Desde un drone: así quedó Texas tras el paso del huracán Laura que ya ha matado seis personas en EEUU ( +videos y fotos)

Mientras los equipos de rescates continúan buscando sobrevivientes en las zonas afectadas por el huracán Laura, en la costa este de los Estados Unidos, imágenes captadas por un drone muestran el desastre provocado por este fenómeno climático.

Casas sumergidas, caminos inundados y campos destruidos, es el panorama en Texas luego de una de las tormentas más fuertes de la temporada, que trajo vientos de alrededor de 200 kilómetros por hora y la peligrosa marejada ciclónica, y que ya dejó al menos 6 víctimas fatales.

 

Las imágenes, captadas precisamente en la localidad de High Island, deja ver las enormes pérdidas materiales en la zona, con casi la totalidad de las viviendas inhabitables.

 

DESTRUCCIÓN CAUSADA POR “LAURA” VISTA DESDE UN DRONE

 

 

 

La policía encontró una embarcación casino que se zafó de sus amarras y golpeó un puente. En el aeropuerto local varias aeronaves quedaron volteadas, algunas encima de otras.

Más de medio millón de personas en Texas y Louisiana habían evacuado la zona, pero otros tantos no pudieron hacerlo y por ello las autoridades continúan trabajando en la zona en busca de sobrevivientes.

 

 

El Centro Nacional de Huracanes reconoció que el agua no retrocederá por varios días sobre todo en las áreas donde la marejada ingresó muy lejos de la costa.

 

Además, destacaron que los vientos peligrosos continuarán sobre el norte de Louisiana, Arkansas.

 

Peter Gaynor, administrador de la agencia de emergencias (FEMA), manifestó que la oleada resultó ser menor de lo que se había pronosticado, pero advirtió que el viento podría haber causado un daño significativo en los edificios de la zona.

 

El gobernador de Texas, Greg Abbott, instó a los ciudadanos a refugiarse en hoteles y moteles “para aislarse” y evitar contagios de coronavirus. Angela Jouett, que dirige las operaciones de evacuación en Lake Charles, Louisiana, dijo que se habían dispuesto nuevos protocolos debido a la pandemia.

 

 

 

DESTRUCCIÓN EN LUISIANA

 

El huracán Laura, considerado como uno de los ciclones más potentes en impactar Estados Unidos, recorrió Luisiana el jueves, dejando techos desprendidos, al menos seis muertos y conservando una fuerza tremenda en su sendero de destrucción cientos de kilómetros tierra adentro.

La evaluación completa de los daños causados por la tormenta de categoría 4 posiblemente tome días. Pero los reportes iniciales ofrecían esperanza de que Laura, a pesar de haber dejado vecindarios completos en ruinas y a más de 875 mil personas sin electricidad, no fue la amenaza aniquiladora que los meteorólogos temían.

 

“Está claro que no sufrimos el daño total y catastrófico que creíamos posible”, dijo el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards. “Pero sí sufrimos una enorme cantidad de afectaciones”.

 

Edwards dijo que se trata del huracán más potente en impactar Luisiana, superando incluso a Katrina, que golpeó como una tormenta de categoría 3 en 2005.

 

Los vientos máximos sostenidos de 241 km/h (150 mph) colocan a Laura como uno de los sistemas de mayor fuerza de los que se tenga registro en Estados Unidos. No fue sino hasta después de 11 horas de que tocó tierra en que finalmente se debilitó a tormenta tropical en su camino hacia el norte, donde dejó daños en Arkansas. Y para la noche del jueves, seguía siendo tormenta tropical.

 

ieran pasado por aquí. Hay destrucción en todos lados”, comentó Brett Geymann, quien no evacuó ante la llegada de la tormenta y permaneció en su casa con tres familiares en Moss Bluff, cerca de Lake Charles. Dijo que el huracán pasó encima de su casa a las 2 a.m. con el estruendo de una turbina de jet.

 

“Hay casas que quedaron completamente destruidas. Estaban aquí ayer y hoy ya no están”, declaró.

 

 

Entre las víctimas fatales están una niña de 14 años y un hombre de 68, que fallecieron después de que árboles cayeran sobre sus residencias en Luisiana, señalaron las autoridades. Un hombre de 24 años murió por envenenamiento con monóxido de carbono desprendido por un generador dentro de su casa. Otro hombre falleció ahogado cuando su bote se hundió durante la tormenta.

No se han confirmado decesos relacionados con la tormenta en Texas, lo que el gobernador Greg Abbott dijo que equivaldría a “un milagro”. El presidente Donald Trump señaló que visitaría la costa del Golfo de México este fin de semana para recorrer la zona afectada

 


Loading Facebook Comments ...