¿Está amenazada la seguridad de la nación venezolana?

Por Franklin González*

 

“Nosotros estamos alertas, en perfecta unión cívico – militar, y todo aquel que ose profanar el sagrado suelo de la Patria, conocerá el valor de las soldadas y soldados de Bolívar, quienes tal como lo hicieron en Pantano de Vargas, Boyacá y Carabobo cuando fundaron Colombia, volverán a tomar las armas para dar una respuesta oportuna y decidida en defensa de su libertad, soberanía e independencia” (G/J Vladimir Padrino López).

 

Nuestra respuesta es afirmativa y quien más nos amenaza la llamamos con mucha frecuencia “hermana república vecina”.

Entendiendo que llamarla así es parte de la “Diplomacia de paz”, uno de los instrumento de la política exterior venezolana, no está de más recordar que los escorpiones abundan y se anidan en las “mejores familias” y no necesariamente se inmolan con la rana. Recordemos siempre sus palabras “Lo siento ranita. No he podido evitarlo. No puedo dejar de ser quien soy, ni actuar en contra de mi naturaleza, de mi costumbre y de otra forma distinta a como he aprendido a comportarme”. Cualquier semejanza con la realidad no es pura casualidad.

Vladimir Padrino López

Veamos.

El 18/02/2021, el vicepresidente sectorial de Soberanía Política, Seguridad y Paz y Ministro del Poder Popular para la Defensa, G/J Vladimir Padrino López, afirmó que Venezuela está de pie para garantizar la estabilidad, independencia e integridad territorial, ante cualquier agresión al territorio venezolano que se promueva desde de Colombia, por lo que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB)  está desplegada en defensa de la soberanía.

Mediante un comunicado, el General en Jefe Padrino López denunció los planes conspirativos contra la República generados desde el gobierno de Iván Duque. Destacó que el pasado 31 de enero preparaban un nuevo acto terrorista para atentar contra la Asamblea Nacional (AN), lo que se sumaa la larga lista de agresiones auspiciadas por la administración neogranadina, la cual se comporta como un gran campamento paramilitar que amenaza a la región entera y a sus propios ciudadanos”.

Ante las denuncias hechas por Duque en el sentido que el territorio venezolano sirve de aposento a la guerrilla colombiana, respondió que el Gobierno Bolivariano solo ha intervenido en el conflicto de ese país como mediador, a solicitud del propio Gobierno colombiano, con la finalidad de buscar la solución pacífica entre las partes.

Iván Duque

El Ministro para la Defensa venezolano denunció que el gobierno de Iván Duque ha decidido convertirse en un permanente centro de conspiración en contra el país. “Desde allí se ha organizado un continuo y descarado injerencismo, atroces intentos de magnicidio e incursiones armadas en las costas venezolanas bajo contratos mercenarios; estas últimas, precisamente en momentos cuando las instancias internacionales pedían un cese de hostilidades debido a la COVID-19”.

También denunció ante la comunidad internacional, la vil actuación de la Dirección Nacional de Inteligencia de Colombia, que en coordinación con la CIA y la DEA, tratan de captar, mediante sobornos y amenazas, a nuestros profesionales militares, en búsqueda de información sobre el nivel de apresto operacional, así como para sustraer o inutilizar sistemas de armas estratégicos, equipos, partes y repuestos; tentativas que han resultado infructuosas a razón de su elevada moral, dignidad y patriotismo, aunado a un efectivo sistema de contrainteligencia militar. Este modus operandi, ha dejado profundas heridas en la hermandad que desde hace siglos ha existido entre ambos pueblos y sus instituciones.

El diagnóstico está hecho. Nuestro país tiene su seguridad nacional amenazada. Por tanto, es necesario activar todos los mecanismos de defensa.

