[HORRORES DEL SOCIALISMO] Bloomberg: Venezolanos repatriados son golpeados en campamentos de cuarentena si critican a Maduro

El régimen de Nicolás Maduro prometió a los migrantes venezolanos que perdieron sus empleos en Colombia por la pandemia del coronavirus y que han regresado al país, una cálida bienvenida. Sin embargo, solo reciben un campamento de cuarentena sofocante y, según un testimonio de un civil retenido, golpes si critican al oficialismo.

“Dijeron que nos pondrían a prueba y si salíamos negativos podríamos seguir avanzando hacia nuestros destinos. Todo fue una mentira”, declaró Edgard López, venezolano de 37 años de edad, que esperaba llegar a su hogar en unos días cuando se subió a un autobús en Bogotá el 4 de abril.

Perdió su trabajo en una fábrica de productos de limpieza que cerró por la cuarentena en Colombia. Fue detenido en un puesto de control fronterizo junto con niños y mujeres embarazadas.

Abren el agua solo dos veces al día durante dos horas, y somos 330 personas. Si hubiera sabido que sería así, nunca habría vuelto”, dijo.

Durante sus declaraciones al país, Maduro indicó que los migrantes que volvieran serían recibidos con “amor, calidez y todas las medidas preventivas. Ahora sabrán que tienen una patria, un país libre y solidario, listo para saludarlos con los brazos abiertos”.

La diputada a la Asamblea Nacional, Gaby Arellano, informó que hasta la semana pasada habían regresado 6.000 migrantes. Es probable que retornen aún más personas, ya que en el país vecino residen más de 1.800.000 venezolanos, que en su mayoría viven alquilados y trabajan en la economía informal.

Otro ciudadano, Luis Camargo, de 37 años de edad, ha estado recluido durante cuatro días en el mismo puesto fronterizo que López. Cruzó la frontera para regresa a su hogar junto con sus hijos y esposa en el estado Zulia.

Detalló que en el desayuno le sirven una sola empanada de harina de maíz, y en el almuerzo come un par de cucharadas de arroz.

En relación con la tensión que se vive en el campamento, dijo este lunes que “algunos trataron de escapar hoy y fueron tomados por los guardias. Sus familias no saben dónde están”. Y agregó: “Otro que criticó al gobierno fue golpeado”.

La realidad de Venezuela durante la cuarentena está sumida en la escasez de combustible, y obliga al sector transporte a paralizar sus actividades. Por lo que la permanencia de los migrantes en las instalaciones fronterizas podría superar el tiempo de incubación del coronavirus, 15 días.

Al respecto, Laidy Gómez, gobernadora del estado Táchira, criticó que es de alto riesgo que estas personas asintomáticas y cuyos test dieron negativo, sigan detenidos. “Si no están infectados con el coronavirus durante esta cuarentena, podrían fácilmente ser el blanco de otra enfermedad como consecuencia de la falta total de servicios públicos”.

Maduro ordenó hospitalizar a todas las personas con covid-19

Por su parte, Freddy Bernal, jefe de los CLAP, dijo que San Antonio del Táchira no está capacitado para atender a los migrantes. “Estamos haciendo un esfuerzo sobrehumano para brindarles a estas personas cierto nivel de comodidad”.

Además, señaló que se ordenaron miles de colchones y se inició la instalación de baños, duchas y lavabos en algunos de los campamentos, reseñó Bloomberg.

El régimen detalló que Venezuela se prepara para recibir a 15 mil venezolanos procedentes de Colombia, Ecuador y Perú.

 

-vía Bloomberg


Loading Facebook Comments ...