Lluvia de estrellas de las Leónidas: esta será la mejor noche para disfrutar del espectáculo

ASTRONOMÍA

Disfrutar de la lluvia de estrellas de las Leónidas es uno de los grandes placeres del otoño para los amantes y aficionados de la astronomía

Disfrutar de la lluvia de estrellas de las Leónidas es uno de los grandes placeres del otoño para los amantes y aficionados de la astronomía. Estos meteoros, atraviesan el cielo nocturno cada año desde el día 6 de noviembre hasta el 30 del mismo mes, sin embargo, la madrugada que une el día 16 con el 17 será, según recoge el Instituto Geográfico Nacional, el mejor momento para visualizar el espectáculo nocturno, pues será el ritmo de la lluvia de meteoros será mayor.

Este años las condiciones climatológicas y la fase lunar no acompañan a este fenómeno en todo el país, pues después del temporal de nieve que viene azotando a gran parte del país en los últimos días, de cara a la noche de este sábado la AEMET contempla diferentes alertas amarillas por lluvia. En concreto estarán activadas en la costa cántabra, en la del País Vasco y en Navarra. Además, también habrá alertas amarillas por bajas temperaturas en Huesca, Girona y Lleida, por lo que allí lo mejor será disfrutar de la lluvia de estrellas desde algún lugar protegido del frío.

Por su parte, la luz de la lunacomenzando a menguar, también puede ser un impedimento menor para vislumbrar la lluvia de estrellas, por lo que el mejor momento para verlas será la primera parte de la noche, antes de que salga el astro. Además, también molestará la contaminación lumínica de las ciudades, por lo que para disfrutar de ellas, así como de cualquier otro fenómeno astronómico, será necesario abandonar los cascos urbanos.

¿De dónde vienen las Leónidas?

Los meteoros que dan forma a la lluvia de estrellas de las Leónidas, son fragmentos del cometa 55P/Temple-Tuttle. Cada año, sobre estas fechas, la Tierra atraviesa un anillo orbital repleto de los fragmentos de este cometa que se han desprendido de él en pasos anteriores. Cuando una de estas piezas (meteoroides) entra en contacto con la atmósfera terrestre se vaporiza por la fricción con el aire, generando así un resplandor luminoso al que conocemos como estrella fugaz.

Radiante de las Leónidas. (IGN)
Radiante de las Leónidas. (IGN)

En su visión desde la Tierra, todos los meteoros que forman cada una de las distintas lluvias de estrellas que tienen lugar cada año, parecen tener un único punto de origen: el radiante. Esta localización en el universo es lo que da nombre a las Leónidas, pues, tienen su radiante en la constelación de Leo.

Capturar una estrella fugaz

Para disfrutar de las Leónidas solo habrá que huir de las zonas muy iluminadas y dirigir la mirada hacia las zonas más oscuras, en dirección opuesta a la posición de la Luna si la observación se hace antes de que se ponga el sol por completo.

Para capturarlas con una cámara de fotos, lo mejor será seguir los consejos de la NASA, que pasan por lo siguiente:

Evitar la contaminación lumínica y reducir el brillo de la pantalla.

  • Usar un trípode o programar el disparo sobre una superficie estable
  • Reducir las vibraciones del disparo con el temporizador o un cable disparador
  • Utilizar un objetivo gran angular
  • Apostar por el enfoque manual y aplicar la ‘regla hiperfocal’
  • Calcular el tiempo de exposición utilizando la ‘regla 500’, que consiste en dividir 500 entre la longitud en milímetros de la lente

 

  • El Confidencial


Loading Facebook Comments ...