EEUU sanciona a uno de los ministros más sanguinarios de Cuba, Julio César Gandarilla Bermejo, por sus delitos en Venezuela

El Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, anunció sanciones contra el ministro del Interior de Cuba, Julio César Gandarilla Bermejo, por su implicación en “flagrantes violaciones de derechos humanos en Venezuela”.

La nota del Departamento de Estado subrayó el papel de Gandarilla “a través de la responsabilidad de comando, en flagrantes violaciones de derechos humanos en Venezuela”, sin ofrecer más detalles.
Junto a Gandarilla Bermejo, también resultan sancionados sus dos hijos: Julio Cesar Gandarilla Sarmiento y Alejandro Gandarilla Sarmiento.
Como consecuencia, a los individuos designados públicamente les queda prohibida la entrada en Estados Unidos.
La represión de derechos humanos del régimen de los Castro y libertades fundamentales en Cuba y Venezuela necesita preocupación mundial y una mayor llamada internacional a la acción”, indicó Pompeo.
Desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2017, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha endurecido la política hacia Cuba con el endurecimiento del embargo comercial, la prohibición de cruceros a la isla y reducciones del personal diplomático.
Trump ha autorizado recientemente una serie de medidas para asfixiar la frágil economía cubana, ya dañada por la crisis en Venezuela, su principal aliado y valedor en la región.
A finales de octubre, el Gobierno de Estados Unidos anunció la prohibición de los vuelos comerciales desde su territorio a todas las ciudades de Cuba con la excepción de La Habana, en un nuevo intento por aislar aún más a la isla en represalia por su apoyo al régimen de Nicolás Maduro.
Previamente, Washington ya había sancionado los envíos de crudo venezolano a la isla, que ha tenido que voltearse hacia viejos aliados como Rusia y nuevos socios como Argelia en busca de combustible.
PERFIL DE UN ESBIRRO
Cuando fue nombrado en el cargo que hoy en día ostenta, el diario ABC de España publicó un perfil de Julio César Gandarilla Bermejo en el que da cuenta de su estrecho vículo con Raúl Castro, sino también de las atrocidades que es capaz de cometer “en nombre de la revolución”.
“El vicealmirante Julio César Gandarilla Bermejo era ya un valor en alza y miembro de la poderosa cúpula militar que realmente manda en Cuba antes de que esta semana fuera nombrado ministro del Interior. Gandarilla sustituye al general de división Carlos Fernández Gondín, fallecido el pasado 7 de enero por ‘complicaciones de una enfermedad crónica’, según el comunicado oficial.

Miembro del Comité Central del Partido Comunista y diputado de la Asamblea Nacional, el vicealmirante pertenece al círculo más estrecho de Raúl Castro y es poco dado a salir de la sombra. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en el Ministerio de Defensa, del que fue titular el actual presidente cubano. ‘Hace rato que Gandarilla es quien dirige la contrainteligencia que le cuida las espaldas a Raúl, supervisado por su hijo Alejandro Castro Espín (coordinador de inteligencia y contrainteligencia)’, explica a ABC Roberto Álvarez-Quiñones, periodista cubano exiliado en Los Ángeles.

Durante más de dieciséis años, Gandarilla Bermejo fue jefe de la Dirección de Contrainteligencia Militar. Entre otras funciones era el «encargado de investigar a sus propios compañeros de filas», puntualizan observadores en La Habana. Aterrizó en Interior en octubre de 2015, como número dos de Fernández Gondín. El viceministro del Interior coordina la inteligencia y la represión de los grupos disidentes.

Los opositores Oscar Elías Biscet y Martha Beatriz Roque fueron detenidos este miércoles en La Habana y liberados horas después. La economista independiente Karina Gálvez seguía este jueves bajo arresto en la sede de la Seguridad del Estado de Pinar del Río. Gálvez fue detenida el miércoles y su casa, también sede de la revista digital Convivencia, allanada. Dagoberto Valdés, director de Convivencia, atribuye el repunte de la represión, ‘ordenada desde las más altas instancias del país’, a la mala situación económica de la isla (recesión del 0,9% en 2016) y a causas internacionales (presidencia de Trump, crisis en Venezuela…).

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (Ccdhrn) registró en diciembre al menos 458 detenciones por motivos políticos y un total de 9.940 arrestos en 2016, frente a los 2.074 de 2010. Al mismo tiempo, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) informó en un comunicado de que 2016 se saldó con 9.351 detenciones arbitrarias, con un aumento de más de un millar respecto a 2015.

En su último informe, la Ccdhrn se refería a ’14 agresiones físicas por parte de los cuerpos de la represión política contra opositores pacíficos, 37 acciones de hostigamiento e intimidación y dos actos de repudio, verdaderos linchamientos civiles’. Este grupo disidente en la isla subrayó que, además del ‘sistemático hostigamiento’ que sufren las Damas de Blanco, la peor parte de la represión de diciembre se la llevó la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu). Muchos de sus miembros sufrieron ‘actos vandálicos y robos policiales’ en sus casas y en la sede del partido en Santiago de Cuba, además de 115 detenciones por motivos políticos”.

-con información de EFE / ABC de España


Loading Facebook Comments ...