Primer día del coronavirus en Venezuela: Entre concientización y desesperación (Video+Fotos)

Eran las 11 de la mañana cuando Delcy Rodríguez confirmó la presencia de dos casos con coronavirus en Venezuela. Dos horas después, en la mayoría de farmacias y tiendas de grandes supermercados de Caracas se habían agotado tapabocas y antibacteriales. Los ciudadanos empezaban a formalizar su uso en principales avenidas y calles.

Una pareja de jóvenes caminaba por el Centro Plaza en Chacao agarrados de mano y usando una mascarilla cada uno para cubrirse nariz y boca. “Los empezamos a usar hoy como medida de prevención”, manifestaron.

Como ellos, otros transeúntes en la avenida Francisco de Miranda se mostraban en total calma haciendo uso del principal insumo recomendado para el combate del virus declarado pandemia. Niños y adultos mayores eran los más vistos.

“Ya se nos acabaron y no sabemos cuándo llegue la reposición”, dijo la cajera en un establecimiento de una reconocida cadena de supermercados. La fila para el pago de los paquetes de tapabocas, que incluía cinco cada uno, a un costo de 150 mil bolívares era extensa. También lo eran las colas para cancelar artículos de primera necesidad como papel higiénico y harina de maíz, que eran llevados en medianas cantidades.

Un hombre que había ingresado tarde al local afirmó que había recorrido varios comercios y solo había logrado adquirir antibacterial y algunos limones para combatir el coronavirus chino con gárgaras.

En Farmatodo, cajeros y farmacéuticos dieron el ejemplo usando mascarillas mientras atendían a los clientes. No ocurrió lo mismo en el Metro de Caracas, donde se había exigido el uso obligatorio de tapabocas y en gran parte de las estaciones reinó la ausencia del personal para la supervisión.

Apenas unos pocos usuarios ingresaron a las instalaciones con tapabocas mientras otros se cubrían con pañuelos. En estaciones como la de Altamira, las casetas y pasillos estuvieron libres de trabajadores del sistema de transporte público.

En el recorrido por el este de la ciudad, un hombre que dijo estar en situación de calle contó que le había sido entregado un tapabocas en el Hospital de El Algodonal, al que recurrió tras presentar síntomas.

“Me inyectaron, me dieron el tapabocas y me dijeron que me resguardara, pero ni siquiera tengo dónde dormir”, explicó el ciudadano, que mostró una pequeña lámina con fecha de este viernes y la información de una vacuna.

Venezuela presenta una emergencia humanitaria compleja desde el año 2015. La OPS le declaró recientemente como uno de los países de mayor riesgo para el control del virus y por ello se planteaba un intenso apoyo. Mientras tanto, depende de sus ciudadanos la prevención como tarea principal.

Fuente: LP


Loading Facebook Comments ...