Debemos aspirar a otro tipo de sociedad

Por Fibonacci

 

La involución que ha experimentado Venezuela en las últimas dos décadas no tiene punto de comparación en nuestra historia, y tal vez en la de muchos otros países. Es conocida por la ciudadanía la magnitud del deterioro en todas las esferas, o es conocida al menos a un nivel relativamente aceptable. De modo que estamos al tanto de este hecho.

 

La verdad, es que este estado de cosas que vivimos tiene, entre varios culpables, a nosotros mismos como ciudadanos, puesto que caímos en el intercambio engañoso entre ganancias de corto plazo y menores libertades. Permitimos, de alguna u otra forma, la remoción de los principios de vida básicos de libertad, justicia y equidad, a cambio de pequeños beneficios que no lograron que alcanzásemos ni la capacidad de salir adelante por nuestros propios medios ni control sobre nuestras vidas, puesto que la mayoría básicamente dependía de otro (el gobierno) para vivir. Como ya vemos, todo esto es una receta para la creación de una sociedad a los pies de una élite, que en el sentido de Acemoglu y Robinson es una sociedad con instituciones extractivas, dado que un pequeño grupo de individuos extrae la gran mayoría de los réditos de la actividad económica, y controla a su vez gran parte o todo el poder político. De esta forma, se mantiene a casi toda la sociedad impedida de poder controlar su destino.

Resultado de imagen para Debemos aspirar a otro tipo de sociedad venezuela

Resulta obvio en este momento, que el deterioro no es sólo material sino también espiritual y de fe, y en mi opinión es el más importante, porque la carencia de ellos ha sido la piedra fundacional de este oscurantismo en el que vivimos.

 

Debemos apuntar a una sociedad próspera, y es a lo que llegaremos, donde recuperemos valores superiores que hemos perdido y ganemos otros necesarios. El proceso político debe tener las mayores libertades posibles de participación y obtención de su poder, y de igual manera, el sistema económico debe ayudar a que la creación y apropiación de la riqueza sea la más amplia posible dentro de la sociedad. Ambos deben basarse en un diseño correcto de incentivos, con premios y castigos en el sentido de los “empujones” de Thaler, es decir, pequeños estímulos que lleven a mejores resultados que en ausencia de ellos. De esta forma, la sociedad tendría un gobierno cuyas políticas les otorguen herramientas a sus ciudadanos para que cada vez posean mayor control sobre sus vidas. El gobierno será el siervo, y no al revés.

Resultado de imagen para venezuela prospera

Desde luego, esto no es una tarea fácil y siempre será algo en construcción, pero es la forma es cómo conseguiremos ir creando una sociedad de individuos libres.


Loading Facebook Comments ...