Klesch Group y la estatal Rdk firman un acuerdo preliminar para operar la refinería de Curazao

El refinador alemán y comerciante de productos petroleros Klesch Group y la compañía estatal de refinación de Curazao, Refineria di Kòrsou (RdK), han firmado un acuerdo preliminar para operar la refinería Isla de 335.00o b / d de capacidad  y un terminal de aguas profundas, dijeron las compañías.

 

Actualmente la refineria Isla, en Curazao, es operada por la empresa petrolera estatal de Venezuela, Pdvsa, bajo un contrato de arrendamiento que vence a fines de este mes.

Los términos del contrato de arrendamiento no se han publicado, incluida una fecha para la adquisición de la refinería centenaria, pero ambos dijeron que las condiciones definitivas se concluirán a mediados de 2020, informó Argus en una nota

El diario local Curacao Chronicle reseñó que el acuerdo preliminar se firmó el domingo 22 de diciembre. “Refineria di Kòrsou (RdK) y el Grupo Klesch firmaron un Acuerdo de Compra y Venta de Activos (APSA) el domingo 22 de diciembre de 2019, estableciendo un paso firme hacia la continuación de las “Instalaciones Petroleras de Curazao” que consisten en la refinería de Curazao , la planta de Servicios Públicos y el terminal petrolero de Bullenbay”

El gobierno de Curazao ordenó a RdK que buscara un acuerdo con un operador con el que pudiera concluir un arrendamiento “a largo plazo” para las instalaciones.

Se requerirá que Klesch Group invierta en la refinería Isla para modernizar sus unidades y asegurarse de que la instalación cumpla con los estándares ambientales, dijo el gobierno.

Pdvsa alguna vez usó Isla para procesar crudo en gasolina, nafta, diesel, combustible para aviones, asfalto, aceites base y lubricantes, y para mezclar su crudo extrapesado diluido con crudo ligero para exportación. Pero la mayor parte del complejo ha estado fuera de línea durante la mayor parte de los últimos dos años debido a la falta de materias primas, mantenimiento y servicios públicos. Actualmente, una unidad de craqueo térmico en la refinería está procesando crudo pesado venezolano.

La pérdida de acceso de Pdvsa a la terminal de aguas profundas de Bullen Bay lo privará de espacio crítico de almacenamiento para transportar sus cargas a embarcaciones más grandes para los mercados asiáticos.

Curazao ha sido eximido temporalmente de las sanciones de Estados Unidos a las compañías que hacen negocios con Pdvsa, y está ansioso por terminar la relación con la firma venezolana.

El acuerdo entre RdK y Klesch es el segundo negociado por Curazao para un sucesor de Pdvsa.

RdK y la estatal china Guangdong Zhenrong Energy (GZE) concluyeron un contrato de arrendamiento de 40 años de Isla en noviembre de 2016 después de que PdV indicara que no estaba interesado en renovar su acuerdo. Pero el gobierno de la isla canceló unilateralmente el acuerdo con GZE en enero de 2018, diciendo que la compañía no tenía el dinero para adelantar el proyecto y que no tenía “el apoyo incondicional del gobierno chino como lo había indicado al firmar el acuerdo” indica Argus.

Klesch es un grupo internacional de productos industriales de propiedad privada con inversiones principalmente en el sector petrolero a través de Klesch Petroleum Holding Limited. El Grupo Klesch tiene un sólido historial de adquisición de grandes negocios intensivos en activos en entornos altamente regulados y ha completado transacciones con grandes empresas públicas internacionales, indica el Curacao Chronicle.

Ahora que se ha firmado el APSA, las partes continuarán trabajando para cumplir las condiciones precedentes acordadas, con el objetivo de firmar los dos acuerdos restantes para el cierre en 2020. Está previsto que tenga lugar en el segundo trimestre de 2020.

Mientras tanto, Refineria di Korsou tomará las medidas necesarias para realizar una transición sin problemas de las “Instalaciones petroleras de Curazao” al Grupo Klesch.

 

Fuente: Argus


Loading Facebook Comments ...