Seguridad y Defensa

La Seguridad según la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999), queda definida en su artículo 322, así:

“La seguridad de la Nación es competencia esencial y responsabilidad del Estado, fundamentada en el desarrollo integral de ésta y su defensa es responsabilidad de los venezolanos y venezolanas; también de las personas naturales y jurídicas, tanto de derecho público como de derecho privado, que se encuentren en el espacio geográfico nacional”.

Y la Defensa de la Nación, que tiene como propósito preservar la continuidad de la vida social y protegerla ante los diversos peligros y amenazas, en la Ley Orgánica de Seguridad de la Nación, se define, en el artículo 3, como:

“Conjunto de sistemas, métodos, medidas y acciones de defensa, cualesquiera sean su naturaleza e intensidad, que en forma activa formule, coordine y ejecute el Estado con la participación de las instituciones públicas y privadas, y las personas naturales y jurídicas, nacionales o extranjeras, con el objeto de salvaguardar la independencia, la libertad, la democracia, la soberanía, la integridad territorial y el desarrollo integral de la Nación”.

La seguridad y su defensa se ejecutan a través del principio de corresponsabilidad que se establece en el artículo 326, con sus respectivos ámbitos:

“La seguridad de la Nación se fundamenta en la corresponsabilidad entre el Estado y la sociedad civil, para dar cumplimiento a los principios de independencia, democracia, igualdad, paz, libertad, justicia, solidaridad, promoción y conservación ambiental y afirmación de los derechos humanos, así como en la satisfacción progresiva de las necesidades individuales y colectivas de los venezolanos y venezolanas, sobre las bases de un desarrollo sustentable y productivo de plena cobertura para la comunidad nacional. El principio de la corresponsabilidad se ejerce sobre los ámbitos económico, social, político, cultural, geográfico, ambiental y militar”.

Por tanto, la Seguridad de la Nacional venezolana responde a una decisión soberana del pueblo venezolano.

Acciones de defensa

En consonancia con esos principios de seguridad y defensa, se debe:

Plantear las acciones de defensa a desarrollarse para garantizar la seguridad de la nación venezolana en los ámbitos amenazados

  1. a) En el ámbito económico:

En este el ámbito económico se observa en la frontera el contrabando de productos de todo tipo: alimenticios, combustibles, lubricantes, cauchos, insumos médicos entre otros, extraídos ilegalmente de la República Bolivariana de Venezuela para Colombia, producto de la alza criminal de la tasa de cambio del Bolívar frente al dólar norteamericano, inducido a través de páginas publicadas en las diversas redes sociales con servidores y direcciones IP en territorio colombiano y norteamericano.

Lo anterior ha generado permanentemente la devaluación de nuestra moneda y una hiperinflación inducida acompañada del deterioro del aparato agroindustrial y comercial de todo el país, así como de los salarios e ingresos de las trabajadores venezolanos

Por tanto, es necesario:

-Combatir el contrabando de todos los productos, en particular la gasolina y otros que diariamente se trasegan hacia Colombia.

  1. b) En el ámbito social

En nuestro país habitan una cantidad de colombianas y colombianos. La cifra oficial habla de 5 millones cedulados y que gozan prácticamente de los mismos beneficios y subsidios que el gobierno bolivariano otorga a los venezolanos en salud, educación, vivienda y alimentación (a través de los Clap).

Por tanto y sin estimular prácticas chovinistas o xenófobas:

-Las prioridades de las misiones sociales en todos los ámbitos debe ser la familia venezolana, máxime en las actuales circunstancias.

  1. c) En el ámbito político

En este ámbito la oligarquía Colombia, desconocen nuestro ordenamiento jurídico y la voluntad popular de nuestro país, y de forma arbitraria, deliberada e injerencista desconocen al Presidente Nicolás Maduro Moros y las autoridades legítimamente electas y las instituciones públicas del Estado venezolano legalmente designadas.

Y no conteste con esto, le dan reconocimiento a un diputado que se autojuramentó como presidente en una plaza pública y que se ha convertido en un pelele al servicio del gobierno de Estados Unidos y un subastador de bienes de la nación.

