¿Cuándo es el Super Tuesday y qué es exactamente?

El martes 3 de marzo es por tradición el día más importante del calendario electoral en Estados Unidos, tanto para el Partido Demócrata como para el Partido Republicano, ya que en una sola jornada se deciden muchos delegados y se podría definir de una vez la contienda.

Este Super Tuesday o Supermartes de 2020 tiene significación especial para los demócratas, quienes buscan a su candidato para los comicios presidenciales de noviembre en unas primarias aún de muy inciertos resultados.

Entre los republicanos, en cambio, se llega a esta fecha del calendario electoral estadounidense sin mayor trascendencia, ya que Donald Trump es prácticamente el dueño de la candidatura presidencial.

¿Cuándo es exactamente? ¿Qué lo hace tan “súper”? ¿Cómo es que existe un día con este nombre? Esto es lo que necesitas saber.

El martes 3 de marzo.

El Super Tuesday es lo más parecido que hay en Estados Unidos a una primaria nacional. El 3 de marzo, más de doce estados —y entre los demócratas que viven en el extranjero— van a tener elecciones primarias. Ese mismo día también se llevan a cabo los caucus en la Samoa Estadounidense.

Algunos de los estados que votarán el Super Tuesday, como California y Texas, tienen una gran cantidad de delegados. En total hay en juego más de 1.300 delegados que acudirán a la convención nacional, alrededor de una tercera parte del total. Es la mayor cantidad que elige en un solo día durante las primarias.

Si además agregas los 155 delegados repartidos en los estados que votaron anticipadamente (Iowa, Nuevo Hampshire, Nevada y Carolina del Sur), para cuando termine el Super Tuesday ya se habrán decidido casi el 40 por ciento del total de los delegados.

Si un candidato obtiene una buena ventaja al acumular muchos delegados, podría ser matemáticamente difícil que los demás vuelvan a remontar. De ese modo, lo que sucede en el Super Tuesday podría muy bien decidir la carrera, o acercarse a decidirla. Al menos, los resultados del Super Tuesday podrían ser una tendencia.

Si prestas atención al calendario de la elección primaria de Estados Unidos te darás cuenta de que varias de las competencias primarias se llevan a cabo los martes. Técnicamente en Estados Unidos se vota la elección presidencial ese día de la semana en noviembre debido a una ley que data del siglo XIX. Y la razón por la que se eligió ese día es que en ese entonces Estados Unidos era una sociedad agraria y religiosa.

Los domingos eran días de descanso y culto y por eso no se prestaban para votar. Los miércoles solía ser día de mercado, cuando se vendían las cosechas. Y para muchos agricultores, votar implicaba tiempo de traslado, por lo que los lunes y jueves eran inconvenientes. Así que los martes se convirtieron en una de las mejores y únicas opciones.

Sin embargo, el Super Tuesday es un acontecimiento político relativamente reciente. En nuestros archivos consta una referencia a un “Super Tuesday” en 1976. Ese artículo parece sugerir que al menos tres estados votaron la primaria demócrata ese año el 8 de junio. Artículos más recientes mencionan un “Super Tuesday” en la primaria demócrata de 1980, cuando ocho estados votaron un 3 de junio. Una nota explicaba así su génesis:

En 1980, estrategas de Carter-Mondale que querían darle al presidente Jimmy Carter la oportunidad de recuperarse rápidamente si perdía la primaria de Nuevo Hampshire frente al senador Edward M. Kennedy, buscaron la forma de adelantar la fecha de tres primarias en estados sureños para que se celebraran una semana antes de la contienda de Nuevo Hampshire. Así se creó en el sur el Super Tuesday, cuando votantes de Georgia, Alabama y Florida expresaron su preferencia presidencial el mismo día.

Pero varios artículos señalan como el “primer” Super Tuesday oficial el que sucedió el 13 de marzo de 1984, cuando votaron al mismo tiempo nueve estados —Washington, Nevada, Oklahoma, Hawái, Massachusetts, Rhode Island, Alabama, Georgia y Florida—, la Samoa Estadounidense y los demócratas en el extranjero. Fue “la cosecha más grande de delegados de la campaña”, observó el Times al informar que estaban en juego 511 delegados.

Esa mina de delegados seguiría en aumento con el correr de los años en una tradición que hoy persiste.

Fuente The New York Times


Loading Facebook Comments ...