¿De “zorro viejo” a “viejo pendejo”?: ¿Henry Ramos Allup de verdad fue “traicionado” por Bernabé Gutiérrez?

Especial CCN Es Noticias / Richard Sanz

Tras confirmarse la designación del nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) por parte del Tribunal Supremo de Justicia, desde el partido Acción Democrática reaccionó Henry Ramos Allup, debido a que Luis Gutiérrez, hermano del segundo al mando en la tolda blanca, Bernabé Gutiérrez, ingresó como rector principal a la directiva del ente comicial.

En su cuenta en la red social Twitter, Henry Ramos Allup, aseveró: “AD no ha propuesto a nadie para formar parte del CNE írrito designado en violación de la CRBV (Constitución). La AN legítima e internacionalmente reconocida presidida por el presidente Juan Guaidó es el único organismo competente para designar el CNE”.

En otro tuit, agregó: “AD no concurrirá a procesos electorales ilegítimos convocados por CNE írrito que nadie reconocerá nacional ni internacionalmente. Actual AN legítima tendrá vigencia por principio de continuidad mientras no se efectúe proceso electoral constitucionalmente válido para sustituirla”.

 

LA MATRIZ DE OPINIÓN

El principal vocero del dirigente adeco, el editor y fundador del diario El Nuevo País y la Revista Zeta, Rafael Poleo, intentó sembrar la matriz de opinión de que su amigo “fue traicionado” por Bernabé Gutiérrez.

Incluso, aseguró que “hace dos semanas” el Gobierno de Maduro “apuró” a Bernabé Gutiérrez para que terminara de cuajar la supuesta felonía a lo interno de AD contra su secretario general, por lo que “empezó a contactar a sus prepagos y cundió la alarma” en las filas adecas. “Por eso la lluvia de adhesiones a Henry que vimos en los últimos días por parte de adecos horrorizados ante la traición”.

Esa tesis la compartió el también periodista Nelson Bocaranda, quien fue más allá, al afirmar que la designación de Luis Gutiérrez en el CNE se trataba de una estrategia del Gobierno de Nicolás Maduro “para dividir AD, dar golpe a Ramos Allup y participar en nuevo fraude electoral”.

A partir de estas hipótesis, otros comunicadores sociales se hicieron eco en las redes sociales de la “traición” de la que habría sido víctima Henry Ramos Allup por parte de su “compañero” Bernabé Gutiérrez, uno de los dirigentes adecos que más ha logrado escalar posiciones en tolda blanca durante los últimos años.

 

 

¿DE “VIEJO ZORRO” A “VIEJO PENDEJO”?

Si bien la política y la traición son palabras que van unidas, no solo en Venezuela sino en el mundo, en el caso de Henry Ramos Allup cuesta concluir que de “zorro viejo” pase a “viejo pendejo” en un abrir y cerrar de ojos.

Catalogado por propios y extraños, amigos y enemigos como un “político con burdel”, no es precisamente por “ingenuo” que ha manejado con mano de hierro durante 20 años la secretaría general de AD.

De hecho, su capacidad de maniobra y de lo que él mismo ha denominado como “doblarse pero no partirse” le ha permitido ser uno de los pocos dirigentes “opositores” de la primera línea que no ha terminado preso, “enconchado” en una embajada o el exilio, durante estas dos décadas de chavismo en el poder.

Y a pesar de las acusaciones de supuestos casos de corrupción que involucrarían a sus familiares, a el “viejo zorro” ninguna instancia de poder -ni “opositora” o chavista-, le investiga los supuestos guisos en los que presuntamente andarían metidos sus hijos con Odebrecht, o su yerno Franco D’Agostino, cuyas empresas constructoras han hecho negocios con gobiernos de la “cuarta y la quinta República”.

Pero hay más: en las elecciones de gobernadores del año 2017 que convocó la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en poder de Maduro, AD participó con sus candidatos, que supuestamente se inscribieron “por su cuenta”, logrando la victoria en cuatro estados, a saber, Táchira, Mérida Nueva Esparta y Anzoátegui.

Todos fueron a “subordinarse” ante Delcy Rodríguez, quien para ese momento era la presidenta de la ANC. Al respecto, Ramos Allup dijo que esos “compañeros” quedaron “autoexcluidos” de la tolda blanca “por no acatar la línea del partido”, no obstante, tres años después todos siguen siendo adecos.

Ese episodio podría servir para explicar lo que ocurrió con el nuevo CNE: Henry Ramos Allup soltó esa cuerda para no quedar como “cohabitante” del Gobierno de Maduro y exponerse junto a su entorno a sanciones internacionales. Mandó a su segundo al mando, Bernabé Gutiérrez, a que recibiera por él las balas. Y es precisamente el hermano de Bernabé Gutiérrez el que ingresa a esa directiva y no fue por una “concesión graciosa” de la cúpula roja: allí hubo una negociación en la que estuvo un sujeto de extrema confianza de Henry Ramos Allup, el diputado Luis Aquiles Moreno, imprescindible en todos los “acercamientos” del “político con burdel” con el chavismo, quien acudió a las reuniones realizadas en el Hotel Meliá de Caracas para discutir los nombres de los nuevos integrantes del CNE con Jorge Rodríguez y Diosdado Cabello.

  • EL DATO: Como “público, notorio y comunicacional”, ni Bernabé Gutiérrez ni Luis Aquiles Moreno son “emprendedores” ni negocian por voluntad propia: ellos nos dan un paso sin que Henry Ramos Allup lo autorice.

 

Henry Ramos Allup flanqueado por dos hombres de su extrema confianza: Bernabé Gutiérrez y Luis Aquiles Moreno… ¿en verdad lo “traicionaron”?

 

¿EN VERDAD BERNABÉ ES TAN MALANDRO COMO DICE RAFAEL POLEO?

Como se sabe, la relación con Miraflores resulta “tóxica” para todo aquel que se siente a negociar con el chavismo, siendo los diputados Luis Parra, José Brito y los otros que en su momento fueron señalados como “alacranes” los últimos castigados por el Departamento del Tesoro de EEUU.

Y si en este rompecabezas se toma en cuenta que la pieza de los intereses de la familia Ramos Allup  – D’Agostino trascienden fronteras, se entiende que esos viajes a París, Roma o Miami, al igual que esos negocios fuera de Venezuela se verían en peligro si existiera la mínima sospecha que uno de los principales líderes de “oposición” negocia con Maduro.

No obstante, de todo este capítulo, llama también la atención que si Bernabé Gutiérrez es tan malandro como el periodista Rafael Poleo lo pinta: ¿por qué lo dice ahora y no lo hizo público antes? Entre las “perlas” que soltó el periodista es que además de tildar de “tumor” al segundo al mando de AD, dijo que el “Gobierno ha tenido que pagarle un dineral”.

Añadió que “el que se vaya con Bernabé le recomiendo venderse caro y cobrar personalmente, lo primero porque será lo último que hará en política y lo segundo porque el intermediario es de los que se quedan con la mitad”.

Rafael Poleo también reveló ahora que “Bernabé Gutiérrez cultivó su relación con el chavismo desde antes de 1998”.  O sea, esperó más de 20 años para soltar esa “bomba”.

Sobre esta ardorosa defensa que Rafael Poleo hace de su amigo Henry Ramos Allup, un tuit del también periodista Nehomar Hernández podría resumir esta nueva novela de la política venezolana que ni Delia Fiallo en sus mejores tiempos pudo haber escrito:


Loading Facebook Comments ...