Alberto Fernández quiere estar bien con Dios y con el diablo: se reúne con enviado de Trump y con el dictador cubano Miguel Díaz-Canel

Buenos Aires.- El nuevo presidente de Argentina, Alberto Fernández, mantuvo este miércoles reuniones con el dictador de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y el enviado de EEUU, Michael G. Kozak en su primer día en el cargo, en el que los mercados estuvieron en calma a la espera de conocer la nueva política económica.
El encuentro en Buenos Aires con el mandatario cubano fue la primera actividad oficial del nuevo jefe de Estado argentino, aunque ambos ya se saludaron formalmente el martes durante los actos de asunción presidencial.

UN COMPROMISO CON CUBA

En la reunión en la Casa Rosada -sede del Poder Ejecutivo que Fernández conoce bien de su tiempo como jefe de Gabinete de los expresidentes Néstor Kirchner (2003-2007) y la ahora vicepresidenta Cristina Fernández (2007-2015)- los dos políticos apostaron por incrementar el intercambio bilateral en salud y alimentación y avanzar en la cooperación cultural y deportiva.

“Tenemos un compromiso de hermandad con Cuba”, expresó Fernández, líder del peronista Frente de Todos y autodefinido como de centro-izquierda.

 

Por su parte, Díaz-Canel, que también mantuvo un encuentro con Cristina Fernández en el Senado, dijo durante un acto en homenaje a las víctimas del terrorismo de Estado de la última dictadura argentina (1976-1983) que los cubanos han vivido la victoria de los Fernández como “un triunfo también de la revolución cubana”.

LA RELACIÓN CON ESTADOS UNIDOS

Tras asistir en la ciudad de La Plata a la asunción del también peronista Axel Kicillof como gobernador de la provincia de Buenos Aires -luego de ganar en octubre las elecciones a María Eugenia Vidal, correligionaria del presidente saliente del país, Mauricio Macri (2015-2019)-, Fernández recibió al secretario adjunto del Departamento de Estado para asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Michael Kozak.

En su cuenta en Twitter, la Embajada de Estados Unidos añadió una foto de ambos y señaló que la reunión sirvió “para continuar trabajando en el fortalecimiento de la relación bilateral en temas de interés para ambos países y la región”.

 

El apoyo del presidente estadounidense, Donald Trump, fue esencial para Macri en la relación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo que en 2018 aprobó un préstamo para Argentina de 56.300 millones de dólares para enfrentar sus dificultades económicas y cuyo pago, y el del resto de tomadores de la alta deuda externa, Fernández deberá ahora afrontar.

En noviembre, Trump llamó a Fernández para felicitarle por su triunfo en los comicios de octubre y le anunció que instruyó a su equipo en el FMI para que ayude al país, mientras que el peronista le transmitió su intención de mantener “una relación madura y cordial” alrededor de “muchos temas comunes en el marco de una situación compleja en la que Argentina necesita ayuda”.

El encuentro con Kozak se dio luego de que el martes trascendiera en los medios un supuesto malestar del asesor de Donald Trump Mauricio Claver con el nuevo Ejecutivo argentino por la presencia en el acto de investidura de Jorge Rodríguez, ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información del Gobierno venezolano de Nicolás Maduro.

Estados Unidos no reconoce a Maduro y sí al jefe de la oposición, Juan Guaidó, como presidente encargado.

El nuevo jefe del Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, dijo que el supuesto malestar se trataba de una “especulación” y consideró que quizá fue algún integrante de la “comitiva” estadounidense quien se quejó, aunque valoró que el enviado “principal” de Estados Unidos, en referencia a Kozak, se fuera a reunir con el presidente.

PRÓXIMOS PASOS DEL NUEVO GOBIERNO

En declaraciones radiales, Cafiero confirmó que próximamente se convocará a sesiones extraordinarias en el Congreso -con la llegada del verano austral, el Parlamento hace un receso en sus sesiones ordinarias hasta el 1 de marzo- para tratar los proyectos de Emergencia Económica y de Emergencia Sanitaria.

Se están estudiando aumentos para jubilaciones de la mínima y para los más postergados, a fin de generar un shock que permita superar las asimetrías”, enfatizó

A la espera de definiciones más concretas sobre la política económica y el plan para las negociaciones de pago a los acreedores de la deuda -entre ellos el FMI- los mercados se mantienen en relativa calma (la bolsa registró subidas y bajadas a lo largo de la mañana y caía un 1,10 % a media sesión) y el riesgo país se situaba en 2.165 puntos, cifra similar a la de ayer.

Entre los primeros pasos del nuevo Ejecutivo, también se confirmó que Pablo Ceriani ocupará el cargo de presidente de la estatal Aerolíneas Argentinas.

ANÉCDOTAS DEL CAMBIO

“No sé si el presidente venía a trabajar ahí, porque el aire acondicionado no funciona y es insufrible”, dijo Fernández en breves declaraciones a los periodistas acreditados en la Casa Rosada, en referencia a su antecesor Macri.

Por su parte, el hasta ayer presidente, que también dejó la residencia oficial de la localidad bonaerense de Olivos para que la ocupara su sucesor, inició su etapa cambiando la descripción de su biografía en las redes sociales, en la que omite decir que fue mandatario.

Miembro fundador de PRO Argentina y Cambiemos. Casado. 4 hijos. Hincha de Boca”, destaca el ex jefe de Estado presidente en sus cuentas de Twitter e Instagram.

La primera jornada de Fernández como jefe de Estado culminará por la tarde con su viaje a la ciudad de Santa Fe, para participar de la investidura del peronista Omar Perotti como gobernador de la provincia del mismo nombre.

 

-con información de EFE


Loading Facebook Comments ...