Juan Barreto y el Movimiento REDES reconocen al nuevo CNE “que debe demostrar independencia y autonomía de inmediato”

El exalcalde metropolitano de Caracas y vocero del Movimiento REDES, Juan Barreto, reiteró su reconocimiento al nuevo Consejo Nacional Electoral que fue juramentado la noche de este viernes en la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), tras declararse la omisión legislativa por parte de la Asamblea Nacional.

En ese sentido, insistió en su petición al organismo electoral para que proceda a la actualización y legitimación de todos los partidos eliminados durante la gestión de la anterior directiva del CNE, por lo cual propone suspender “los engorrosos e incumplibles mecanismos de validación impuestos a los ciudadanos”, para formalizar las organizaciones con fines políticos.

 

CNE DEBE ASUMIR QUE EL ESCENARIO ES DE APERTURA DEMOCRÁTICA

También planteó que se dicte “una resolución con medidas transitorias que garanticen la participación”, tomando en cuenta la situación general del país, como la crisis de abastecimiento de combustible, el problema con el transporte, el confinamiento preventivo, lo depauperado de la población y además recordar que los partidos no cuentan con financiamiento.

A esto se suma “que los tiempos son muy cortos para intentar validar a los partidos con un sistema inventado para eliminarlos”.

Juan Barreto detalla que la resolución extraordinaria que propone al nuevo CNE, debe permitir la participación de todos aquellos partidos que ya lo hicieron durante las últimas elecciones de la AN en 2015, “y aquellos que alcancen el 0,5% o más de la votación, quedarían automáticamente legitimados y exonerados de cualquier otro requisito, tal cual lo establece la ley electoral”.

Para el vocero del Movimiento REDES, “intentar otra cosa, sería continuar profundizando la reducción del espacio político y cercenando los derechos ciudadanos a la libre participación. Hoy está planteada una apertura democrática (…) Si el nuevo CNE actúa en este sentido, en poco tiempo borrará cualquier sombra de dudas y logrará legitimidad de gestión”.

Añadió que el desafío del nuevo ente comicial es garantizar la representación proporcional y condiciones electorales competitivas, al tiempo que debe lograr a muy corto plazo “legitimidad de gestión consenso social”, por lo que, en su criterio, los rectores deberían orientar sus labores a:

  1. Otorgar las más amplias garantías de participación actualizando y legalizando a los partidos proscritos y eliminados por el anterior CNE.
  2. Representación proporcional.
  3. Condiciones competitivas
“CLAMOR NACIONAL”

Por otra parte, para Juan Barreto estimó que la designación de un nuevo CNE “era un clamor nacional, ya era tiempo”, pero el ente que acaba de surgir lo hace en medio de cuestionamientos, por lo que inmediatamente debe dar muestras de independencia, imparcialidad, autonomía y capacidad de decisión, dando muestras de amplitud y sentido de grandeza”.

Resaltó que los nuevos representantes del órgano electoral son designados en medio de la polarización y a partir de este momento es su deber demostrar imparcialidad e independencia.

“Ya es un hecho, hay nuevo CNE. Nace en medio de la refriega de la polarización. Ahora debe dar muestras inmediatas de autonomía, independencia e imparcialidad. Los ojos del mundo y del país estarán sobre cada una de sus actuaciones”, escribió en su cuenta en la red social Twitter.

Juan Barreto asegura que “sobre el nuevo ente electoral hay serios cuestionamientos y una brutal campaña de desprestigio para matarlo al nacer. Pero también han surgido expectativas esperanzadoras. De los nuevos rectores dependerá que matriz se impone”.

 

 

-con información de Yahvé Álvarez – email: [email protected]


Loading Facebook Comments ...