Las 10 claves para entender la salida de Rosneft de Venezuela

La petrolera rusa Rosneft, socio fundamental del régimen venezolano para hacer frente a las sanciones en su contra, sorprendió con el anuncio de cesar su participación en los negocios que mantenía en el país. Muchos interpretaron la decisión como una muestra del efecto contundente de las acciones que viene adelantando Estados Unidos contra Nicolás Maduro, especialmente las últimas acusaciones del Departamento de Justicia. Hay razones para pensar que se trata de una estrategia rusa de protección, pero no necesariamente esto quiere decir que Moscú dejará de darle respaldo a Maduro.

 

1. ¿Qué decidió Rosneft?

La empresa informó de manera oficial que concluyó un acuerdo con una compañía, 100% propiedad del Gobierno de la Federación Rusa, para venderle todos sus intereses y cesar su participación en sus negocios venezolanos, incluidas las empresas conjuntas de Petromonagas, Petroperijá, Boquerón, Petromiranda y Petrovictoria, así como empresas de servicios de campo y de operaciones comerciales. Como resultado de la aplicación del acuerdo y la venta de los activos, Rosneft recibirá en el balance de una de sus sucursales un paquete del 9,6% de sus propias acciones, informó la agencia rusa Sputnik.

Antero Alvarado, director y socio de Gas Energy LA, explica que en efecto con esta decisión se va del país la empresa que durante 2019 evitó la caída del régimen de Nicolás Maduro, “pues fue la única empresa que vino a buscar crudo cuando nadie lo hacía”. No obstante, esto no puede verse de forma aislada ni pensar que tiene un alcance general sobre el apoyo a Maduro.

2. ¿Sale Rosneft de todos los activos y proyectos que tenía en Venezuela?

Si bien el comunicado oficial indica que la decisión alcanza a “todos” los activos y operaciones comerciales”, se mencionan Petromonagas, Petromerijá, Boquerón, Petromiranda y Petrovictoria, así como servicios petroleros. Un reporte de Argus destaca que en esa declaración no se mencionan de manera particular las dos concesiones de gas costa afuera que le fueron otorgadas en 2017, Patao y Mejillones. Faltan precisiones para determinar todo el alcance, aunque se entiende que es total.

3. ¿Cuál es el monto de esta operación?

Según Argus, si bien el valor de la transacción no fue revelado, las acciones de la compañía en la Bolsa de Moscú le dan una capitalización de mercado de unos 40.600 millones de dólares, lo que podría valorar la transacción en 3.900 millones.

4. ¿Rosneft es una empresa estatal rusa?

Rosneft pertenece en algo más de 50% al gobierno ruso, pero 20% de sus acciones son de BP y 19% del fondo soberano de Qatar QIA.

5. ¿Cómo queda la deuda existente con Rosneft?

Si bien Venezuela se encuentra en situación de impago con otros acreedores nunca dejó honrar sus compromisos con Rusia, lo que se hacía a través de la entrega de petróleo. Precisamente este pago con petróleo era uno de los argumentos que le permitían a Rosneft acceder al crudo venezolano en medio de las sanciones.

Hace un año la deuda con Rosneft llegaba a 1.800 millones de dólares, pero esas acreencias ya fueron saldadas. Se estima que el país destinaba un promedio de 119.000 barriles diarios a la cancelación de esa deuda.

6. ¿Rusia deja solo al régimen de Maduro?

Esta decisión no implica que Rusia se desvincule del régimen venezolano. De hecho, ocurre un traspaso a otra empresa rusa, como explicó Serguéi Mélik-Bagdasárov, embajador de Rusia en Venezuela. En sus redes sociales precisó lo siguiente: “¡No se preocupen! Se trata del traspaso de los activos de Rosneft en Venezuela al Gobierno de Rusia directamente. Seguimos juntos en adelante”.

Para Francisco Monaldi, experto petrolero, esta decisión le permite a Rusia preserva valiosos activos que tiene en Venezuela y le da capacidad para continuar dándole apoyo a Maduro, si así lo decide.

“Los rusos no se van a ir tan fácil”, señala Alvarado. Según su percepción, esta puede ser una estrategia para que en lugar de Rosneft venga un actor más agresivo, lo que se puede leer como que ‘los rusos se van y ganaron los norteamericanos’, pero esto no necesariamente es así.

7. ¿Por qué toma la decisión de irse de Venezuela?

Monaldi sostiene que Rosneft -con tal composición accionaria- está vendiendo sus activos en Venezuela a una compañía 100% propiedad del gobierno ruso. La razón: Evitar el costo de las sanciones.

“Tomamos esta decisión en interés de nuestros accionistas, como una empresa internacional que cotiza en bolsa», dijo a la agencia TASS el portavoz de Rosneft, Mikhail Leontyev.

Rosneft ha tenido un rol activo en el manejo del crudo venezolano, al punto de convertirse en su principal operador internacional en el marco de las sanciones contra el régimen de Maduro.

En febrero de este año, y a raíz de esto, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a Rosneft Trading SA, brazo comercial de la casa matriz Rosneft, y a su unidad TNK.  Estas medidas han traído secuelas en las gestiones de la petrolera rusa. Además, existe la posibilidad de que se dicten nuevas y más férreas sanciones.

Sin embargo, también puede deberse a la situación misma de la industria petrolera local. Un diplomático en Caracas le indicó a Argus que todos los activos venezolanos han estado perdiendo dinero, lo que llevó a Rosneft a explorar opciones de salida desde principios de 2019.

8. ¿A qué empresa le vendió Rosneft?

En el mundo petrolero priva la idea de que se trata de una empresa que tendrá más flexibilidad para operar en el marco de las sanciones. No obstante, falta clarificar esto, así como el rol que jugará.

Para Alvarado, los rusos van a seguir presentes, “pero con otro vehículo que tenga menor costo económico a nivel mundial. Una empresa que, si es sancionada, no afecte a otros negocios”.

9. ¿Qué más busca Rusia con esta decisión?

En las primeras informaciones que han circulado pareciera que, además se preservar a Rosneft, las autoridades rusas buscan devolver la pelota a Washington. De hecho, la salida de Rosneft de Venezuela y su aparente desvinculación de actividades comerciales asociadas con el país deberían llevar a Washington a levantar las sanciones en su contra. En sus declaraciones Mikhail Leontyev dijo que la empresa tiene derecho a esperar que los reguladores estadounidenses “cumplan sus promesas públicas”. Es decir, que levanten las sanciones.

10. ¿Esto complicará aún más las gestiones del régimen de Maduro para comercializar hidrocarburos: Exportar petróleo e importar gasolina?

En el primer trimestre del año, por el recrudecimiento de las sanciones, ya se había hecho cuesta arriba para el régimen de Maduro evadir las sanciones. Las medidas sobre Rosneft Trading estimularon esta situación y, en consecuencia, en marzo prácticamente la empresa rusa no pudo sacar crudo venezolano y, en igual forma, se restringió el ingreso de cargas de combustibles y otros derivados.  En ese periodo se comenzaron a registrar negociaciones abiertas de las autoridades venezolanas con empresas mexicanas para el intercambio de alimentos por petróleo.

Alvarado explica que Rosneft era una de las empresas que estaba trayendo gasolina por crudo, en esa estrategia de intercambio. Esto podría explicar la agudización en las fallas de oferta de gasolina en el mercado. Lo que pase a futuro dependerá de la empresa que asuma los activos de Rosneft y de las relaciones comerciales que se establezcan.

 

Fuente:  lagranaldea.com


Loading Facebook Comments ...