Cadena viral vía WhatsApp: “Ecuador encontró la cura para el coronavirus”… ¿será verdad o es otro #fakenews?

Durante los últimos días se ha viralizado a través de la mensajería instantánea WhatsApp, una “cadena” que lleva por título “En Ecuador por fin se encontró la cura para el coronavirus”, en la que se dan supuestos detalles del tratamiento con el que se lograría superar las complicaciones de salud que trae como consecuencia contagiarse de la COVID-19, además de un supuesto hallazgo que cambiaría el enfoque médico sobre esta pandemia: el agente que provoca la enfermedad “no es un virus sino una bacteria”.

 

Pero a todas estas: ¿Es verdadera esta “buena noticia” o se trata de otro “fake news” puesto a rodar por las redes sociales?

 

Lo cierto, lo confirmado y lo fidedigno es que hasta la fecha la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha informado que no hay ninguna cura para la COVID-19, y que lo único certero para evitar el contagio es lavarse las manos con frecuencia y usar tapabocas, entre las principales normas de bioseguridad que deben cumplirse.

 

DESMONTANDO UN FAKE NEWS

Lo primero que se debe precisar es que esta cadena sobre la supuesta cura que Ecuador encontró para el coronavirus, ya había circulado de forma incesante hace entre los meses de marzo y abril, pero con una “pequeña” diferencia: el país que había logrado esa “cura” no era Ecuador sino Italia.

 

 

 

Salvo el nombre del país, todo el contenido de la cadena es exactamente el mismo, incluidos los “hallazgos” de que el coronavirus es “una bacteria”, o que la OMS “había prohibido las autopsias” de los fallecidos por este mal que hasta este 14de julio ha contagiado a 13 millones 247 mil personas, y provocado la muerte de otras 577 mil.

 

En la introducción del texto, se refiere médicos ecuatorianos, “dirigidos por el doctor Jacinto Pichamaluco, desobedecieron la ley mundial de la salud OMS, de no hacer autopsias en muertos del coronavirus” y que así encontraron que esta era en realidad una bacteria”.

 

Sobre este “descubrimiento” que se compartió al menos unas 20 mil veces en Facebook, el portal Politifact -que nació para investigar la veracidad de las declaraciones de políticos en EEUU, pero que con el transcurrir del tiempo ha abarcado otras temáticas y países-, consultó a uno de los médicos que lideró las autopsias en Italia, el doctor Aurelio Sonzogni del Hospital Papa Giovanni XXIII, en Bergamo, quien negó que su estudio haya puesto en duda que el agente patógeno de la COVID-19 se trate de un virus.

 

¿Por qué es importante esta precisión?

Porque al ser un virus -como en efecto lo es-, no puede ser tratado por antibióticos, a diferencia de lo que plantea el mensaje viralizado a través de WhatsApp, que habla de tratarse con “aspirina de 100mg y Apronax o Paracetamol”, lo que significaría una complicación adicional al mortal riesgo de salud que significa estar contagiado de coronavirus.

 

De esta misma introducción, destaca que la OMS ordenó “no hacer autopsias en muertos del coronavirus”, otra falsedad, dado que ese organismo no ha girado ninguna en ese sentido, lo que sí ha es difundido los protocolos bajo los cuales deben realizarse este tipo de procedimientos, dado que la COVID-19 puede mantenerse activo en los pulmones aún después que la persona fallece.

 

 

LO DE LOS CÓAGULOS… ¿ACASO ESO SÍ ES VERDAD?

La “argumentación” que se “explica” en la cadena para dar veracidad a la supuesta “bacteria” que desencadena el coronavirus, es que “se forman coágulos en la sangre y causa la muerte del paciente”.

En ese sentido, agrega, que la COVID-19 “no es otra cosa que coagulación intravascular diseminada” (trombosis)”.

 

El portal Ojo Público desmontó esas falsas aseveraciones mediante la consulta a expertos en el área, y expuso lo siguiente:

“En principio, dos definiciones esenciales: los coágulos se definen como grupos de células y proteínas que poseen una consistencia gelatinosa y sirven para detener el sangrado; la trombosis es la formación de coágulos dentro de vasos sanguíneos o el corazón.

En el documento técnico Prevención, Diagnóstico y Tratamiento de personas afectadas por COVID-19 en el Perú, actualizado por el Ministerio de Salud el 29 de abril, se señala: ‘La infección por el SARS CoV-2 causante del Covid-19 puede predisponer a complicaciones trombo embólicas debido a una respuesta inflamatoria exagerada, activación plaquetaria, disfunción endotelial y estasis’

A una consulta de Ojo Público, el doctor Pedro García, del Servicio de Neumología del Hospital Guillermo Almenara, indicó que la “coagulación intravascular diseminada” es un proceso sistémico, el estadío más severo en pacientes en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), con un riesgo de mortalidad de al menos 80%.

‘En un principio, cuando la COVID-19 está moderada, la sangre tiende a estar más espesa. En algunos órganos, como el corazón, si no das tratamiento, se forman trombos; y se pasa a una coagulación intravascular diseminada: se coagula la sangre en todos los sistemas, sobre todo en el hígado, corazón, hasta en la piel’.

La causa específica por la que se forman los coágulos en pacientes con Covid-19 aún no está definida. De acuerdo a un artículo de la revista científica Nature, del 8 de mayo, hay dos hipótesis que podrían explicar la generación de coagulaciones: la primera es que el virus SARS-CoV-2 infecta a las células endoteliales que recubren los vasos sanguíneos; la segunda, es que el virus genera una reacción del sistema inmunológico por la cual se libera un torrente de señales químicas que aumenta la inflamación, que está relacionada con la coagulación”.

 

 

CADENAS QUE MATAN

Tanto las fuentes consultadas para este escrito, como la misma CCNEsNoticias realizaron una detallada revisión de los portales del Ministerio de Salud de Italia -donde se generó la cadena inicial-, al igual que el del Ministerio de Salud Pública de Ecuador y en ninguno de estos sitios existe información referente a esta “cura del coronavirus”, tal como hace referencia de forma engañosa la cadena difundida por redes sociales.

Este es otro ejemplo más que afirma que la proliferación de este tipo de mensajes no implica que sean verdaderos, al contrario, se tratan de “fake news” que, en este caso específico, podrían ocultar motivos más vinculados con promover marcas comerciales que revelar una “cura” del coronavirus… ¿Acaso no podría ser una publicidad encubierta de la “aspirina de 100mg y Apronax o Paracetamol”? ¿Ante una economía mundial deprimida por la pandemia, una promoción “como quien no quiere la cosa” de esas medicinas podría ser obra de laboratorios farmacéuticos o de cadenas de comercialización de fármacos?

 

 

 

Pero más allá de las especulaciones, lo cierto es que darle cabida a este tipo de tratamiento que se ve por una cadena de WhatsApp, lejos de ser la búsqueda de una “cura para el coronavirus”, lo que demuestra, además de una gran ignorancia de quién lo hace, es una gran irresponsabilidad consigo mismo, acto que puede terminar de enviarlo a la tumba.


Loading Facebook Comments ...