Camina, habla y curado de coronavirus: así reaparece Diosdado Cabello luego que El Nuevo Herald publicó que “está conectado a un respirador artificial”

Tras anunciar el pasado 9 de julio que estaba contagiado de la COVID-19, este 6 de agosto el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello Rodón, informó que dio negativo en la prueba PCR para coronavirus, tras ser dado de alta, hecho del cual se difundieron imágenes en foto y video a través de las redes sociales.

La primera que informó sobre esta novedad fue la vicepresidente de la ANC, Tania Valentina Díaz, quien difundió una imagen de Diosdado saliendo del que parece ser el Hospital Militar Carlos Arvelo de Caracas, con el mensaje, “en combate”.

Minutos después, salió a la luz un video en el que se aprecia a Diosdado caminando y saludando en el referido centro de salud, tras haber sido dado de alta.

La estrategia comunicacional sobre esta “curación”, fue complementada con un audio, en el que el propio Diosdado, con una respiración entrecortada y con dificultad para hablar, manifestó que había sido dado de alta, tras “una dura primera etapa pero necesaria, y voy a una segunda etapa de recuperación”

En la misma grabación, agregó que fue sometido a una prueba PCR que dio negativa, pero que igualmente seguirá en cuarentena, “para evitar cualquier riesgo, porque la batalla ha sido dura y cualquier gripecita sería muy dura para mí, entonces debo cuidarme“.

 

NO ESTABA MUERTO NI INTUBADO

Esta noticia que reventó las redes sociales surge justo a las pocas horas que el diario estadounidense Nuevo Herald publicara que Diosdado “se encuentra conectado a un respirador artificial en el hospital militar de Caracas bajo un cuadro de salud descrito como reservado, dijeron fuentes cercanas a la situación”.

Agregó el rotativo que “el personal médico que atiende al presidente de la cuestionada ANC se vio obligado a colocar el respirador nuevamente luego de que se lo quitaron durante el fin de semana y el paciente demostrara dificultad para respirar por su propia cuenta”.

 

Esta fue la última de las especulaciones surgidas durante las últimas cuatro semanas en las que distintos “expertos”, “analistas”, “dateados” y hasta “mentalistas” sostenían que Diosdado o estaba muerto o que su estado de salud era delicado y que solo era cuestión de horas para que abandonara el plano terrenal, dada la gravedad que le produjo el coronavirus.


Loading Facebook Comments ...