Trabajadores de la salud ante la pandemia: Los médicos no deben callar frente a lo que sucede con la salud en Venezuela

  • Advierte el doctor Reinaldo Contreras que “deben cesar la persecución y las amenazas contra el personal de la salud que ejerce su derecho de libertad de expresión, ya que en muchos casos este derecho pasa a ser un deber, pues se hace con la intención de conseguir un bien común y no personal”.

 

  • El Dr. Enrique López-Loyo, presidente de la Academia Nacional de Medicina sobre el caso del Poliedro de Caracas dijo que en la “coordinación general nombran a un beisbolista, en un área para albergar a más de mil pacientes del sistema de salud, lo que es una bofetada y una ofensa a la medicina venezolana”.

 

 

POR ALFREDO CONDE

Exponencial ha sido el aumento del número de contagios en Venezuela debido a la pandemia por la COVID-19, lo cual queda de manifiesto en las propias cifras oficiales que el régimen ha divulgado en sus reportes desde la semana pasada, cuando se elevaron a más de mil los casos diarios. La Academia Nacional de Medicina, otras instituciones y especialistas en la materia ya habían alertado sobre esta situación, pues pronosticaron con gran precisión esa cantidad diaria para el mes de agosto. 

Otro aspecto de resaltar es que tras rebasar la barrera de los mil contagios diarios, al menos hasta anoche, los reportes en directo por los canales de TV oficialistas dejaron de transmitirse, para cambiar a la modalidad de informar a través de la cuenta de Twitter de la vicepresidenta de la república del régimen, Delcy Rodríguez. Los ciudadanos, que no son tontos, se percataron de ello y así lo han expresado en la misma red social del pajarito azul, lo cual solo ha incrementado la creencia que muchos tienen de que se esconden las cifras reales.

Paralelo a ello, los venezolanos con alarma y tristeza casi a diario se enteran del fallecimiento de integrantes del personal de salud en Venezuela a causa de la COVID-19, porque conocen las limitaciones que tienen para trabajar.

Ante este panorama, CCNesnoticias consultó la opinión del doctor Reinaldo Contreras, médico cirujano egresado de la Universidad de Los Andes (ULA), y que cuenta con postgrados en Medicina Crítica en Cardiología (UCV) y en Ampliación en Salud Púbica (USM). Sus declaraciones se complementan con lo afirmado por el presidente de la Academia Nacional de Medicina, doctor Enrique López-Loyo, y la licenciada Zuleida Cuiba, presidenta del Colegio de Enfermería del estado Anzoátegui y enfermera especialista en cuidados intensivos pediátricos, quienes en fecha reciente se pronunciaron durante la Asamblea Nacional de Activistas del Sector Salud de Voluntad Popular-Gremios, vía reunión digital. 

 

SISTEMA DE SALUD ABANDONADO

-En el contexto de pandemia todo ocurre con mucha rapidez. Hoy se está corroborando lo que se ha dicho en días pasados, pero lo importante de todo esto es resaltar la vulnerabilidad del equipo de salud y el abandono total y absoluto por parte del régimen del sistema de salud, el cual está prácticamente inoperativo y es incapaz de generar respuestas para la atención de las emergencias y las enfermedades que se suceden de forma rutinaria, así como a las complicaciones propias de la pandemia. En otras palabras, la gente está abandonada a su propia suerte- señala el doctor Contreras, quien además es coordinador nacional de Salud de VP-Gremios.

 

-¿Tan mal está la situación en el sistema de salud venezolano en los actuales momentos?

-Está muy mal, como dije. El sistema de salud está desarticulado, desmantelado. Lo que sucede es que el régimen abandono a ese sistema de salud y a los enfermos y no es de ahora. Somos testigos de lo que está sufriendo una mujer para dar a luz, pues hemos visto mujeres pariendo en la calle por completo desasistidas. El sistema de salud colapso y no da atención oportuna a los ciudadanos. 

-Le garantizo que los profesionales de la salud están haciendo todo lo humanamente posible, lo mejor que puedan hacer en todo lo relativo a la pandemia. Lamentablemente, lo hacemos sin condiciones y se está pagando un alto precio por ello. Voy a decirle algo, varios colegas que han fallecido ha sido porque no han podido hacer uso de los ventiladores mecánicos. El régimen no tomó ni ha tomado previsiones al respecto… Quiero dejar algo muy claro, los médicos están obligados a denunciar lo que sucede en los centros de salud. No pueden quedarse callados, porque es un mandato de la ley del ejercicio de la medicina.

