¡ELECCIONES REÑIDAS EN BOLIVIA! Todos contra Evo Morales, ¿pero qué dicen las encuestas?

Por: Madrid Cienfuegos M.

 

En Bolivia, se dará el 18 de octubre 2020, la cita electoral, donde 7,3 millones de ciudadanos tendrán que elegir al presidente, vicepresidente e integrantes del poder legislativo; dichas elecciones que en principio fueron pautadas para el 03 de mayo, tuvieron que ser pospuestas debido a la pandemia del Covid-19. Ahora bien, en el último día permitido por las autoridades electorales para la difusión de encuestas, el candidato que va punteando en las mismas, es Luis Arce, del Movimiento al Socialismo (MAS, partido de Evo Morales) con 42,2%, en segundo lugar, Carlos Mesa del partido Comunidad Ciudadana (partido de la actual presidenta de Bolivia, Jeanine Añez) con 33,1%, y en tercer lugar, Fernando Camacho (Alianza Creemos) con 16,7%; les siguen con porcentajes menores, Chi Hyung Chung con 3,7%; Tuto Quiroga con 2,8% (se retiró por no tener posibilidades de ganar, y evitar que gane el partido de Evo Morales en la primera vuelta), María Baya 0,8% y Feliciano Wamani con 0,7%.

La ley electoral boliviana precisa que para proclamar un candidato presidencial ganador en la primera vuelta debe obtener el 50 por ciento más uno de los votos, o un mínimo del 40 por ciento de los sufragios válidos y una diferencia de al menos 10 puntos porcentuales respecto al segundo aspirante.

Cabe destacar, que de acuerdo a la mayoría de las encuestas, aunque el candidato del partido de Evo Morales, tiene una ventaja sobre Carlos Mesa, ese porcentaje no le daría el triunfo y tendría que medirse en una segunda vuelta con su más cercano contendor, el próximo 29 de noviembre. 

Ahora bien, de no haber un ganador en la primera vuelta, y el resultado de ambos candidatos, sea muy cerrado, el panorama político en Bolivia, no pinta muy bien, ya que el MAS, ha manifestado que ganará estas elecciones, y de no ser así, es debido al fraude cometido por el gobierno. En este sentido, las palabras refrendadas por Evo Morales desde su exilio en Argentina, así lo revelan: “Saben que vamos a ganar las elecciones y la oposición buscará evitar el triunfo de Luis Arce por golpe o fraude. Por eso hay que ganar por amplia diferencia”. 

Luis Arce

 

De ir a una segunda vuelta, quizás los representantes de los demás partidos pudieran unirse para hacerle frente al candidato Luis Arce, y evitar que el partido de Evo Morales se monte de nuevo en el poder. Por otra parte, si la contienda electoral favoreciera al candidato Carlos Mesa, pudiera gritarse fraude, como igual ocurrió en las pasadas elecciones del 2019, y ocurrir fuertes protestas, pero por parte de la población que apoya al partido de Evo, especialmente la de estratos indígenas. En este sentido, la presidenta interina, expresó: “Estamos poniendo todos nuestros esfuerzos, estamos ayudando y estamos garantizándole al país que vamos a tener elecciones limpias y transparentes, no vamos a permitir que los violentos del pasado quieran o intenten volver a convulsionar el país”. 

         

En cuanto a los dos principales candidatos que más opciones tienen de ganar, está Luis Arce, quien es economista y político de 57 años, es el gran heredero del MAS. Estuvo al lado de Evo Morales desde que llegó al poder en 2006. Fue ministro de Economía durante sus tres mandatos. Mientras que Carlos Mesa, es periodista, historiador y fue vicepresidente del Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, uno de los más polémicos del país. Su cargo le permitió llegar a ser jefe de Estado, cuando Sánchez de Lozada renunció y huyó a Estados Unidos en 2003. Pero las intensas protestas lideradas por Evo Morales y el poco apoyo del Congreso hicieron que renunciara tan solo un año y siete meses después.

Hay que acotar, que el año pasado Bolivia pasó por intensas protestas, con saldo de muertos y heridos, luego que Evo Morales resultara ganador en unas elecciones tildadas de fraudulentas (tenía 14 años en el poder y aspiraba un 4to mandato), las Fuerzas Armadas y policiales presionaron su renuncia y horas después, el primer presidente indígena estaba dimitiendo a su cargo y volando hacia México, donde denunció un golpe de Estado. Automáticamente, Jeanine Áñez, una desconocida en la política boliviana, se convirtió en la segunda mujer presidenta de Bolivia por sucesión constitucional. Y, precisamente en esas elecciones, el actual candidato Carlos Mesa, llegó en segundo lugar. 

El que resulte ganador, tendrá que hacer frente a serios problemas que tiene el país, como la reactivación económica, mejorar el sistema sanitario, la reinstitucionalización del sistema democrático y la pacificación del país, el cual está sumamente polarizado.


Loading Facebook Comments ...