¿Quién es el diputado Luis Parra?

En medio de una tormenta de acusaciones sobre la articulación de los favores, desde la Asamblea Nacional, para el colombiano Alex Saab; y que también lanza ofertas para cambiar el voto de los diputados de oposición el próximo 5 de enero. El diputado Luis Parra lo niega todo y corre hacia adelante con nuevos escándalos. Habla, incluso, de formar una “nueva oposición”, pero desde su natal Yaracuy afloran detalles sobre sus ostentosos cambios de vida.

En cuestión de días el diputado Luis Eduardo Parra se convirtió en noticia nacional. Su nombre se repite desde que el 1o de diciembre el portal Armando.Info lo colocara en el centro de la trama de parlamentarios que desde la Comisión de Contraloría favorecieron a Alex Saab y su extensa red empresarial detrás del programa de los CLAP. En la oposición no dudan ya de señalarlo también como una de las cabezas de la “Operación Alacrán”, dirigida a comprar voluntades para que Juan Guaidó no sea reelecto como presidente de la Asamblea Nacional (AN) el 5 de enero.

“Los diputados José Gregorio Noriega, Luis Parra, José Brito, Adolfo Superlano y Conrado Pérez (principales), Leandro Domínguez y Jesús Gabriel Peña (suplentes) han decidido traicionar la causa de la libertad de nuestra patria y la prosperidad de nuestro pueblo”, sentenció un comunicado del Centro de Comunicación Nacional el 20 de diciembre, que en el fondo prueba también cómo lo que inició hace meses como una operación para favorecer al empresario colombiano Alex Saab, acusado de ser testaferro del propio Nicolás Maduro, encubría una operación política para que el chavismo pudiera adueñarse del Parlamento.

Hace pocos días los diputados Ismael León y Luis Stefanelli lo señalaron directamente de estar ofreciendo miles de dólares a diputados de oposición. “Lo que sí tuve la oportunidad de ver es un capture donde él (Luis Parra) le decía a un parlamentario que hasta cuando los patas en el suelo íbamos a continuar y que no podíamos hacerles caso a los fascistas”, denunció León el 16 de diciembre.

Desde que lo atrapó la tormenta, Parra se ha ido hundiendo entre destemplanzas hacia los periodistas, negación de las acusaciones, versiones contradictorias y el lanzamiento de dardos envenenados contra sus jefes políticos y el propio Guaidó, en un intento por desviar la atención con nuevos escándalos.

A pocos días para el 5 de enero, el diputado Luis Parra está aún lejos de escapar de una tormenta en la que aún no se ha dicho todo”

Aunque el parlamentario de 41 años ya había sido apartado del partido Primero Justicia (PJ), gracias al cual conquistó su curul en diciembre de 2015 por el estado Yaracuy; emitió un comunicado el 18 de diciembre, también suscrito por sus cuestionados compañeros de tolda Conrado Pérez y José Brito, en el que habla de construir una “nueva oposición”. Se trata de un giro radical.

Paradójicamente, el 15 de noviembre, apenas dos semanas antes de que estallara el escándalo que lo coloca como protagonista, expresaba su firme apoyo a Juan Guaidó en sus redes sociales. “Nuestro presidente Juan Guaidó nos llama a tomar las calles de manera decidida, ejerciendo la presión popular hasta reconquistar la libertad y la democracia de nuestro país”, publicó en su cuenta de Twitter.

Con el reportaje de Armando.Info todo se derrumbó, y ahora su posición política se va pareciendo a la del chavismo. En simultáneo, no dejan de aparecer nuevos señalamientos en su contra relacionados con sus ostensibles cambios de vida en Yaracuy, el viejo apodo de “mano de teipe” con el que se le conoce en la política yaracuyana y hasta nombres de caballos de raza, como Sultán Cats, que le pertenece a gente de su entorno y que está valorado en miles de dólares, y que están en una granja de un familiar cercano.

Algunos de estos polémicos detalles sobre la vida política de Parra han sido expuestos desde hace meses por el periodista Luis Martínez en una columna de opinión en el diario Yaracuy al Día. Pero Parra lo niega todo.

“Desde que lo atrapó la tormenta, Luis Parra se ha ido hundiendo entre destemplanzas hacia los periodistas, negación de las acusaciones, versiones contradictorias”

El diputado ni siquiera ha explicado aún por qué sin ser miembro de la Comisión de Contraloría viajó a Bulgaria en abril pasado junto a Conrado Pérez y Richard Arteaga, en una gira de la que nunca se informó los motivos y que, según sugirió Armando.Info, también sirvió para entregar en ese país oficios en favor de Alex Saab y su extensa red empresarial detrás de los CLAP. Asimismo ha evitado informar quién costeó ese viaje y el siguiente, que realizó en mayo con parlamentarios de esa comisión a Roma y Madrid.

Parra también ha evitado referirse a su conexión con el ex gobernador David De Lima, a quien desde inicios de noviembre se le acusa de ser un emisario de Maduro con los “maletines verdes” para comprar conciencias en la oposición de cara al 5 de enero, o con el cuestionado empresario Gianfranco Napolitano o con el director de Primicias24, Carlos Herrera. Ni siquiera ha explicado por qué la empresa de su compadre Roger León, Agroleón Molinos de San Felipe, C.A. sostiene negocios con Salva Foods, la compañía que maneja las Tiendas CLAP y que pertenece a Carlos Lizcano, un empresario colombiano que opera los negocios en Venezuela de Alex Saab, mientras él mismo acordaba las gestiones de los diputados en favor del propio Lizcano.

Su relación con Primero Justicia parece rota, pero durante mucho tiempo Parra fue el coordinador de la tolda aurinegra en Yaracuy. Fue, incluso, el abanderado opositor, acreditado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), a la gobernación de ese estado en 2017, cuando se enfrentó al militar retirado Julio León Heredia, quien obtuvo la reelección.

“Asumimos con humildad y compromiso este respaldo. Me siento profundamente orgulloso de pertenecer a las filas de Primero Justicia, la primera fuerza política del país, y la que seguirá luchando incansablemente por rescatar la democracia en Venezuela. ¡Nada nos detiene!, ¡Juntos somos invencibles!”, expresó Parra, en aquel ya lejano 2017.

“El diputado Luis Parra ni siquiera ha explicado aún por qué sin ser miembro de la Comisión de Contraloría viajó a Bulgaria, Roma y Madrid”

Parra insiste en hablar desde la posición de víctima. Acusa ser el destinatario de “una guerra sucia”, y reitera que “no tenemos nada que ocultar”. Sin embargo, en su comparecencia ante la comisión especial, designada por Juan Guaidó para investigar las irregularidades en la Comisión de Contraloría, Parra apostó por evadir los señalamientos y apenas se limitó a hacer una exposición de motivos para luego retirarse.

Faltan unas dos semanas para el 5 de enero y pese a que en medio está el receso navideño, el diputado Luis Parra está aún lejos de escapar de una tormenta en la que aún no se ha dicho todo.

Justo este fin de semana su suplente, el diputado Ramón Flores, anunció su renuncia a Voluntad Popular (VP). Flores, a quien en círculos políticos señalan de ser muy cercano a Raúl Gorrín y Carlos Herrera, director de Primicias24, alegó diferencias con la dirigencia del partido naranja en un comunicado difundido en su cuenta de Twitter. En realidad, se trata de otro episodio que conecta con las movidas tras cámaras de Luis Parra.

 

 

Fuente:  lagranaldea.com


Loading Facebook Comments ...