-Sobre las cifras de fallecidos del sector salud en Venezuela-continúa-, también quiero decir algo: la tasa de mortalidad del personal de salud en otros países va desde el 0.09%  hasta el 1.39%. La tan alta del personal de salud de nuestro país lo que desnuda es la realidad de que NO se están reportando ciertamente las cifras de muertes ocurridas por COVID-19, es decir, es la consecuencia del sub registro tanto de contaminados y por ende de muertes. No es lo mismo sacar el porcentaje del personal de salud fallecidos como víctimas del virus con base en 300 muertos oficiales reportados, que hacerlo con una cifra superior (mientras el número de fallecidos del personal de salud sea alto y las muertes oficiales reportadas bajas el porcentaje obtenido será muy alto). Si por el contrario la cifra se comparará con el número real de fallecidos este porcentaje de seguro disminuiría. Esto no le resta importancia al número de fallecidos, puesto que quienes han sucumbido al virus lo han hecho por falta de equipos de protección, falta de condiciones. Incluso sin servicios básicos operativos en la mayoría de hospitales.

 -El personal NECESITA URGENTEMENTE, así en mayúsculas, incentivos desde el punto de vista económico, ya sea por medio de bonos o incremento en su remuneración quincenal o mensual, ya que la gran importancia del acto que están realizando así lo exige. A su vez debe darse prioridad sin ningún tipo de demora ni excusa para surtir los vehículos de combustible que así lo requiera el personal de salud, pues vemos como son objeto de maltrato por parte de los cuerpos de seguridad que se encargan de la custodia de las estaciones de servicio.

-También debe cesar la persecución y las amenazas al personal que ejerce su derecho de libertad de expresión ya que en muchos casos este derecho pasa a ser un deber, pues se hace con la intención de conseguir un bien común y no personal.

-Para concluir, hay que decir que para salir de la crisis se demanda el ingreso de ayuda humanitaria, la creación de un gobierno de Emergencia Nacional y la elección libre y democrática del Presidente de la República y de legisladores, con acompañamiento internacional. Está visto que no hay otra solución a esta crisis.

 

Dr. Reinaldo Contreras, coordinador nacional de Salud de VP-Gremios.

 

 

 

RIESGO DE RENUNCIAS MASIVAS

Por su parte, el presidente de la Academia Nacional de Medicina, doctor Enrique López-Loyo, señala que la pandemia y todo lo que implica golpea fuerte en Venezuela por las malas condiciones sociales de los habitantes del país.

-Observamos que la cuantificación de habitantes contagiados son ciudadanos entre 29 y 49 años, asociados a una condición de desnutrición cuantificada y avalada por encuestas elaboradas. Esta vulnerabilidad que disminuye la capacidad y la resistencia inmunológica, está haciendo mella en la población, es decir, que las cifras oficiales de infectados deben multiplicarse por 15 y las mortalidades están siendo evadidas como una lesión pulmonar asociada a una infección estacional o gripe convencional. La definición clínica de cualquier patología respiratoria en esta pandemia se debe asociar a COVID-19, hasta que se demuestre lo contrario.

-¿Qué hemos presenciado en el país a los últimos meses? A una estrategia de control social basada en una medida epidemiológica. La posibilidad de hacer predicción epidemiológica con una condición científica y basada en evidencia de disponibilidad del sistema sanitario destruido y precario, hace que nos enfrentamos a una renuncia masiva de médicos y enfermeras, lo cual acarreará un colapso sanitario de recolección de cadáveres por las calles del país. Y no es una declaración alarmista, sino una conclusión producto del análisis que hacemos de las condiciones como se están atendiendo a los pacientes.

-Es momento de recordar que el día 4 de agosto de 2020 la Academia Nacional de Medicina, junto con organismos como Instituto de Medicina Tropical de Universidad Central de Venezuela y la Alianza Venezolana para la Salud, emitimos un comunicado sobre lineamientos de manejo de la pandemia del país, y quiero aclarar que hemos sido los únicos que no han sido llamados por sus gobiernos en toda Iberoamérica. 