Por tanto:

-Se debe arreciar la campaña internacional contra este desconocimiento de nuestro ordenamiento jurídico y de la voluntad popular, a través de todas las instituciones del país, por ejemplo la Asamblea Nacional, y por intermedio de todas nuestras embajadas y consulados que existan en el mundo,

-Lograr pronunciamientos de movimientos sociales y de gobiernos que respeten el derecho público internacional y la voluntad soberana del pueblo venezolano expresado en las elecciones.

  1. d) En el ámbito cultural

Este ámbito relacionado con la vestimenta, creencias, lo culinario (platos típicos), las tradiciones, las bebidas, la música y en general con la ontología del venezolano.

En ese sentido, se debe afirmar, con alarma y preocupación, que en la frontera colombo-venezolana, la música que se escucha, preponderantemente, es la colombiana, en particular el vallenato.  Se confunde con frecuencia el origen de la comida y los medios radiales que son más difundidos son los que provienen del lado neogranadino.  El peso colombiano circula libremente.

En el resto de país se encuentran comportamiento y prácticas que no son cónsonas con la historia y ontología del venezolano y que se han desarrollado en la criminalidad, como por ejemplo, secuestros exprés, sicariato, descuartizamiento de cuerpos, paramilitarismo.

Por tanto:

-Trabajar para nuestros medios (televisoras del Estado, CANTV y Movilnet), tengan presencia con sus señales en la frontera común,

-Estimular la identidad venezolana en esa frontera, comenzando por los valores patrios, monetarios, musicales, culinarios.

-Combatir con todo el peso de la ley las prácticas de la criminalidad que no son propias de nuestro ser venezolano.

Todas estas acciones en este ámbito, se enmarcan en lo que el Plan de La Patria 2019-2020, establece como:

-“Fortalecer, ampliar y proteger la infraestructura de comunicaciones en espacios fronterizos, con plena presencia nacional”,

-“Desarrollar una plataforma de Estado y regulaciones especiales para garantizar la información, comunicación e identidad nacional en los corredores fronterizos”,

-“Fortalecer la conciencia y la organización del pueblo venezolano tanto en su dimensión sectorial como territorial, a los fines de garantizar la defensa integral de la Patria”.

  1. e) En el ámbito geográfico y ambiental

Entre Venezuela y Colombia las fronteras están marcadas por grandes y pequeños ríos que separan los países. El hecho de compartir 2.219 kilómetros de fronteras es natural o relativamente común que sus habitantes por razones de trabajo, de negocio o de consumo, aprovechando la situación cambiante de la economía de ambas naciones, crucen de un país al otro y se confundan en las fronteras, sin generalmente prestar mayor atención a las normativas de sus naciones.

A lo anterior debe agregarse los litigios fronterizos pendientes y, ahora, la posición de enemistad e injerencista del gobierno de Iván Duque, todo lo cual constituyen amenazas a nuestra seguridad en estos ámbitos.

Por tanto:

-Se debe Incrementar y reforzar de forma permanente los controles migratorios en esa frontera.

  1. f) En el ámbito militar:

Colombia se ha convertido en la “punta de lanza” para el ataque multiforme y la “guerra hibrida” que desde el gobierno actual de los Estados Unidos se desarrolla contra la Seguridad de la Nación venezolana y la revolución bolivariana. Aposenta en su seno 7 bases militares gringas y es miembro invitado de la OTAN.

Por tanto, es necesario:

-Reforzar la presencia militar y los ejercicios cívico militar del lado venezolano en la frontera común.

-Consolidar la unión cívico-militar en la frontera.

  1. h) Las redes sociales

Un ámbito no contemplado en la CRBV pero que está operando fuertemente contra la seguridad de nuestro país es el relacionado con el papel que hoy están jugando las redes sociales y en particular la campaña de Fake news que diariamente circulan sobe la revolución bolivariana.

