Dirigente político Marco Carlo Cardozo: Crisis de servicios públicos en Bolívar es de dimensiones descomunales

  • Los habitantes del estado Bolívar, uno de los más estratégicos para el desarrollo del país, pasan a diario calamidades de todo tipo ante la mirada indiferente de Maduro. Considera el dirigente de VP-Gremios que solo les interesa explotar sus riquezas para mantener al régimen

 

Por ALFREDO CONDE

 

El dirigente político de Gremios de Voluntad Popular en el estado Bolívar, Marco Carlo Cardozo, en conversación con CCNesnoticias presentó un diagnóstico de la entidad, en la cual se observa la magnitud de los problemas que padecen sus ciudadanos para poder vivir cada día. 

Cardozo habla de la precariedad de los servicios públicos, de la falta de gasolina, de la salud en tiempos de pandemia, ante la coyuntura de la COVID-19, así como de la situación de hambre en que se encuentra la población, la compleja situación de los pueblos indígenas al sur del estado y la explotación de las riquezas de Bolívar, sin el debido respeto a las normas ambientales, entre otros aspectos.

 

EXPLOSIÓN SOCIAL EN UPATA

-La semana pasada la cosa se puso bien difícil en Upata. En medio de una pandemia la gente salió a protestar por falta de alimentos y hasta una persona resultó asesinada. ¿Cuáles son los problemas que más aquejan a los ciudadanos de estado Bolívar?

-El estado Bolívar, es el estado más extenso del país y sus características mineras y fronterizas, le dan esencias distintas a los demás estados. Su mayor empleador al sur del estado es la minería, una actividad bastante ruda y no común para muchos en otros estados de Venezuela, que le dan al trabajador una conducta un poco particular de estas zonas mineras, ocasionado esto respuestas distintas al ciudadano común en circunstancias como las que estamos viviendo. En el caso de Upata, la tercera ciudad más poblada de Bolívar, puerta a la actividad minera al sur de estado y centro de operaciones de muchos trabajadores y empleadores mineros, algunos legales y muchos ilegales, los habitantes salieron a la calle en días pasados esencialmente a buscar alimentos, lo que provocó un enfrentamiento entre pueblo y cuerpos de seguridad del Estado, que dejó como saldo un muerto y varios heridos. Quedó de esta manera latente este sentimiento de hambre e impotencia de no poder adquirir los alimentos de la canasta básica, siendo una bomba de tiempo que pudiera replicarse en otros municipios de este estado.

 

FALTA DE GASOLINA AGRAVA CRISIS EN BOLÍVAR

-El tema de la gasolina, como lo revelan los videos en las redes sociales, muestran a funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana controlándolo todo. Y hemos visto discusiones entre efectivos de los cuerpos de seguridad de Maduro. ¿En Bolívar qué se ha observado?

-Hoy el precio oficial de la gasolina es irrisorio, y muy distante el precio real de venta al consumidor. En el estado Bolívar la escasez viene acentuándose desde hace más de un año, con colas interminables de hasta tres días, y los precios ascienden exponencialmente. Entre más cerca estés de la frontera o en sectores mineros con mayor actividad te encuentres, con el inicio de la pandemia el régimen decidió suministrar gasolina solo a vehículos oficiales y clausuró todas las estaciones de servicio, incluso retirando todas las mangueras de los surtidores, dejando solo algunas estaciones controladas por la GNB. Esto causó el control absoluto, tráfico y reventa del combustible a precios que oscilan entre los 2 y 3 dólares por litro y en los sectores mineros alcanza los 10 dólares el litro. Esta situación agrava más la ya enquistada crisis humanitaria de todos lo bolivarenses. 

 

La cuarentena ha sido una prueba de resistencia para la gran mayoría de los venezolanos que viven de un sueldo, pues podían tener alguna otra fuente de ingreso por actividades adicionales, que hoy es imposible que tengan por el confinamiento al que están sometidos”.

 

-Hay ciudades del estado Bolívar en que los precios del rubro alimentos siempre ha estado por encima de la situación del resto del país. ¿Cómo está el índice de precios al consumidor en la región?

