Agapito Garrido: Después de la ayuda humanitaria, ¿QUÉ VIENE PARA VENEZUELA?……

Por Agapito Garrido

Entonces aplica lo que dicen que murmuró el victorioso Julio César después de la batalla de Farsalia al ver la vida inerte de tantos romanos valiosos regados en el campo: “Ustedes lo quisieron así”. La lengua es castigo del cuerpo; la muerte se atrae, la guerra económica de tanto invocarla por fin llegó, y hasta los imperialistas de tanto desafiarlos con machetes embarrados de moho están llegando a la frontera metiendo su ojo escrutador en el país.

 

¡INSENSATOS, QUÉ CELEBRAN! ¡VICTORIA!, NO ENTRÓ LA AYUDA HUMANITARIA.

Resultado de imagen para FOTOS DE CAMIONES QUEMADOS EN LA FRONTERA

El Fenómeno de la guerra es desquiciante, vuelve loca a la gente literalmente. En “El Hombre en busca de sentido” se cuenta la historia de una dirigente del partido nazi que estando por llegar triunfante el ejército de Rusia a Alemania, aseguraba en un mitin a unos partidarios que nadie sería atrapado en las garras de los rojos soviéticos porque Hitler había previsto “gasear” a todo el mundo ante ese peligro. ¡Una locura! Enfrentar la tragedia con la muerte, como diría aquel filósofo criollo, con el “autosuicidio”.
Vimos dirigentes del Psuv celebrando (bailando literalmente) porque la ayuda humanitaria no entró a Venezuela, ¡la propia locura!
¿Qué celebran? ¿Ganaron qué? ¿Qué les espera a Venezuela ahora después de esta “victoria” de Maduro? ¿Paz, estabilidad, prosperidad económica?

Resultado de imagen para FOTOS DE MADURO BAILANDO
Pues no, estamos frente a la peor hecatombe de nuestra historia. Si Maduro sigue en el poder por un buen rato más nos espera hambruna, desestabilización, más miseria.

 

 

¿Pero quién ha propiciado estos resultados? Hay que decirlo por la calle del medio: el chavismo, que se ha negado a jugar transparentemente; anuló la Asamblea Nacional electa democráticamente en 2015 a través de un suprapoder en manos de Maduro. Ese día cuando el TSJ anuló la Asamblea Nacional, el chavismo tomó una grave decisión: no entregar el poder por las buenas. Perdió las elecciones pero no lo aceptó. Fue tan grave para el chavismo perder esas elecciones que hizo derramar unas lágrimas a Diosdado Cabello ese día. Sabía que eso los llevaría a graves decisiones: entregar o no el poder por las buenas. Y decidieron retenerlo por las malas. Por eso anularon los poderes de la AN, bloquearon el referendo revocatorio, inhabilitaron partidos, eligieron una ANC entre solos los chavistas, encarcelaron dirigentes opositores para sembrar terror, para finalmente, sin la participación de la oposición, celebrar unas elecciones presidenciales en el que naturalmente ganó Maduro.

Resultado de imagen para FOTOS DE MADURO BAILANDO
De aquellos lodos vienen las terribles consecuencias que se avecinan para la patria de Bolívar, cuando el presidente de la AN, Juan Guaidó, impotente ya, inerte, pide la intervención militar como último recurso para deponer a Maduro porque las vías democráticas fueron bloqueadas por el chavismo, decidido a quedarse con el poder por la malas sin importar el derramamiento de sangre ni la catástrofe que hubiere. Esta “guerra económica” que está viviendo el país fue atraída por el mismo Maduro al cerrar todas las vías alternativas. Entonces aplica lo que dicen que murmuró el victorioso Julio César después de la batalla de Farsalia al ver la vida inerte de tantos romanos valiosos regados en el campo: “Ustedes lo quisieron así”. La lengua es castigo del cuerpo; la muerte se atrae, la guerra económica de tanto invocarla por fin llegó, y hasta los imperialistas de tanto desafiarlos con machetes embarrados de moho están llegando a la frontera metiendo su ojo escrutador en el país.

