La astucia de China

Por: Madrid Cienfuegos M.

El gigante asiático actuó muy astutamente contra las sanciones que le han aplicado Estados Unidos y recientemente la Unión Europea. Se blindó jurídicamente aprobando la Ley contra las sanciones extranjeras en su país, con el fin de “salvaguardar la soberanía nacional, su dignidad y sus intereses fundamentales”.

Una ley que recién aprobó Pekín, justo cuando el presidente Biden se encuentra en Europa y trabaja para conseguir un enfoque común contra China con los aliados del G7, que se reúne este fin de semana en el Reino Unido.

El debate de la ley comenzó el pasado año, todavía cuando Donald Trump era presidente de EE.UU., pero China esperó a comprobar la política de la nueva administración de Joe Biden para aprobarla.

Cabe destacar, que la ley prevé proporcionar al país de una base legal para responder a sanciones como las impuestas recientemente por Estados Unidos o la Unión Europea (UE) por cuestiones como la situación de los derechos humanos en la región de mayoría uigur musulmana de Xinjiang.

Asimismo, la ley incluye contramedidas como “rechazar visados, denegar la entrada, deportación […] y sellar, incautar y congelar propiedades de individuos o empresas que adhieran a las sanciones extranjeras contra empresas u oficiales chinos”.

El nuevo texto permite que los tribunales del país sancionen a empresas que cumplan con aquellas leyes extranjeras que atenten contra intereses nacionales, lo que pone en peligro a las multinacionales que se adapten a las sanciones estadounidenses.

Y aunque el portavoz de Relaciones Exteriores, Wang Wenbing dijo que la aprobación del texto legal “no afectará sus relaciones con otros países”. Sin embargo, algunas compañías extranjeras han expresado preocupación sobre el potencial impacto de esta ley en sus negocios con China.

Bien es sabido que tanto China como Estados Unidos, rivales políticos y económicos, han mantenido discursos muy controversiales, especialmente durante el gobierno de Donald Trump. Y más allá de las sanciones que le han impuesto a funcionarios chinos, el trasfondo de esta ley, es proteger el área comercial, empresarial y la economía de Pekín.

Y aunque el gobierno chino alegue que la aprobación de esta ley se deba en respuesta a las sanciones. Sin embargo, no es la única norma que ha aprobado el gobierno para proteger uno de los intereses fundamentales: su economía. El 09Ene21, el ministerio de Comercio de Pekín aprobó la Regla Contra la Aplicación  Injustificada de Legislación Extranjera Extraterritorial y Otras Medidas, como se denomina la norma, que entró en vigor de inmediato y supone que las empresas e individuos chinos deben informar de inmediato de cualquier sanción extranjera.

 

Además, habilita al Ministerio para prohibir a empresas e individuos reconocer, aplicar y cumplir con estas sanciones; abre la puerta a demandas por daños por estas sanciones ante los tribunales chinos y compromete el apoyo estatal a empresas a individuos por los daños derivados de estas sanciones.

 

El Comité Permanente de la Asamblea Nacional de China (parlamento) chino aprobó la ley justo el día que el presidente Joe Biden revocó las órdenes ejecutivas que buscaban prohibir el uso de las redes sociales Tik Tok y WeChat de la empresa china Bytedance, señalada durante el gobierno de Trump de la posibilidad de ser  utilizada por el gobierno chino con fines de espionaje y con riesgo para la privacidad de los estadounidenses.

El gobierno de Biden decidió prohibir las inversiones estadounidenses en empresas de tecnología y defensa, esa orden ejecutiva entrará en vigor el 02Ago21. En ella figuran 59 empresas chinas, acusadas de apoyar las actividades militares de Pekín.  Entre estas, se encuentra la gran empresa de telecomunicaciones China Mobile, China Unicom, China Telecom, la compañía de video vigilancia Hikvision y el grupo petrolero chino CNOOC.

Los organismos de Seguridad de EE.UU., tienen una larga lista de acusaciones contra individuos y compañías chinas por espionaje y piratería informática.

Se cuestiona, que en plena pandemia por el virus que (se especula) provino de China, éste ha tenido una recuperación económica durante el primer trimestre del año 2021. El país asiático registró un incremento del 18,3% en cuanto a su PIB se refiere, siendo este el mayor en tres décadas.

Es por ello, que China hará todo lo posible, para proteger sus negocios y empresas; inclusive utilizará el blindaje jurídico para evitar que las sanciones interfieran en su economía. El gigante asiático demuestra ser muy astuto.


Loading Facebook Comments ...