Se espera que en España las temperaturas sobrepasen los 40 grados antes que finalice agosto

El tiempo veraniego se impondrá en la mayor parte de España esta última semana entera de agosto, con cielos poco nubosos, temperaturas elevadas y alguna lluvia, y el calor intenso aguantará hasta el jueves, con más de 40 grados en zonas de Canarias, porque los termómetros se desplomarán con la llegada del fin de semana.

 

“La última semana completa de agosto se presenta con tiempo plenamente veraniego: cielos en general poco nubosos, calor y pocas precipitaciones. Hay que prestar especial atención a Canarias, donde al menos hasta el jueves las temperaturas serán muy elevadas”, resumió Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Algunas de las zonas de España más castigadas serán ciertos sectores del valle del Guadalquivir, en la hoya de Granada y en las Vegas del Guadiana; y Canarias, a lo que se le sumará el polvo en suspensión por lo que habrá que estar atentos al riesgo de incendios, que ya están castigando a algunas islas.

La predicción de la Aemet indica que los días más tórridos en ese archipiélago serán el miércoles y el jueves, sobre todo en Gran Canaria. Allí, Mogán y San Bartolomé de Tirajana podrían llegar a 43 grados, Santa Lucía de Tijarana a los 42 grados, Agüimes a los 40. Lo mismo sucede en Lanzarote, con 42 grados en San Bartolomé, y Fuerteventura, con 42 grados en Pájara y 41 en Tuineje.

Este episodio cálido se debe a la llegada de una masa de aire procedente del continente africano, que será muy cálida y cargada de calima y hará que las temperaturas asciendan sobre todo el martes y el miércoles. “Ojo a las temperaturas mínimas, sobre todo a partir del miércoles, pues quedarán claramente por encima de los 25 grados e incluso muy cerca de los 30 en medianías orientadas al sur”, añadió Del Campo.

Calor hasta el jueves

Por otro lado, el cielo estará despejado en la mayor parte de España hasta el miércoles, si bien habrá nubes y alguna llovizna en el Cantábrico y posibles brumas y bancos de nieblas en zonas del interior de la mitad norte peninsular y del litoral mediterráneo.

Del Campo comentó que no se descarta que el lunes y el miércoles aparezcan por la tarde nubes de evolución diurna que dejarían chubascos tormentosos y aislados en el sur de Aragón, el norte de la Comunidad Valenciana y el entorno de los Pirineos.

En cuanto a las temperaturas, el lunes ascenderán en buena parte del norte y oeste peninsular, ascenso más intenso en buena parte del país durante este martes. Los termómetros marcarán valores más elevados el miércoles por el sur peninsular, si bien las temperaturas bajarán ligeramente en el norte.

Se superarán los 36 grados en la jornada del lunes en la mitad sur peninsular y el martes también en la zona centro y la cuenca del Ebro, llegándose a los 38 grados en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir. La situación será similar para el miércoles, aunque con un repunte en la mitad sur, donde se podría llegar a los 40 grados en el valle del Guadalquivir. Y también habrá calor el miércoles en Baleares, con 36 grados en el interior de Mallorca.

El jueves será una jornada todavía calurosa, aunque la novedad es que lloverá más en Galicia y el Cantábrico por la llegada de un frente, y aparecerán tormentas en el entorno de los Pirineos.

Desplome de temperaturas para el fin de semana

El cambio llegará a partir del viernes cuando nos afectará una masa de aire polar, y el viento rolará a norte. En la jornada del sábado las temperaturas estarían de 10 a 15 ºC por debajo de lo habitual para la época en bastantes zonas del interior y del norte peninsular. Las lluvias podrían ser intensas en el litoral norte, Pirineos y Cataluña, y acabarán llegando al archipiélago balear. La nieve puede hacer acto de presencia en zonas altas de la Cordillera Cantábrica y de los Pirineos, y no se descarta que pueda caer algún copo en las cumbres del Sistema Ibérico, según apunta Samuel Biener, experto de Meteored.

 

Fuente: 20 MINUTOS


Loading Facebook Comments ...