 

 

TRUMP, ¿EL SEÑOR DE LA GUERRA?

Muchos se equivocan con Donald Trump al creerlo un guerrerista, un supermachista de la guerra. Es el hombre más sensato del mundo, ¿Quién levanta un imperio económico con insensateces? ¿Quién derrota a los duros del partido republicano, como el mismo senador Rubio, y a la tribu dura del partido republicano, Obama y los Clinton, con insensateces? Lo llaman loco, ¿loco? Jamás. Lo que es un gran negociador y un gran comunicador. Él mismo se cree y se llama genio, y pueda que lo sea. ¿Pero qué es un genio o cómo actúa alguien que se cree genio? No sigue los derroteros de los demás, ¡esto jamás! Lo que más detesta un genio o alguien que se lo cree es actuar como otros han actuado. En esta lógica, lo último que haría Trump es hacer como Bush, bombardear a Venezuela, que el mundo muestre muertos por aquí o por allá, regados a granel. ¡Esto jamás lo querrá ver Trump como producto de su inteligencia! Esto sería muy simple o muy burdo para su inteligencia nada convencional. Además, él no es un guerrerista, lo que Trump es, es un “ganador”, un empresario y comunicador ganador. Y hacer la guerra, ¡qué convencional es!

Resultado de imagen para FOTOS DE TRUMP HABLANDO SOBRE VENEZUELA

Palabras de Donald Trump sobre Venezuela.

 

EL MITO DEL PRESIDENTE TÍTERE DE EE.UU.

La izquierda latinoamericana ha inventado el mito del “presidente títere” de corporaciones que no toma decisiones sino que lo hacen “grupos” por él, siendo apenas el huésped de la Casa Blanca un conciliador entre las distintas posiciones. ¡Esto es una mirada muy limitada y caricaturesca de cómo se maneja el poder en EE.UU! ¿No existen las corporaciones? Sí, y con un inmenso poder, pero la presidencia de los EE.UU es una corporación con mucho poder ante la que los otros poderes hacen lobby muy fuerte para influir en sus decisiones. Si no tiene poder la presidencia, ¿por qué los otros poderes hacen tanto lobby? Pero lo que pasa es que la presidencia tiene su propia lógica y sus propios intereses. Trump está enfilando casi en la carrera de su reelección y quiere agarrar mangos bajitos con Venezuela, sacar a Maduro sin disparar un tiro. Decirle al mundo, ¡vean lo genial que yo soy! Sería inimaginable el costo político si en una intervención militar en Venezuela muere un marine aunque sea por un resfriado, sobre todo, porque los demócratas le sacarían una buena tajada de provecho electoral.

 

Resultado de imagen para FOTOS DE Berni Sanders

Cuidado con este señor

Por ahí anda el “loco” del Bernie Sanders con puñal en mano dispuesto a inocular su ponzoñoso credo liberal en los electores contra la intervención militar en Venezuela, credo liberal que por extremista se toca con el credo del señor Trump, de no intervención foránea. Este es tal vez una de las debilidades más evidentes de la posición de Trump que en relación con Venezuela su discurso entra en flagrante contradicción, ¿cómo es eso que él plantea la política de no intervención de EE.UU en el mundo, sí lo va a hacer en Venezuela cuando los intereses del imperio no están comprometidos? Los demócratas le brincarían a la yugular. Pues bien, el señor Trump no va a arriesgar cualquier daño a su reelección por una intervención militar que podría ser muy costosa, políticamente, si algo sale mal. Y nadie va a convencer a Donald Trump que tome un camino que pueda ir en contracorriente de sus intereses electorales, ni siquiera el superhalcón y flamante senador Marco Rubio, que ya hay evidencias que no le llega ni por los zapatos de la política al mandamás de la Casa Blanca.

