Un día después del asalto perpetrado en horas de la madrugada del domingo contra un batallón de las Fuerzas Armadas de Venezuela, el régimen de Nicolás Maduro acusó este lunes al diputado opositor Gilber Caro, quien se encuentra detenido desde el viernes, de estar vinculado al operativo ocurrido en el estado Bolívar.

“Robaron 120 fusiles de alta potencia y 9 lanzacohetes RPG para derribar un avión colombiano, y luego decir que se habían utilizado lanzacohetes de la Fuerza Armada venezolana, ese era el falso positivo (…) La banda criminal estaba liderada por los diputados José Manuel Olivares, Gilbert Caro, Ismael León”, detalló el funcionario chavista, quien agregó que “el objetivo era el asalto de unidades militares en varios estados venezolanos utilizando paramilitares y policías”.

“La violencia del 2014 que dejó 43 fallecidos tuvo entre sus coordinadores al señor Gilber Caro, un criminal confeso y reincidente en sus acciones de violencia”, señaló el ministro chavista.

Jorge Rodríguez reiteró las acusaciones contra los gobiernos de Colombia, Perú y Brasil. “Estos criminales fueron entrenados en campamentos paramilitares plenamente identificados en Colombia y recibieron la colaboración artera del gobierno de Jair Bolsonaro”.

Voluntad Popular desmiente “alucinaciones”

Voluntad Popular (VP), partido al que pertenece Caro, rechazó las acusaciones del régimen de Maduro: “Rechazamos categóricamente las alucinaciones de Jorge Rodríguez, en las que pretende vincular a los diputados Yanet Fermín, Gaby Arellano, León Ismael, Gilber Caro y José Manuel Olivares en el supuesto robo de armamento militar y conspiraciones”.

El funcionario chavista también apuntó contra el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, a quien acusó de “generar escándalos de corrupción en Colombia y Estados Unidos para tratar de empañar las navidades en el país”. “Tenemos pruebas y testimonios de policías del estado Sucre y filtraciones de video”.

Consideró, por su parte, que el presidente de la Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositora, le prometió “el oro y el moro a los soldados desertores”. “Juan Guaidó ya es historia”, sentenció.

Desde el Palacio Miraflores, Jorge Rodríguez aseguró que el plan llamado “Navidad Sangrienta fue desmantelado completamente”.