Dr. Jorge Lulo: la COVID-19 ha provocado estrés postraumático al personal sanitario del país

  • El psicólogo clínico señala que en Venezuela esa condición se incrementa de manera exponencial, porque el régimen, con ausencia de humanidad, niega a los trabajadores de la salud los insumos necesarios para impedir o disminuir el riesgo de contagio, como ellos mismos han denunciado.

Por ALFREDO CONDE

Cada vez con más frecuencia escuchamos hablar sobre el trastorno de estrés postraumático, una enfermedad de salud mental que se manifiesta por situaciones que pueden ser aterradoras o en exceso negativas a la que una persona no está en capacidad de enfrentar, por ser experiencias que no ha experimentado en la vida.

Sucede con mucha frecuencia con los soldados que van a la guerra, los que padecen eventos catastróficos como huracanes, tsunamis y terremotos, pero también se presenta por una pandemia como la de la COVID-19 que vivimos, debido al alto grado de angustia que genera.

Conocemos casos y por ello consultamos sobre el tema con el psicólogo clínico, Jorge Lulo, quien desde el año pasado se ha ocupado en ayudar a los ciudadanos del país a superar todos los efectos que puedan presentarse a causa de esta situación. Lo ha hecho a través de YouTube, con su espacio Lulo´s TV “El Canal de La Psicología”, que es de corte educativo y de crecimiento personal, en el que aborda diferentes aspectos de la vida humana, como la autoestima, relación familiar, relación de pareja y lo que se refiere al estrés por la COVID-19, en medio de la crisis humanitaria compleja de Venezuela, entre otros.

 

 

El doctor Jorge Lulo recomienda al personal de salud hablar de sus problemas y si es necesario buscar ayuda psicológica.

 

LOS VERDADEROS HÉROES

“Honor a los trabajadores de la salud del mundo, los héroes silenciosos. Así quiero comenzar, porque a estos valientes hay que reconocerles todo el esfuerzo que han hecho para ayudar a las personas. En cuanto al trastorno de estrés postraumático (TEPT) hay que decir que es una afección de salud mental que algunas personas desarrollan tras experimentar o ver algún evento traumático”, señala el especialista.

“Es una verdad innegable que los verdaderos héroes de esta terrible pandemia que azota al planeta, el coronavirus (COVID-19), son los médicos, paramédicos, enfermeras, camilleros, personal de limpieza en los hospitales, periodistas, bomberos, ellos son los que enfrentan directamente este flagelo, están en la primera línea, dentro de las fauces del monstruo, porque enfrentan día a día el sufrimiento de miles de pacientes  muriendo asfixiados, de familiares sufriendo la pérdida de sus seres queridos. No es nada fácil, en otras palabras, están dentro del averno”, afirma el psicólogo.

“Esa exposición física directa con el virus los hace vulnerables al contagio, miles han muerto alrededor del mundo, pero el trauma psíquico de estar presenciando el dolor y la muerte les causa una profunda herida en su psiquis, muchos caen en una depresión reactiva, cuya sintomatología es la depresión, labilidad afectiva, insomnio, conductas verbales de queja, anorexia, y hasta el suicidio”, resalta el doctor Jorge Lulo.

 

Es una verdad innegable que los verdaderos héroes de esta terrible pandemia que azota al planeta, el coronavirus (COVID-19), son los médicos, paramédicos, enfermeras, camilleros, personal de limpieza de los hospitales, periodistas, bomberos, ellos son los que enfrentan directamente este flagelo, están en la primera línea, dentro de las fauces del monstruo”.

 

EL CASO VENEZOLANO

“El fenómeno del estrés en Venezuela se incrementa exponencialmente. En mi querido país, el personal sanitario en especial se enfrenta a esas realidades y este régimen, con ausencia de humanidad, les niega los insumos necesarios para impedir o disminuir el riesgo de contagio, como ellos mismos han denunciado, por lo cual se cuentan por cientos los fallecidos y enfermos por el virus y la culpa directa es de quienes no se ocupan de dotarlos de los insumos de bioseguridad, así como por mantener a los hospitales sin los recursos básicos. Y qué decir de las vacunas que también no han recibido una gran cantidad de ellos, cuando deberían ser los primeros en ser inmunizados”, sentencia el especialista en conducta humana. 

Señaló el doctor Lulo que otro aspecto que hay que vigilar son las noticias nefastas, porque afectan nuestra psiquis, deprimiéndonos y  hundiéndonos en la depresión. Ante todo lo anteriormente expuesto, ofreció a los trabajadores de la salud las siguientes recomendaciones:

  1. Crear un escudo invisible para proteger la psiquis.
  2. No dejar de exigir la dotación de los insumos necesarios.
  3. Hablar de sus problemas y buscar ayuda psicológica.
  4. Hacer catarsis.
  5. Reducir la exposición de malas noticias.
  6. Asistir y crear grupos de terapia.
  7. Rezar mucho.

“Elevemos una plegaria por los cientos de miles de víctimas mortales, producto de la pandemia que cambió al mundo y en especial por el personal médico, de enfermería y paramédico. Debemos en nombre de los caídos honrarlos, ayudar a que este mundo sea mejor, donde todos trabajemos en pro del bien común, colaborando para que seamos más felices cada día”, dijo.

“Al normalizarse la situación, salga con una elevada autoestima, feliz de ser un sobreviviente, cantando, bailando, riéndose, queriendo y honrando la vida, sea feliz y haga feliz a los que le rodean”, indicó para concluir el psicólogo clínico, Jorge Lulo.

 

 

 

¡Únete a nuestras redes sociales!

 

Twitter: @Alconde


Loading Facebook Comments ...