Crisis de crisis: Aprendizaje y cambio

Por José Antonio Arias@joseantonarias

Toda crisis contiene una enseñanza de vida, o muchas. Desde luego las lecciones son para quien quiera tomarlas. Aprendizaje y cambio son dos factores de una  fórmula, más amplia, cuya aplicación es necesaria para impulsar el proceso de superación de la misma. ¿Aprender qué? Este espacio no es suficiente para enumerar todo lo que a mi juicio debemos aprender los venezolanos de esta crisis porque es en todos los órdenes, es una crisis en red o en cadena. Académicamente podría despacharse el asunto diciendo que es una crisis sistémica. Para otros apocalíptica. 

Algunas de las lecciones que deben aprenderse son; Primera: Si se vive en un sistema democrático hay que preservarlo a toda costa, blindarlo contra todo peligro o amenaza, incluyendo a los propios actores políticos. Segunda: Aunque se habite en un país rico sus recursos económicos no se roban, ni se regalan; y mucho menos se derrochan. Tercero: La impunidad es tan o más perniciosa que el delito mismo. Cuarta: La administración de justicia es la columna vertebral de toda sociedad. Quinta: La Planificación debe sustituir a la improvisación en los asuntos que conciernen a los ciudadanos y al Estado. Corolario: este país requiere un planificador estadista serio a la cabeza, y un “consorcio de cerebros” como entorno. Sexta: La economía “es la gente”. El progreso  económico se logra debido a que hay personas valientes (porque arriesgan en un emprendimiento) con ideas, que deben ser apoyadas por el Estado. Séptima: Es imperioso impulsar una transición de la Administración Pública a la Gerencia Estratégica. Octava: Hay que atender con más detalle al programa de gobierno de un candidato, que a su discurso por muy elocuente, emotivo, ardoroso o cautivador que sea. Novena: Las crisis hay que evitarlas, ni los gobiernos ni los ciudadanos deben contribuir a propiciarlas. Décima: El enfoque que conviene hacia el futuro, es el que nos conduce a superar el esquema de una orientación al Estado por una orientación al ciudadano.

¿Qué cambiar? Es menester producir cambios en nuestra interioridad desplegando un adecuado proceso que se afiance en una clara comprensión de lo que nos ha ocurrido como país; y de cómo ha sido construida nuestra historia de vida. Entra aquí en juego la autoconciencia. Conciencia individual y conciencia colectiva deben conjugarse para mejor nuestras conductas. 

Cambiar de gobierno: Esto es condición imprescindible para impulsar el proceso de superación de la crisis, no obstante; debe dejarse claro que el fin del actual gobierno no implica el final de la crisis.  

Cambio de paradigmas: La situación en que está Venezuela obliga a la construcción y aplicación de nuevos paradigmas, conceptos, teorías, verdades; de lo contrario no podrá avanzarse en la superación de los problemas. Es preciso elaborar eso, nuevas verdades. O, acaso vamos a asumir el devenir esgrimiendo las del régimen que, más pronto que tarde caerá. Los científicos, académicos, intelectuales,  todo venezolano de buena voluntad es necesario en el esfuerzo que ha de realizarse para reorientar y reconstruir a Venezuela. Política y ciencia de la mano. 

Cambiar o reinventar el Estado: Es una necesidad de vieja data, reconocida ampliamente pero no materializada, las consecuencias negativas de esta omisión son inmensas y las ha pagado la sociedad. La inercia burocrática se entronizó en la administración pública siendo sus principales características la ineficiencia, ineficacia, falta de efectividad pues; corrupción… Es muy probable que el gran debate futuro sea sobre el nuevo Estado, sus dimensiones estructura altos fines, la sociedad civil debe delinearlo y no al revés. Un Estado sobre el cual los ciudadanos tengan poder y no al contrario. La relación entre Estado y sociedad no debe ser de antagonismos sino instrumental. 

Cambiar la forma de hacer política: Es preciso propiciar el surgimiento progresivo, de una nueva cultura política esto es cuestión de hechos y no de meras intenciones, la mala praxis política es una determinante de la crisis de crisis que nos destruye. 


Loading Facebook Comments ...