Pedro Alba Linares: el hombre que arrebató una hija a su madre con la complicidad de funcionarios del MP y de la Lopnna 

  • La señora Isabel Rinaldo ha vivido y sufrido durante dos años, ocho meses y 28 días, el dolor que significa no saber nada de su hija, Keira Alba Rinaldo, por acciones de su expareja que violan las leyes y los DD.HH. 
  • Una vez más solicita a las autoridades venezolanas que actúen de una vez por todas conforme a la ley y pide ayuda a personas de buena voluntad, para que suministren informaciones que permitan localizar el paradero de su pequeña.

 

Por ALFREDO CONDE

Hay que ser de piedra para no sentir conmoción emocional cuando conoces la tristeza y el dolor que padece una madre a la que le han arrebatado o mejor, secuestrado, a su pequeña hija… Y hasta rabia, al saber que lo hizo el propio padre de la menor, quien actuó bajo el amparo y la complicidad de mentes criminales y corruptas del Ministerio Público (MP) y del Circuito de la Lopnna que son, paradójicamente, órganismos cuyo deber es respetar y hacer cumplir la ley.

Lo que les vamos a contar no es el guión de un drama de suspenso de Hollywood, aunque puede parecer. Es algo de la vida real, que ha vivido y sufrido durante dos años, ocho meses y 28 días, hasta este 30 de abril de 2020, la señora Isabel Rinaldo, quien nuevamente clama por justicia y ayuda de personas de buena voluntad, que puedan suministrar informaciones que permitan localizar el paradero de su pequeña de 11 años, Keira Alba Rinaldo.

Hay que tomar en cuenta la forma como exponencialmente se ha incrementado su angustia por no saber nada de su hija, en tiempos que el mundo es sacudido por la pandemia de la COVID-19.

No es la primera ni será la última vez que contaremos esta historia. La última será cuando informemos a la opinión pública, con enorme alegría, que Keira ya está al lado de su madre Isabel. 

PEDRO ALBA LINARES Y SUS CÓMPLICES

 

Vean bien este rostro. Es el de Pedro Alba Linares, quien se convirtió en el secuestrador de su propia hija.

 

Isabel Rinaldo nuevamente recuerda para los lectores de CCNesnoticias los antecedentes del caso, habla de su expareja y de todas las penurias que ha pasado para alcanzar la justicia que le han negado, por causas que desconoce.

-Pedro Alba Linares, es cubano de nacimiento. Se nacionalizó español en el 2010, y posteriormente se trasladó a Miami acogiéndose a la Ley Cubana. Allí se desempeñaba como chofer de camiones, cubriendo una ruta de Miami hasta California. Lo conocí en España en el año 2007 por medio de una amiga. Tuvimos una relación de tres años y medio, dentro de la cual procreamos a mi hija Keira. Él nos abandonó en España, cuando la beba tenía 2 años y medio, y su destino era Estados Unidos… Cuando nos abandonó, yo decidí regresar a Venezuela con mi pequeña hija, pues no podía sostenerme sola en España donde no tenía familia- apunta para comenzar.

-Es así como regresé a casa de mi madre, con quien tuve una relación difícil, porque ella estaba separada de mi padre y no quería que yo tuviera relación con él, pues siempre propicié desde Venezuela la comunicación entre mi hija y su padre. De repente, un día del mes de enero de 2017, fui citada al Consejo de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de Libertador en Caracas, y es cuando me entero de una denuncia falsa que hizo Alba Linares hacia mi persona.

 

Un niño que es secuestrado por sus familiares no tiene voz para defenderse, pero sus padres o familiares cercanos pueden hacerlo, y allí es cuando tenemos que convencerlos, porque muchas veces temen a las represalias del tribunal que debería proteger a sus niños”

 

-Tuve que esconderme –prosigue la señora Rinaldo- por la persecución que se desató contra mi hija y contra mí, hasta que un día, cuando supe que había una denuncia penal en mi contra, decidí ir a la Fiscalía a ponerme a derecho. Ese es el momento en que me detienen de manera violenta, por orden de la Fiscal Encargada de la Fiscalía Centésima cuarta del Ministerio Público del Área Metropolitana de Caracas, quien era pareja del Sub Director de Familia, Felipe Hernández Trespalacios. De esta manera, las funcionarias del Consejo de Protección que fueron a la Fiscalía se llevaron a mi hija para entregársela en ese momento no sé a qué persona, porque su padre salía y entraba al país de manera constante, de lo cual tuve conocimiento por los movimientos migratorios que reposan en el expediente penal. Al día siguiente se hizo mi audiencia en tribunales, me dan la libertad, pero ya no tenía a mi hija y hasta hoy no sé de su paradero. También allí me enteré que existían expedientes en Lopnna iniciados por Pedro Alba desde el año 2016, por Régimen de Convivencia, otro por Modificación de Custodia, los cuales impulsó desde el extranjero a través de apoderados, indicando que quería llevarse a mi hija del país porque aquí en Venezuela no había buenas condiciones para que ella viviera bien. Como esos procesos no le funcionaron, al no conseguir quitarme a mi hija, inventó el proceso penal al que hice mención, para poder cumplir con sus reiteradas amenazas interponiendo denuncias falsas con el apoyo, repito, de una exsecretaria de LOPNNA y un funcionario que para ese entonces era un director del Ministerio Público. 

