La Argentina cuestionó en la ONU las sanciones impuestas a Nicolás Maduro (Video)

Este miércoles Argentina no suscribió el documento leído en el Consejo de Derechos Humanos (DDHH) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), actualizado y presentado por la Alta Comisionada Michelle Bachelet.

La exposición argentina, breve, estuvo a cargo del embajador Carlos Mario Foradori, representante permanente extraordinario y plenipotenciario ante ese organismo, tras la ponencia de la ex presidente chilena. “Agradecemos a la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos la actualización oral sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela. Argentina apoya la intervención conjunta pronunciada minutos atrás por el Perú en nombre de un conjunto de países proponentes y copatrocinadores de la resolución 42/25. Al respecto, mi país desea manifestar que nuestra preocupación debe incorporar la dimensión de los derechos económicos, sociales y culturales. En tal sentido el impacto de las sanciones económicas, comerciales y financieras sobre la economía venezolana es indubitable teniendo efectos concretos sobre la población más vulnerable. Muchas gracias, señor presidente”.

De esta forma, la Argentina sólo apoyó la resolución manifestada por Perú, pero no suscribió la declaración del Grupo de Lima.

La resolución a la que hace referencia Foradori es la que lleva fecha de septiembre de 2019 en la que se relatan las atrocidades que comete el régimen conducido por Maduro. En rigor, todos los informes de Bachelet hicieron mención al impacto que las sanciones económicas contra miembros del régimen podrían tener sobre la economía de la dictadura. El debilitamiento de sus resortes financieros es uno de los objetivos para minar al Palacio de Miraflores.

Perú, en tanto, fue mucho más contundente en su apoyo al actualizado informe de la ONU. En nombre de los países que conforman el Grupo de Lima, señaló: “Una vez más escuchamos la descripción de las innumerables violaciones y abusos de derechos humanos que se cometen diariamente en Venezuela y la grave situación de millones de personas en ese país. La aguda crisis social, política y humanitaria desencadenada hace varios años ha llevado a que más de 4.6 millones de personas hayan dejado su país en los últimos cuatro años y que miles lo sigan haciendo”, dijo la embajadora Silva Elena Alfaro Espinosa.

Nuestra preocupación comprende la dimensión de los derechos económicos, sociales y culturales. Por eso lamentamos el colapso del sistema de salud, la distribución de alimentos y medicina, del servicio de energía eléctrica, de capacidad productiva, de una inflación de 283.000% entre enero de 2017 y agosto de 2019. De la desnutrición del 21% de la población. También generan alarmas los informes de la Alta Comisionada sobre ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias, torturas y violencia generalizada y sistemática. Reiteramos nuestra preocupación por la crisis en Venezuela y apoyamos una salida política y pacífica a ésta”, agregó Alfaro Espinosa.

 

 

Fuente: Infobae


Loading Facebook Comments ...