Protestas por precarios servicios públicos en Yaracuy son respondidas por el Gobierno de Maduro con cinco detenidos y cinco heridos

  • Habitantes de las localidades de Nirgua y Sabana de Parra, en el estado Yaracuy, salieron por tercer día consecutivo a las calles para reclamar mejores servicios entre ellos los de agua potable y gas doméstico, dijo a la AFP Marino Alvarado

 

Agentes de seguridad dispersaron protestas contra los deficientes servicios públicos en dos localidades de Venezuela con saldo de cinco manifestantes detenidos y cinco heridos, dijeron el viernes oenegés y opositores.

 

Habitantes de las localidades de Nirgua y Sabana de Parra, en el estado Yaracuy, salieron por tercer día consecutivo a las calles para reclamar mejores servicios entre ellos los de agua potable y gas doméstico, dijo a la AFP Marino Alvarado, activista de la ONG Provea, defensora de derechos humanos.

 

La policía de Yaracuy y la Guardia Nacional actuaron “haciendo uso excesivo de la fuerza” contra los manifestantes, dijo el activista.

 

“Esta es la respuesta a las protestas pacíficas de trabajadores y vecinos” en Nirgua, tuiteó el independiente Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), difundiendo un video en el que ve a dos uniformados arrastrando a un hombre por el asfalto, flaqueados por otros uniformados con armas largas, mientras los lugareños corren alrededor.

El diputado opositor por Yaracuy, Biaggio Pilieri, difundió en Twitter un video que muestra un manifestante de Nirgua gritando “¡El pueblo unido, jamás será vencido!” frente a agentes de seguridad. Momentos después, se escuchan dos detonaciones y termina la grabación.

Provea contabiliza cinco detenidos y otros cinco heridos, dijo Alvarado, sin precisar detalles sobre la gravedad de las lesiones.

 

 

De momento, las autoridades no se han pronunciado.

 

Las protestas ocurren en medio de una cuarentena imperante desde marzo para combatir el covid-19 en Venezuela, con 70.406 casos confirmados y 581 fallecidos, según cifras oficiales.

 

Aunque las manifestaciones políticas han perdido fuerza, la crisis social se ha agudizado con la pandemia, sostiene el OVCS.

 

Dicha organización documentó este viernes más de cuarenta manifestaciones “principalmente cierres de calle y concentraciones” en 17 de las 24 entidades del país, escribió en Twitter, adjuntando imágenes de grupos pequeños de manifestantes sosteniendo pancartas con mensajes como “queremos agua” y “el pueblo sin gasolina”.

Alvarado asegura que, desde hace dos semanas, se han incrementado las protestas “relacionadas principalmente con servicios públicos”.

 

En Venezuela, según el OVCS, se produjeron más de 4.000 protestas durante el primer semestre de 2020, la mayoría en exigencia de derechos básicos como alimentación o mejoras de servicios públicos. Han dejado más de un centenar de detenidos, varias decenas de heridos y cuatro fallecidos.

 

El país caribeño atraviesa la peor crisis de su historia reciente, con servicios colapsados y una recesión encaminada a su séptimo año. En el interior de Venezuela, la escasez de gasolina es crónica y hay constantes cortes de electricidad que pueden durar días.

 

-con información de AFP


Loading Facebook Comments ...