Comenzó el Año escolar venezolano 2020-2021: Sin herramientas básicas la educación a distancia está condenada al fracaso

  • Nicolás Maduro y el ministro Aristóbulo Istúriz ratificaron para hoy el inicio de clases bajo la modalidad de educación a distancia y todo lo pintaron muy bonito, pero la realidad es distinta.
  • *La mayoría de los hogares de una Venezuela sumergida en la pobreza no cuenta con una computadora, a lo que se suma el precario servicio de Internet, los constantes apagones y la falta de gasolina

 

Por ALFREDO CONDE

 

Quienes prestaron atención a lo que dijeron Nicolás Maduro y su ministro de Educación, Aristóbulo Istúriz, a través de VTV la noche de este martes, tienen que tener bien claro que a partir de este 16 de septiembre nada de “maravilloso”, como afirmaron, tendrá el inicio del Año Escolar 2020-2021.

“Se abren las escuelas y liceos, y en su momento las universidades, para que padres y madres con los alumnos puedan ir a conocer al maestro, a la maestra, y estos puedan entregarles materiales educativos y pedagógicos y puedan establecer relaciones más estrechas a través del WhatsApp, redes sociales, para las clases por Internet, por videos, televisión educativa. ¡Esto va a ser maravilloso!”, dijo Maduro. 

El cinismo es lo único que resalta de esa declaración, porque la educación a distancia ya fracasó en el país durante este año de pandemia, como han señalado los propios educadores, y lo peor es que no existe el más mínimo elemento o indicio que permita siquiera pensar que algo ha cambiado.

 

El ministro de Educación del régimen, Aristóbulo Istúriz, ha mantenido sus oídos sordos ante las exigencias de los docentes.

 

LAS NOTICIAS MALAS

Lamentable, es la realidad. Los factores negativos que provocaron ese fracaso, lejos de ser eliminados se han acentuado. Veamos: la mayoría de los hogares de una Venezuela sumergida en la pobreza no cuenta con una computadora, a lo que se suma el precario o inexistente servicio de Internet y a los constantes apagones en todo el territorio nacional, así como a la falta de gasolina.

Cabe señalar que en el ranking de velocidad elaborado y publicado en enero de este año por SpeedTest, Venezuela ocupa el puesto 173 para superar solo a Turkmenistán en lentitud a nivel mundial. Cuba, incluso, está por encima de Venezuela en la velocidad de su Internet. Esto solo demuestra la desinversión y la precaria situación del sector telecomunicaciones del país. 

Además, según varios estudios, 42% de los hogares venezolanos tienen computadoras y 57% posee acceso a Internet, aunque el servicio para más del 35% es en extremo deficiente. Esto es principalmente en las ciudades. porque en las zonas rurales el servicio es muy escaso.

Maduro e Istúriz, por cierto, no hablaron de ello, de lo qué pasará en las zonas rurales con la educación a distancia bajo estas condiciones. 

Por otro lado, el solo anuncio que desde “el 5 de octubre abrirán las escuelas y liceos para que sirvan de centros de asistencia pedagógica para padres y alumnos”, debe haberles causado terror, al igual que a los docentes, porque en Venezuela como señalamos tampoco hay gasolina y es muy pobre el transporte público, al cual hay que pagar en efectivo en tiempos en que el dinero es insuficiente, porque el bolívar soberano está en vías de extinción. 

 

 

Nicolás Maduro pinta muy bonito la educación a distancia, pero la realidad es completamente opuesta.

 

Visto de esa manera, la medida obliga a los docentes a asistir a los planteles educativos a gastar el poco dinero que ganan para esperar a los alumnos y representantes, que a lo mejor no acudirán, pues también están en perecaria situación económica y pasando las mismas penurias. Y ojo, no podemos pasar por alto el riesgo de contagio de la COVID-19 en que se encontrarían a cuenta de nada en las unidades de transporte.

En este punto, nos preguntamos: ¿Por qué Maduro e Istúriz siguen sin dar respuestas a las justas exigencias de aumento salarial para los docentes, quienes viven de manera paupérrima? ¿Por qué no hablan de incentivos para ellos frente a la terrible crisis que vivimos? Estos trabajadores bastante tuvieron que sacar de sus bolsillos desde marzo para poder cumplir con su trabajo, solo por la falta de Internet en sus hogares, por ejemplo. No digan que en la tal encuesta que realizaron nadie asomó nada de eso, aunque no se lo preguntaran.

 

NOTICIA BUENA: EL PACTO UNITARIO

Pero para los educadores no todo es negativo.  El inicio de esta semana trajo consigo el anunció de que la legítima Asamblea Nacional y sectores democráticos conformaron un Pacto Unitario por el rescate de la educación, el cual plantea un bono para los docentes.

En efecto, la Subcomisión de Educación de la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional, la Comisión de Educación del Plan País, partidos políticos de la unidad democrática, académicos, gremios y sindicatos de educación acordaron conformar una alianza nacional que denominaron, “Pacto Unitario por el Derecho a una Educación Democrática  y de Calidad en Venezuela”, que tiene como objetivo fundamental, elaborar los lineamientos de un plan de rescate de la educación democrática y de calidad en Venezuela, y otorgar de manera inmediata de un bono humanitario para sector educativo.

La presidenta de la Sub Comisión de Educación, la diputada por el estado Lara, Bolivia Suárez, el diputado Rafael Veloz y el Coordinador de Educación del Plan País José Manuel Bolívar, acompañados de parlamentarios, representantes políticos y sindicatos del sector educativo, presentaron, en rueda de prensa vía online, el Pacto Unitario para el rescate de la Educación.