 

LA CARTA DEL GOLPE DE ESTADO SALE MALTRECHA.

Resultado de imagen para FOTOS de la casa blanca

En la Casa Blanca se guarda el secreto sobre la suerte que espera a Venezuela

Se veía a leguas que la estrategia de la coalición internacional contra Maduro era propiciar un golpe de Estado desde el mismo seno de las fuerzas armadas de Venezuela y el punto de quiebre era el despliegue de la “Ayuda humanitaria”; al no ocurrir tal fenómeno, la Alianza se tendrá que replantear los medios para seguir insistiendo en ese objetivo estratégico. Seguirán en su estrategia de asedio psicológico contra Maduro, donde los norteamericanos han demostrado que son muy duchos, para hacer que se desmorone psicológicamente el “madurismo”. Seguirá pues la guerra de asedio.

LOS VENEZOLANOS DESESPERADOS LLAMAN

A UNA INTERVENCIÓN YA PERO LOS GRINGOS NO TIENE PRISA.

Resultado de imagen para FOTOS de Mike Pence con Guaido y presidente Duque

Juan Guaidó (izq), Iván Duque, presidente de Colombia  y Mike Pence Vice de USA

Los gringos no están desesperados; ellos aprendieron precisamente de Vietnam a no intervenir militarmente sino cuando la fruta está madura. Claro, hay un reloj electoral que para el señor Trump es apremiante a medida que pasen los días. Se espera entonces que el asedio arrecie por todos los mecanismos económicos, políticos y diplomáticos, incluso con “aguaje” o finta de intervención militar.

LOS DILEMAS DE QUIEBRE DEL MADURISMO.

Resultado de imagen para FOTOS Alto mando militar de venezuela

Hasta cuando aguantara la presion el Alto Mando Militar de Maduro….

Vienen dilemas muy duros para el madurismo. De una vez desde Bogotá se anuncia que Guaidó regresará al país, que no será un presidente en el exilio. Tremendo dilema para el chavismo si eso ocurre: meterlo preso, y correr las consecuencias, o dejarlo actuar en el país, lo que iría en desmedro de su moral frente a sus lugartenientes y tropas que piden a gritos hace rato que lo metan preso.

MADURO NO LEVANTARÁ MÁS CABEZA

Resultado de imagen para FOTOS de Mike Pence con Guaido y presidente Duque

El vicepresidente Mike Pence es el enviado de Donald Trump

a la Cumbre del Grupo de Lima, en Bogotá. No es casual. AFP

Incluso, descartando el escenario de la intervención militar, como lo descartamos, se puede prever que Maduro no levantará más cabeza a partir de los actuales eventos políticos. Eso sí, será una muerte lenta como si estuviéramos viendo un drama en cámara lenta. Tal vez no sea en el 2019, ni siquiera en el 2020. En el 2021 se cruza una línea peligrosa. Un tiempo muy largo para un país en crisis por los cuatro costados. Dice la gente, “el país no aguanta más”, pero yo las he visto más feas y se han casado. Por supuesto, sería una tragedia que este país tenga que andar a gatas y en plena oscuridad en un proceso de desestabilización en el que los platos rotos los pagarán los venezolanos de a pie. Muchas cartas se moverían en ese proceso, muchas fichas caerán por un proceso de “selección” política natural. Muchos héroes subirían al podio de la popularidad para desaparecer al día siguiente, hasta que llegue el final, y siempre los finales son imprevistos. Que venga un cambio en el país sin que vengan los marines, eso hay que celebrarlo. Ustedes se imaginan que tengamos que construir bustos de Trump como nuestro nuevo libertador al lado del de Bolívar en las plazas venezolanas, ¡qué aberración sería! Pues no, eso no va a ocurrir, a Dios gracias.

Elportal24


Loading Facebook Comments ...