Gobernador Antonio Barreto Sira cierra la Clínica de los Trabajadores mientras hospitales de Anzoátegui colapsan por la pandemia

  • Este centro de salud, inaugurado en el año 2014 con una inversión cercana al millón de dólares, hoy se encuentra bajo candado y con costosos equipos médicos de última generación abandonados “a la buena de Dios”, que hoy requieren con urgencia los pacientes anzoatiguenses, sumergidos en una crisis humanitaria sin precedentes, tal como el resto de los venezolanos

 Por RICHARD SANZ / Twitter: @rsanz777

“Aquí hay un moderno equipo de radiología para evaluar pacientes con síntomas de COVID-19, lo que en una clínica privada resulta impagable por lo costoso que es ese procedimiento, pero el gobernador Antonio Barreto Sira tiene la Clínica de los Trabajadores cerrada con candado… ¡No tiene perdón de Dios!”.

 

Así lo confirmaron a CCNEsNoticias un grupo de extrabajadores de ese centro de salud ubicado en la ciudad de Barcelona, capital del estado Anzoátegui -quienes pidieron preservar sus identidades por temor a represalias-, y que a través de testimonios e imágenes denunciaron que desde al menos el mes de febrero de este año, la Clínica Virgen de La Candelaria -como se conoce actualmente-, no está funcionando, a pesar de contar con costosos equipos de última generación con los que médicos y enfermeras -actualmente despedidos-, llegaron a atender 4 mil pacientes mensualmente.

 

  • EL DATO: La Clínica de los Trabajadores, inaugurada el año 2014 por el entonces gobernador de esa entidad, Aristóbulo Istúriz, tuvo una inversión de 70 millones de bolívares -equivalentes a 926 mil dólares para el tipo de cambio de la época-, y ofrecía servicios de cardiología, ginecología, obstetricia, cirugía, traumatología, otorrino, gastroenterología, pediatría, pediatría especializada y nefrología infantil, entre otros

 

CLÍNICA BAJO CANDADO Y HOSPITALES COLAPSADOS

Al primero de abril, en el estado Anzoátegui se habían reportado de forma oficial 2.849 casos de la COVID-19, mientras los dos hospitales centinelas de la entidad, según un boletín de prensa de esa gobernación que se conoció el pasado lunes 29 de marzo, “tienen ocupación máxima”: “El Hospital Dr. Luis Razetti de Barcelona tiene 73 personas hospitalizadas con covid, mientras que el Hospital Felipe Guevara Rojas de El Tigre, tiene 18”.

 

 

El gobernador Antonio Barreto Sira publicó en su cuenta de la red social Twitter una inspección que hizo a la Clínica de los trabajadores el 19 de junio de 2018… ¿Cuándo hará una nueva inspección?

 

Ante ese caos, resulta inexplicable que la administración del gobernador Barreto Sira mantenga cerrada la Clínica de los Trabajadores, de acuerdo a la opinión del grupo de denunciantes, que además detalló los equipos que allí se encuentran y que están bajo riesgo de perderse debido a la desidia del ejecutivo regional.

 

Y es que además del ya referido equipo de radiología “totalmente operativo”, revelaron que hay “modernas unidades de ultrasonido para cada uno de los servicios de pediatría, ginecología y cardiología, que tampoco se usan”.

 

Añadieron que también está abandonado “un equipo intensificador de imágenes, que es para hacer intervenciones de cardiología, traumatología y cirugía general”, el cual está específicamente en el área de quirófanos, donde además “hay dos máquinas de anestesia, de las más costosas y de última generación”.

 

Otra arista del inventario de la maquinaria médica que ahora mismo se encuentra “a la buena de Dios”, es un equipo de esterilización, “que ni siquiera llegó a instalarse, y que esteriliza instrumentos médicos en frío y en caliente, que es lo más moderno que hay”. Sobre este caso, los denunciantes explicaron que “los hospitales que están bajo la tutela de la Gobernación del estado Anzoátegui no tienen equipos de esterilización, por lo que ese procedimiento deben realizarlo en centros de salud privados… ¿por qué se llegó a eso? ¿Acaso si se pone en funcionamiento ese equipo que está en la Clínica de los Trabajadores ‘se le cae’ el negocio a alguien?”

 

Igualmente, los denunciantes deploraron el hecho de que el laboratorio, “el cual llegó a prestar servicios para otros centros de salud de la entidad, hoy está desmantelado”, mientras que las tres áreas de emergencias que contaban con 19 camas “ya no existen”.

 

Bajo candado y sin explicaciones oficiales del cierre la Clínica de los Trabajadores

 

LO QUE SERÍA EL MOTIVO DEL CIERRE

Interrogados sobre los aparentes motivos que habría tenido la Gobernación de Anzoátegui para cerrar ese centro de salud, los extrabajadores apuntaron a que se trataría de una diatriba política, debido a que al ser una obra inaugurada bajo la administración chavista, el gobernador que es una ficha de Acción Democrática (AD), ya se lanzó hacia la búsqueda para su reelección en los comicios regionales previstos para realizarse este año, por lo que “no le convendría” que sus rivales saquen provecho electoral de un logro que podría no serle reconocido a su gestión.

“Antonio Barreto Sira, con su ambición política, ha demostrado que no le interesa la salud del pueblo, lo único que sí le interesa es mantenerse en el poder a costa de lo que sea, incluso de la vida de ese pueblo que votó por él”, manifestaron finalmente los denunciantes.

 

A CONTINUACIÓN, LAS IMÁGENES DE LOS EQUIPOS Y COSTOSAS INSTALACIONES CERRADAS DE LA CLÍNICA DE LOS TRABAJADORES:

Quirófanos abandonados y a oscuras

 

Vista de un quirófano que podría estar operativo con una costosa máquina de anestesia y equipo concentrador de oxigeno

 

Ecógrafos obstétrico y de cardiología abandonados

 

Ecógrafo general e infantil y equipo de radiología multiposición que están operativos y también abandonados

Esterilizadores, uno en caliente de gran capacidad y otro en frío que no han sido instalados
Sala para atender pacientes con enfermedades respiratorias que también permanece clausurada

Hay un “cementerio” de camas clínicas prácticamente sin estrenar “arrumadas” en la sala de recuperación

 

Sala de espera cerrada sin lo más importante: los pacientes

 

 


Loading Facebook Comments ...