Suárez explicó que en la conformación de este pacto destaca, entre otras cosas, a corto plazo realizar una bonificación humanitaria para el sector educativo, “que se encuentra deprimido, que no tiene para alimentar a su familia y cubrir los gastos más elementales para vivir decentemente”.

“El pacto unitario plantea ejecutar acciones que garanticen los derechos humanos, de salud y laborales de los docentes y trabajadores del sector, en un tiempo perentorio a determinar por esta instancia y proponerlo a la Asamblea Nacional para que sea aprobado en plenaria de manera inmediata”.

Informó que el pacto plantea discutir, diseñar y aprobar una política del sector, que garantice la educación de calidad. “Revisar el marco jurídico e institucional actual de la educación en Venezuela con miras a impulsar una nueva Ley de Educación, ajustada a la modernidad y adelantos en materia educativa”.

 

La diputada Bolivia Suárez recordó la precariedad en que viven los docentes que carecen de salarios dignos, no gozan de seguridad social y no cuentan con recursos para la manutención de sus familias.

 

 

UN PACTO CON SÓLIDO RESPALDO

Bolivia Suárez mostró la solidez del pacto, al decir que el documento fue firmado por más de 135 organizaciones políticas y de la sociedad civil, reafirmando ante el país la decisión de no participar en el fraude del 6D y transitar una ruta de lucha común para la salvación de Venezuela. 

Suárez afirmó que la educación venezolana toco fondo, que la crisis humanitaria compleja se tornó en una gran catástrofe a nivel nacional. “Es evidente el deterioro de las infraestructuras educativas, que  no cuentan con los servicios fundamentales de agua, electricidad y conectividad a Internet, para desarrollar actividades de formación y aprendizaje a distancia”.

Destacó que a este panorama se suma la precariedad cómo viven los docentes que carecen de salarios dignos, no gozan de seguridad social, no cuentan con recursos para la manutención de sus familias, por lo que se hace imposible iniciar las clases de forma presencial.

Aseguró que frente a esta situación precaria del sector educativo es que el usurpador Maduro, excusándose en la COVID-19 como “mampara de su incapacidad”, anunció que no habrá clases presenciales hasta el mes de enero de 2021, desde preescolar hasta universitaria. 

Por su parte el coordinador de Educación del Plan País, José Manuel Bolívar, indicó que es importante entender el contexto en el que se está firmando este Pacto Unitario por el rescate de la Educación en Venezuela. Fundamentalmente por la pandemia mundial de la COVID-19. “Vemos países que han implementado plataformas, estrategias para poder garantizar la educación en medio de la pandemia. Mientras, Venezuela se encuentra en un contexto en que la educación está destruida. La profesión del maestro ha sido destruida, no solo económicamente, también en lo social y en su desarrollo, en su profesión. 8 millones de niños hoy se ven afectados por este desmantelamiento escolar”.

 

Vemos países que han implementado plataformas, estrategias para poder garantizar la educación en medio de la pandemia. Mientras, Venezuela se encuentra un contexto en que la educación está destruida. La profesión del maestro ha sido destruida, no solo económicamente, también en lo social y en su desarrollo, en su profesión”.

 

Precisó que por este drama educativo en Venezuela las organizaciones democráticas firmaron este pacto, que permitirá trabajar en conjunto para construir un sistema educativo de calidad. “Este es un pacto a largo plazo porque los procesos educativos no se construyen de la noche a la mañana.

“Estamos convencidos en trabajar en conjunto, no solamente para rescatar la democracia en Venezuela, sino para devolver al maestro al sitio, al eje central que se merece la sociedad venezolana, a su desarrollo profesional, a su valoración social y económica, que el maestro sea capaz de tener una vida de calidad”.

Mientras, el presidente de la Federación Venezolana de Maestros Edgar Enrique Machado, en representación del gremio, dijo que no están dadas las condiciones para iniciar un año escolar en el sector público ni presenciales, ni vía online. “Hay maestros que reciben un sueldo de 660 bolívares, mensuales, el docente que más gana recibe 750 Bolívares que sería el sueldo base”.

Calificó de un caos la situación que vive la educación venezolana. “Tenemos 18 años con instituciones que se nos están cayendo, los servicios eléctricos y agua no llega al 100% de las instituciones. El año escolar que acaba de terminar, finalizó con muchas debilidades, muchos alumnos no se lograron comunicar con los docentes y aún así fueron promovidos a un nivel superior”.

Celebró la iniciativa del Pacto Unitario para el rescate de la educación y advirtió que los docentes no están dispuestos a comenzar un nuevo año escolar con toda la situación que han venido enfrentando los educadores este año.

“El 90% de los educadores no tienen teléfonos inteligentes, el servicio de internet en Venezuela es el más lento de Latinoamérica, por tal motivo hacemos un llamado a padres y representantes que entiendan que para tener una educación de calidad tenemos que tener docentes que estén bien remunerados, instituciones funcionando, servicio de CANTV que funcione en todo el territorio nacional y un servicio eléctrico estable, pues hay regiones que pasan hasta 12 horas diarias sin luz”.

Finalmente, el diputado Veloz manifestó que este Pacto Unitario, no debe quedar con la firma de las organizaciones, sino que se vaya ampliando y que el cambio político debe tener el apoyo de cada uno de los sectores que hacen vida en el país. Porque para salir de esta crisis es necesario instaurar un gobierno de Emergencia Nacional y salir de Nicolás Maduro.

“El país requiere expresarse. La vía constitucional, el arma que tiene el venezolano dentro y fuera del país es el voto, es la presión ciudadana. Nicolás Maduro sabe que no será reconocido un fraude si pretende montar esa estafa electoral del 6 de diciembre”.

Twitter: @Alconde


Loading Facebook Comments ...