¿Qué soluciona una reconversión monetaria en la economía venezolana?

Los economistas Manuel Sutherland y Andrés Giussepe, exponen el panorama ante el cono monetario. Coinciden en los beneficios de una reconversión y difieren en el tiempo de urgencia

Las instituciones financieras, entidades bancarias, comercios y empresas en Venezuela, se encuentran a la espera de una nueva reconversión monetaria para facilitar los procesos contables y de facturación.

El sistema financiero del país se ha mantenido medianamente a flote tras la circulación informal del dólar y los avances digitales para los pagos. De ser efectiva la esperada reconversión, la medida eliminaría entre cinco y seis ceros del Bolívar.

“Desde hace un año se requiere una reconversión monetaria porque la moneda tiene muchos ceros y es incomodo como cono monetario para manejar la mayoría de transacciones”, así lo señaló el economista, Manuel Sutherland, en entrevista vía telefónica para Contrapunto.

Explicó que actualmente en las empresas hay cajas y máquinas registradoras que no manejan esos ceros, y al momento de factura “se hace todo muy costoso y propenso a errores”.

Es de pensar que un cambio nominal es algo relativamente sencillo, sin embargo destacó que “la salida de los billetes de Bs 200.000, 500.000 y 1.000.000 a hecho que se retrase la reconversión porque quieren darle algo de circulación a esos billetes antes de que vuelvan a morir”, señaló Sutherland.

Asimismo, indicó que la demora de la reconversión monetaria posiblemente se deba a dos factores principales: en primer lugar prolongar la vigencia de los últimos billetes emitidos y de segundo, evitar un impacto visual en el monto salarial de los trabajadores.

“El billete de cien que se emitió en el 2008 costaba alrededor de 10 centavos de dólar que equivalía a un monto pequeño, porque cuando salió tenía un valor de 42 dólares”, aseguró que el banco emitió un aproximado de “7.000 millones de piezas y prácticamente estando nuevo se botó ese billete, fue una cantidad de dinero tirado a la basura”, detalló.

“Las reconversiones van a ser simples y costosos maquillajes para disfrazar un política completamente lesiva a los intereses monetarios”, acotó.

Finalmente, el economista reiteró que mantener el sistema actual financiero dificulta el cálculo de los montos para sacar cuentas, hacer pagos de nóminas y para los tributos.

“La reconversión se cree que pueda surgir en el último cuatrimestre del año, no hay preparación para hacerlo antes y eso facilitaría las transacciones porque por lo menos 10 dólares, serían nuevos 30 bolívares”, finalizó Sutherland.

Por su parte, el economista Andrés Giussepe, coincidió en que una reconversión solo solucionaría “simplificar los trámites en materia contable y pagos” es decir, “si algo cuesta un millón de bolívares y le quitas seis ceros se simplifica, pero ahí no cambia nada; no disminuye la inflación”.

“Para facturar un producto por encima de 15.000.000 de bolívares ya no te dan los ceros” y señaló que, “la reconversión monetaria va a obligar a imprimir otro cono monetario”.

“No es urgente, no lo estoy recomendando”

Sin embargo, el especialista en materia económica difiere de Sutherland y a su juicio expresó que “no es urgente la reconversión monetaria”, asegura que el problema no radica en el cono monetario y responsabilizó al Banco Central de Venezuela de la devaluación del bolívar.

“El problema es la administración de tipo de cambio, una política que está avalada por el Banco Central de Venezuela (BCV), que ha permitido la devaluación de la moneda”, dijo Giussepe.

Por último, indicó que aunque se concrete el paso de la reconversión “la especulación va a continuar, la dolarización y la pérdida del poder adquisitivo del salario de los trabajadores (…) quieren aplicar otro cambio en la política económico y aprovechar de simplificar las transacciones”, concluyó Giussepe.

 

Fuente: Contrapunto


Loading Facebook Comments ...