Esas redes sociales debemos utilizarlas en las estrategias de defensa y contra ofensivas, pero hay que estar conteste que Venezuela se ha convertido en un espacio/lugar sobre la cual se desarrollan las posverdades, particularmente en su versión de Fake news, para mentir ante el mundo y el pueblo venezolano en relación con la revolución bolivariana, sus grandes logros internos y los aportes a la integración de pueblos de nuestro continente y de otros lugares del mundo.

Recordar que las redes sociales, sobre todo las que responden a los servicios de inteligencia de los Estados Unidos, son hoy por hoy el principal medio o instrumento de información y/o comunicación, pero también se han convertido en un actor internacional que ha servido para derrocar gobiernos no afectos a la política imperial.

Saber enfrentar la proliferación de Fake news, debe ser parte de la agenda en la batalla comunicacional. Eso permitirá tener elementos de peso para saber por dónde defender nuestro proceso y por dónde contrarrestar a nuestros atacantes.

De allí que debe pasarse a la ofensiva en la guerra comunicacional internacional. Por tanto, basado en lo que establece el Plan de la Patria 2019-2020, es necesario:

-Democratizar y blindar el uso de las redes sociales para garantizar un proceso de comunicación auténticamente libre y responsable,

-Desarrollar plataformas alternativas y soberanas de redes sociales.

-Desarrollar el uso del ciberespacio como tema estratégico de soberanía y seguridad nacional, en cualquier acción de injerencia o guerra psicológica contra el Pueblo,

De allí que sea crucial:

-Tener información permanente sobre la cantidad de mentiras que se difunden por las redes sociales sobre lo que acontece en nuestro país y, particularmente, sobre la acción diaria que ejecuta el gobierno bolivariano.

-Lograr que los algoritmos reconozcan los contenidos de la revolución bolivariana como relevantes,

-Entender las lógicas de la viralización y en este sentido combatir los Fake news pero sin contribuir a su propagación,

-Construir cámaras propias de eco. En este sentido, lograr posicionar una realidad: nuestro país está sometido a una guerra.

-Formar cuadros en este terreno de lo tecnológico-informacional,

-Revalorar la comunicación directa.

Conclusión.

Colombia:

– está sosteniendo gran parte de su estructura económica de esa guerra indirecta que nos hace: se lleva los productos esenciales de la dieta diaria del venezolano, se apropia de gran parte de nuestro combustible, destroza nuestra moneda imponiendo un modelo de cambio de divisa en la frontera que encarece terriblemente todo lo nuestro.

-impone el terror con bandas paramilitares, mediante el secuestro, el sicariato y toda una estructura que facilita el traslado de la droga que produce ese vecino hacia EEUU.

-presta su territorio para persistir en una guerra de desgaste, de ruina total de nuestro país, mientras sigue viviendo de ese crimen y de nuestra destrucción.

-está a la ofensiva mediática buscando siempre un excusa, como la de que en territorio de Venezuela se encuentran grupos disidentes de las FARC y del ELN, para continuar con su política de servilismo al  amo del norte.

-basado en la campaña anterior envía “mensajes de amenazas de invasión” haciendo referencia a la creación de unidades élite.

-ha aplicado la geopolítica de la inmoralidad con el traslado hacia las fronteras de nuestro país de connacionales infectados con el Covid-19.

Así que no olvidemos nunca cómo actúan los escorpiones y que Venezuela no es una rana sino un erizo como la llamó Simón Bolívar el 4 de abril de 1827, en carta que le dirigió al General José Antonio Páez.

Así que alerta máxima.

 

*Franklin González, Sociólogo, Doctor en Ciencias Sociales, ex director de la Escuela de Estudios internacionales de la UCV, profesor de postgrado en varias instituciones nacionales y analista nacional e internacional.


Loading Facebook Comments ...