MP Y LOPNNA DE BRAZOS CRUZADOS

Explicó la señora Rinaldo que el Tribunal Supremo de Justicia en sentencia 097, con fecha 14 de mayo de 2019, elaboró un dictamen con carácter vinculante para ordenar al Ministerio Público abrir una investigación por la desaparición de Keira Alba Rinaldo, pidiendo que tanto la niña como su padre Pedro Alba Linares fueran localizados a través de Interpol. Por lo tanto, solicitó una medida al MP para impedir la salida del país a dicho ciudadano.

Queda claro, de esta manera, que una vez que los tribunales ponen al descubierto dichas denuncias por carecer de veracidad y de pruebas reales, el tribunal determinó que no existía impedimento alguno para que Isabel Rinaldo ejerciera la custodia legal y la patria potestad de su hija, ya que ella había sido la única que había estado al cuidado de la niña desde su nacimiento hasta los 8 años de edad, cuando fue separada violentamente de su lado.

La denuncia falsa fue comprobada por tribunales penales, que dictaron el sobreseimiento bajo sentencia firme, ya que los hechos denunciados por el padre de la niña, Pedro Alba Linares, en componenda con una mujer, eran completamente falsos. Por esa razón, el TSJ con esa sentencia de carácter vinculante ordenó que se localizara a la niña, y a pesar de dicha sentencia, el Ministerio Público aún no ha abierto la investigación con respecto al caso. Así como tampoco ha habido acciones contundentes por parte de los tribunales de LOPNNA para lograr el objetivo de encontrar a la niña. 

Es importante destacar que el TSJ ordenó la localización de Pedro Alba Linares para que se ponga a derecho por las causas abiertas, motivado a que no se ha presentado a los tribunales correspondientes. Algunas de estas causas fueron abiertas por él y otras por parte de la defensa de Isabel Rinaldo y él como contraparte está obligado a comparecer como tercero interesado.

Cabe preguntarse, ¿por qué tanta desidia de los organismos competentes en este caso? ¿Hasta cuándo permanecerán de brazos cruzados? 

 

Isabel Rinaldo no piensa rendirse. Luchará y luchará hasta poder encontrar a su hija Keira.

 

SIN NOTICIAS DE SU HIJA

-Hasta la fecha –señala la señora Rinaldo- no he tenido noticias ni respuestas de dónde pueda estar mi hija… Desconozco el lugar dónde pueda residir Pedro Alba Linares; es una persona extranjera, que en los movimientos migratorios indica que salió del territorio venezolano, por tanto es imperativo buscarlo fuera del país con ayuda de Interpol y con alerta roja. Mi hija no refleja movimientos a menos que haya falsificado los documentos, entonces ¿con quién está y en dónde?  ¡No sé si está viva! –exclama entre sollozos.

AGRADECE AYUDA DE ALGUNAS ONGS

Isabel Rinaldo agradece la atención de algunas ONGs a las que a acudido, como Asomadres, Funvenides y Unión LATAM La Infancia Primero, para que la ayuden a dar con la ubicación o el paradero de amada hija.

-Asomadres lleva 11 años denunciando distintos atropellos de los DD.HH. de niños y adolescentes que son separados de sus familias en Venezuela. Algunas instituciones públicas y privadas, como la UCV, que cuenta con un equipo multidisciplinario en su Instituto de Estudios para la Mujer, nos brindaron asesoría legal y apoyo psicológico para familiares de los niños que se convierten en víctimas del sistema judicial venezolano, por acción de un grupo de jueces en los tribunales de niños y adolescentes, en todo el país, pero sobre todo en Caracas, donde además, el tribunal de materia de Lopnna tiene competencia para adopciones internacionales. 

-Un niño que es secuestrado por sus familiares no tiene voz para defenderse, pero sus padres o familiares cercanos pueden hacerlo. Es en ese punto cuando tenemos que convencerlos, porque muchas veces no lo hacen por temor a las represalias del tribunal que debería proteger a sus niños.

-Varias de las madres que hemos apoyado han sido amenazadas en los propios tribunales: jueces como Jacqueline Landaeta, en varios casos han prohibido expresamente mencionar los procesos judiciales, nombres de los niños o de los padres. Sin embargo, hemos comprobado que en el mundo entero denunciar en los medios de comunicación social es fundamental a la hora de defender a nuestros niños.

UN MENSAJE PARA KEIRA

Con lágrimas en los ojos, Isabel Rinaldo solicitó a CCNesnoticias poder enviar un mensaje a su pequeña Keira Alba Rinaldo:

“Hija bella, este es un mensaje para ti… Hija bella, si no estás conmigo es porque tu papá te tiene escondida indebidamente mi amor, mamá te ama. Mamá te está buscando desde el primer día en que nos separaron. Te amo muchísimo mi princesita, te extraño mucho y te quiero mucho, quiero tus abrazos y tus besos mi amor. Yo no voy a parar de buscarte, si estás viva llámame mi amor, mami está muy, muy, muy preocupada por ti”.

Twitter: @Alconde


Loading Facebook Comments ...