-Hemos destacados varios puntos esenciales: debe haber una política comunicacional transparente que no discrimine, puesto que se diga que hay infecciones venezolanas o internacionales, no le quita al Estado su responsabilidad de dar atención a sus pacientes, porque  todos son de Venezuela con migración retrógrada. La condena que se hace, prejuzgando al ciudadano como un elemento bioterrorista, debe ser corregida por una política de Estado seria y todo debe ser dirigido a la prevención.

 

 

López-Loyo: “Están basando la pandemia sobre la mentira”.

 

-El otro punto es que la capacidad diagnóstica en el país es nula, solo nos quedamos en pruebas de aparente pesquisa, lo cual en países de Europa ha revelado que dan hasta más de 35% de falsos positivos, y algunos dicen que hasta 70% pierden la credibilidad absoluta en la posibilidad de discriminar si hay o no la patología, lo cual se imponía en el Estado desde temprano de contar con pruebas de P.C.R. de transcripción reversa que es la que se necesita para la caracterización definitiva. Y esto no se hace.

-En el departamento de Higiene la capacidad es mínima y se están realizando menos de 120 pruebas diarias, mientras que para la cantidad poblacional que nosotros disponemos son necesarias 10.000 pruebas de confirmación diarias.

-Por lo tanto –precisa el presidente de la Academia Nacional de Medicina, están basando la pandemia sobre la mentira y estamos hurgando sobre la punta del iceberg, esa es la realidad venezolana que manejamos. Este sistema hospitalario que no puede recibir pacientes está hundido y con la improvisación del Poliedro o estadio proponiendo de manera inusitada y nerviosa, pidiendo colaboración a otros países que desconocen de nuestra realidad y forma de comportamiento, destruye nuestra forma de reaccionar ante esta pandemia.

 

 

La condena que se hace, prejuzgando al ciudadano como un elemento bioterrorista, debe ser corregida por una política de Estado seria y todo debe ser dirigido a la prevención”.

 

 

-Ahora bien, con respecto al Poliedro, en la coordinación general nombran a un beisbolista, en un área para albergar a más de mil pacientes del sistema de salud, lo que es una bofetada y ofensa contra la medicina venezolana. Queremos dar por sentados que como institutos, estamos siempre declarando nuestras preocupaciones por todo lo que está ocurriendo y debemos crear equipos multidisciplinarios para que la información sea expedita, continua, para que el equipo de salud esté preparado y nos preocupa que en nuestro equipo de salud, por la insuficiencia de equipos de protección, se estén presentando los mayores casos de mortalidad de toda Iberoamérica.

-Debemos considerar además que se debe disponer de ese número de camas aumentadas, pero tenemos un Estado que no reacciona y que se limita a dar información incompleta, debido a que los centros de diagnósticos no se hayan centralizado para no informar la realidad a los ciudadanos.

 

NO HACEN CASO A NUESTRAS EXIGENCIAS

 

Zuleida Cuiba: “Apoyamos la transición hacia un gobierno de emergencia democrático que restablezca los derechos al acceso a la salud para todos los venezolanos”.

 

Por último, la licenciada Zuleida Cuiba, presidenta del Colegio de Enfermería del estado Anzoátegui y enfermera especialista en cuidados intensivos pediátricos, declara que el régimen es sordo y mudo ante las exigencias de los profesionales de la salud.

-Anzoátegui no escapa de la realidad compleja del sistema de salud, ahora acentuada por la pandemia y en los 4 niveles de atención dentro del sistema de salud debemos estar en primera línea. El sistema de salud y su infraestructura están deteriorados y aún así hemos dado una lucha muy ardua. Nosotros hemos dirigido oficios, actas y hemos protestado, pero hacen caso omiso sobre las justas peticiones realizadas desde los distintos centros asistenciales de salud del país.

-La gente está falleciendo en sus casas por falta de oxigeno y a pesar de saber lo difícil que es la situación, seguimos en la lucha. Solo esperamos y apoyamos la transición hacia un gobierno de emergencia democrático que restablezca los derechos al acceso a la salud para todos los venezolanos.

Twitter: @Alconde


Loading Facebook Comments ...