La venezolana Oriana Altuve hace un doblete con sabor amargo

La venezolana Oriana Altuve salvó al Rayo Vallecano en su visita al Sevilla (2-2), en partido de la decimocuarta jornada de la Primera división española, pero fue un doblete amargo porque malogró un penalti en el minuto 95 que le podía haber dado el triunfo a su equipo.

Altuve es una de las jugadoras de la máxima categoría del fútbol femenino español en mejor forma. Marcó por cuarta jornada consecutiva. En esta oportunidad sus goles permitieron al cuadro franjirrojo equilibrar el 2-0 con el que se había situado el equipo sevillista en el primer periodo.

La venezolana es una auténtica referencia para este Rayo que lucha en la mitad alta de la tabla. Y fue de nuevo su estilete. Para su pesar le faltó el remate final en la última jugada del partido, una pena máxima que la guardameta Cata Coll, tras fallar en la recepción del balón, cometió sobre ella misma.

Altuve, no podía ser otra, era la elegida para tirar la pena máxima. Una jugadora en estado de gracia parecía garantía. Pero enfrente estaba una especialista en la materia como es la joven arquera del cuadro sevillista, como ha dejado demostrado en las diferentes selecciones inferiores españolas.

La venezolana lanzó a la derecha de Coll, quien adivinó su intención y evitó el triunfo del Rayo. Altuve tuvo que ser consolada por sus compañeras, que reconocieron su gran trabajo. Mientras, en la grada la afición sevillista festejaba la parada de su guardameta. Doblete agridulce para la artillera del Rayo, que suma ya diez tantos en lo que va de temporada.

Fuente: EFE


Loading Facebook Comments ...