-Si el Banco Central de Venezuela utilizara como muestra los precios de rubros básicos en todo el estado Bolívar para determinar el Índice Nacional de Precios al Consumidor, los resultados serían abismales. Desde Upata hasta Santa Elena de Uairen al sur y desde Maripa hasta Caicara del Orinoco al este, los precios son visiblemente más elevados, esto debido primero al ingreso per capita por la actividad minera, donde una grama ronda los 25 dólares y, segundo, por la dificultades de llevar estos productos a esas zonas mineras. Hay que decir que sí se encuentran víveres y enseres, inclusive que no ves en la capital de estado, pero a precios en extremo elevados, siendo esto una de las consecuencias de la actividad minera.

 

INSÓLITO: ¡BOLIVAR SIN AGUA!

-Hablemos de servicios públicos. Agua potable, energía eléctrica, gas doméstico. ¿Cuál es la situación en Bolívar?

-El estado Bolívar, a pesar de estar a orillas de la mayor cuenca del país, el río Orinoco, más del 70% de la población no tiene agua potable por tuberías, esto a consecuencia de la galopante corrupción de años en los proyectos de mantenimiento y expansión de la red de acueductos en el estado. Igual pasa con la electricidad, siendo que la energía hidroeléctrica, con capacidad instalada de generación de 20.000 MW, apenas generamos entre un 10 a 20%. En la gestión de Jesse Chacón como ministro de Energía Eléctrica se destinaron 200 millones de dólares para el Plan Rector Angostura, que tenía la tarea de construir varias subestaciones y se ampliaría la red de distribución eléctrica, pero todas esas obras quedaron en los esqueletos, ¿A dónde se fue todo ese dinero?, me pregunto. En cambio, compraron plantas eléctricas con el convenio Cuba-Venezuela catalogadas como chatarras e inoperantes. Y para finalizar el gas doméstico, servicio tan preciado en los hogares, hoy no se encuentra disponible y lo poco que hay a precios exorbitantes. Esto conlleva a la población a utilizar la leña como mecanismo de cocción, generando problemas respiratorios en niños y adultos mayores. La crisis en el acceso a los servicios públicos es de dimensiones descomunales en Bolívar, donde es el pueblo que lo vive y lo paga muy caro, hasta con consecuencias fatales para muchos.

  

LA COVID-19 Y LA RED DE SALUD

-En cuanto al tema de la COVID-19, ¿Tiene conocimiento del número de test que se han realizado? ¿Se ha visto actividad en este sentido?

-Creo que Dios ha sido benevolente con este pueblo que ya viene padeciendo innumerables problemas para subsistir, debido a que el COVID-19 o virus chino como es conocido por muchos, no se ha propagado como ha sucedido en países como Estados Unidos, España, Francia e Italia, la aplicación de los test no han sido visibles a mi alrededor, más bien creo que el auto confinamiento por falta de dinero y gasolina es lo que ha mantenido a raya la propagación de esta terrible pandemia.

 

-¿Cómo se encuentra la red hospitalaria del estado?

-Esta realidad es un común denominador en todo el país. Podemos decir que la red hospitalaria esta privatizada, debido a que cualquier intervención o consulta que requiera insumo o medicamentos debe ser adquirido o comprados por los pacientes, a excepción de algunos insumos, muy pocos, que se pueden obtener de forma gratuita. A esto adicionamos la migración de cientos de médicos especialistas al exterior, quedando a disposición en su gran mayoría médicos residentes y estudiantes de pasantía, lo cual deja al desnudo la gran crisis en el área de la salud que es vivida y sentida en carne propia por todos nosotros. 

 

-¿En qué grado la población ha respetado la cuarentena?

-En Bolívar luego de las 12:00 m, es muy poca la gente que se ve circulando en las calles, pero todo lo contrario sucede en las mañanas, porque vemos los mercados municipales abarrotados de personas buscando algo que medio puedan comprar para comer. La mayoría de las personas llevan en sus manos pocos alimentos por lo costoso que se encuentran.

-La cuarentena ha sido una prueba de resistencia para la gran mayoría de los venezolanos que viven de un sueldo, pues podían tener alguna otra fuente de ingreso por actividades adicionales, que hoy es imposible que tengan por el confinamiento al que están sometidos. Creo que esta situación en algún momento puede rebasar la línea delgada de la prevención y la subsistencia de un ser humano debido a la crisis alimentaria. Es algo de se debe resolver y pronto.

