Vecinos de la avenida Páez de El Paraíso en jaque por la descarga de aguas negras

  • Denuncian que las aguas residuales y de la escorrentía van a parar a los edificios, con el consecuente impacto negativo ambiental y sanitario, que se configura en un alto riesgo de salud pública.

Por ALFREDO CONDE

El tema del agua para los vecinos de la parroquia El Paraíso de Caracas se ha convertido en un infierno. Por un lado, el servicio de agua potable cada día es más deficiente, como han denunciado, y por el otro los ciudadanos de la avenida Páez denuncian que las aguas residuales y de la escorrentía que presuntamente provienen de la Cota 905 van a parar a los edificios. Esta situación los mantiene en jaque, por el alto riesgo que esto presenta para la salud, en especial de los niños.

La dirigente social y activista de Voluntad Popular-El Paraíso, Victoria Peña, indica que la situación se origina por una perpendicular que está al lado de las Residencias Villa Madrid y del concesionario Ford de la avenida Páez.

 

Victoria Peña dice que la crisis del agua agobia a los habitantes de la parroquia El Paraíso en el Municipio Libertador de Caracas.

 

“El impacto ambiental y sanitario es bastante alarmante debido a que disminuye la calidad de vida. Esta descarga de de aguas negras o residuales son de origen urbano y provienen de viviendas, sus principales contaminantes son el nitrógeno y fósforo, así compuestos orgánicos, bacterias coniformes fecales, materia orgánica, entre muchos otros”, resalta. 

 

Esto representa un riesgo de salud pública sobre todo en países que tienen recursos económicos limitados y su sistema de atención médica está debilitado, como es el caso venezolano, donde ese peligro se intensifica por la poca distribución de agua potable en los hogares”.

 

PELIGRA SALUD DE LOS NIÑOS

Victoria Peña detalló que esto representa un riesgo de salud pública sobre todo en países que tienen recursos económicos limitados y su sistema de atención médica está debilitado, como es el caso venezolano, donde ese peligro se intensifica por la poca distribución de agua potable en los hogares.

“Los niños menores por su inocencia, en especial, son los que están en condición de mayor riesgo, porque no están en capacidad de conocer el peligro que traen consigo esas aguas y hasta pueden aprovecharlas para jugar”, apunta la dirigente de la tolda naranja. 

“Para estender lo grave de este caso hay que nombrar algunas de las bacterias que viven en las aguas contaminadas. Son del grupo salmonella, con su peor expresión que es la fiebre tifoidea, las que producen diarrea y disentería, y otras como la escherichi coli, giardia lamblia y la shigella. El virus más común en los niños menores de un año es el rotavirus y en los adultos puede reflejarse las norovirus o la hepatitis A. Por lo tanto, exigimos a las autoridades competentes eliminar este foco de infección e insalubridad en plena pandemia”, indicó.   

 

 

Las aguas residuales acompañadas por las de las lluvias se abren paso por cualquier lugar hacia los edificios de la avenida Paéz de El Paraíso.

 

Peña también señaló que “en la avenida José Antonio Páez hay varias fugas de agua potable que se pueden ver cada vez que envían agua a nuestra parroquia, como la que viene desde el Zoológico El Pinar, que corre por la vía que conducen al desague de la avenida”.

“Hago también un llamado a los señores de Hidrocapital para que solucionen las innumerables fugas de agua, para que pueda llegar a los hogares con mayor presión en los pocos días en que colocan el servicio”, dijo para concluir Victoria Peña.

 

 

 

 

 

 

Twitter: @Alconde

 

 

 


Loading Facebook Comments ...