[DRAMA PASIONAL EN BOLÍVAR] Al funcionario de Policaroní lo mató este minero porque ambos salían con la misma mujer

Un drama pasional fue el móvil del asesinato a tiros del oficial agregado de la Policía Municipal de Caroní, Ender José López, de 26 años de edad, ocurrido a las 5:00 am del 1ro de enero en plena calle del barrio Luis Hurtado Higuera de la parroquia Chirica del municipio Caroní en la población de San Félix del estado Bolívar.

Como se sabe, este fue el primer efectivo policial ultimado en Venezuela este año 2020.

Al lado del cuerpo sin vida del funcionario se encontraba otro cadáver, que correspondía a Johan Alexander Díaz Urbano, de 24 años edad, exfuncionario de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), y quien en la actualidad laboraba en la zona minera del estado Bolívar.

 

 

El oficial agregado de la Policía Municipal de Caroní, Ender José López, primer funcionario de seguridad asesinado este año en Venezuela

 

Según las pesquisas realizadas por el Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) destacado en la zona, fue este último, Johan Alexander Díaz Urbano, el que asesinó de tres impactos de bala a Ender José López, luego que bajo los efectos del alcohol sostuvieran una discusión debido a que ambos hombres salían con la misma mujer. Los dos se conocían desde hacía tiempo pero la enemistad surgió cuando los dos sospecharon que la pareja -que al final resultó ser la misma-, los mantenía engañados.

 

ASÍ MATARON AL ASESINO

 

Johan Alexander Díaz Urbano, de 24 años edad, exfuncionario de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), quien trabajaba como minero, mató “por el amor de una mujer”, al oficial agregado de Policaroní, pero inmediatamente fue dado de baja

 

Un tercer hombre que estaba en la escena del crimen, cuya identidad no se detalló pero que sí se conoce que es funcionario activo de la Policía del Estado Bolívar, al percatarse de que Ender José López había sido asesinado -su amigo de varios años-, desenfundó su arma de reglamento y la accionó en contra del homicida, Johan Alexander Díaz Urbano, quien murió de forma inmediata.

El policía se retiró rápidamente del sitio, dado que estuvo a punto de ser agredido por vecinos de la comunidad, por lo que tuvo que realizar varios disparos al aire para poder escapar ileso de ese lugar, dirigiéndose a su comando natural donde decidió colocarse a derecho ante sus oficiales superiores.

 

UN FAES LADRÓN

 

Pero la investigación no terminó allí.

Se conoció que en la escena del crimen un sujeto se apoderó de una de las armas involucradas en el hecho de sangre, una pistola marca Pietro Beretta calibre 9mm, la cual fue recuperada a las pocas horas del suceso por los mismos funcionarios del CICPC que esclarecieron el doble homicidio, cuando la misma estaba en manos de un miembro de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), destacado en el estado Bolívar.

Es de acotar que las investigaciones determinaron que esa misma pistola estaba vinculada a otro episodio violento, cuando se empleó contra funcionarios del CICPC que fueron atacados a tiros en operativo de seguridad.


Loading Facebook Comments ...