 

LA REPRESIÓN DEL RÉGIMEN

-La represión, hostigamiento y hasta el encarcelamiento de trabajadores del sector salud y de periodistas se han reportado en varios estados del país. ¿Qué balance hay en Bolívar? A su juicio, ¿qué pretende el régimen con estás arbitrariedades?

-El amedrentamiento de los cuerpos de seguridad contra personas que emiten informaciones relacionadas con la COVID-19, son continuas, y el acoso al personal de salud también. Nos llega información del personal de enfermería de la red de ambulatorios que sus directivos son amenazados con despidos si acceden al programa de ayuda de US$100 por tres meses impulsado por el Presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, siendo que estos trabajadores cumplen sus funciones en los centros de salud sin las mínimas normas y condiciones de higiene y seguridad, además de sus paupérrimos sueldos que apenas alcanza para comer 2 o 3 días al mes. 

 

Los enfermeros han sido bastión de lucha en la defensa de esos derechos constitucionales que merecen como venezolanos y que han sido arrebatados por un régimen que agoniza por sus políticas erradas en la conducción de la nación, hoy devastada por sus cuatro costados”. 

 

-Es evidente la falta de solidaridad y responsabilidad que tiene el régimen con los trabajadores y llevan lo laboral a lo político, destacando su insistencia de llevar un proyecto fracasado de totalitarismo e incompetencia a la vida de todos los venezolanos. Esta situación está llegando a límites insostenibles, por lo que la voz de la salud se ha hecho sentir en este sentido y los enfermeros han sido bastión de lucha en la defensa de esos derechos constitucionales que merecen como venezolanos y que han sido arrebatados por un régimen que agoniza por sus políticas erradas en la conducción de la nación, hoy devastada por sus cuatro costados. 

 


Marco Cardozo se mantiene siempre en estrecho contacto con las comunidades del estado Bolívar, para conocer in situ las realidades que viven

 

 

LOS PUEBLOS INDÍGENAS

-¿Cómo sobrellevan los pueblos originarios de Bolívar esta pandemia?

-La etnia más numerosa son los pemones, que llegan a sumar más de 30.000 indígenas, y se encuentran al sur de estado Bolívar, con mayor énfasis en sectores mineros y en el Parque Nacional Canaima solo con acceso por vía aérea. Frente a la escasez de combustible para aviones y la paralización casi total de este servicio, se ven comprometidos el ingreso de alimentos, medicamentos y personal de salud a toda esta comunidad, colocándola en un estado de vulnerabilidad y peligrosamente difícil de atender ante un posible brote de la epidemia en estas comunidades indígenas.

 

-Según se afirma se ha exacerbado la minería ilegal en el mal llamado arco minero. ¿Cuál es la realidad sobre esta ilegal explotación?

-Bolívar tiene 11 municipios y todos son mineros, unos con mayor tenor que otros, pero las riquezas son incalculables en gran variedad de minerales preciosos y estratégicos. El régimen con su mayor empresa generadora de ingresos destruida (PDVSA) y en un desesperado movimiento por obtener liquidez, echa mano de estas riquezas. Sin ningún tipo de control ambiental han tomado las cabeceras de los principales afluentes del río Orinoco, ricos en oro y diamantes, para hacerse de dinero fresco para ellos, y de sangre para nosotros, ya que la destrucción de los bosques es indiscriminado y las bandas armadas y cuerpos irregulares se enfrentan para mantener el control del mineral muriendo muchos inocentes.

-El oro, diamante y coltán (oro azul) son los principales minerales extraídos de forma ilegal. Salen por los caminos verdes sin pasar por las arcas de la nación y una muestra de ello son los innumerables cargamentos de oro confiscados en EE.UU. y las islas del Caribe en aviones privados relacionados a altos funcionarios del régimen. Esto debe acabar y sentar las bases mineras con medidas de protección ambiental, aparte de direccionar la extracción de forma legal y controlada, y todo eso pasa por el cambio de este sistema de gobierno que por años ha saqueado nuestro país.

Twitter: @Alconde


Loading Facebook Comments ...