda realmente abordará el tema del distanciamiento social, donde las personas reciben instrucciones de mantenerse al menos a seis pies de distancia de los demás en público, para frenar la propagación de COVID-19. También advirtió que hacer cumplir un toque de queda podría crear más problemas que resolverlos.

Cuando los arrestas, los pones en una situación peor que antes”, dijo Hardemon.

Los comisionados discutieron el mensaje que enviaría al público y algunas de las dificultades prácticas para hacer cumplir el toque de queda para los trabajadores que, durante esas horas, manejan por Miami mientras se dirigen al trabajo o al hogar en otras ciudades.

Al final del debate, los comisionados de Miami acordaron promulgar el toque de queda y confiar en que la policía no sería draconiana en su aplicación.

La idea aquí no es meter a alguien en la cárcel”, dijo el comisionado Joe Carollo. “Ninguno de nosotros quiere hacer eso”.

La decisión significa que la ciudad más grande de Miami-Dade y una de las ciudades más populosas de Florida detendrá aún más las operaciones normales. Otras ciudades de Miami-Dade ya han promulgado sus propios toques de queda.


Loading Facebook Comments ...