Por venganza mataron a cocinero de 38 puñaladas en Antímano

Una venganza que tardó más de cinco años en concretarse terminó en las últimas horas del domingo cuando fue asesinado el cocinero Celestino José Palacios Rodríguez.

 

El asesinato ocurrió en las últimas horas de la noche del domingo, cuando Palacios Rodríguez regresaba a su casa ubicada en la calle El Caimán del sector Francisco de Miranda de Kennedy, en Antímano.

Llegaba de una fiesta en compañía de su esposa Noralvis Pirela en una motocicleta marca Empire Keeway modelo Owen color roja.

Debido a que tenía que guardar la moto dejó a su esposa en una escalera cercana a la casa y se dirigió al lugar donde acostumbraba guardar la moto.

Cuando se encontraba en el estacionamiento fue interceptado por tres personas, dos hombres y una mujer identificados como Pablo Vallejo de 37 años de edad, John Vallejo de 19, hijo de Pedro y la pareja de Pablo, a quien sólo conocen por su apodo como “La Negra”, de 30 años.

Los familiares desconocen si se produjo una discusión, el hecho es que Pablo Vallejo atacó con un arma blanca a Celestino Palacios, le dio 38 puñaladas, al escuchar los gritos, la esposa del cocinero sube y ve a los atacantes, quienes huyen del lugar al verse descubiertos.

La mujer en medio de una crisis de nervios comenzó a llamar a otros familiares quienes llegaron al lugar y cargaron al hombre agonizante, lo llevaron al Hospital Pérez Carreño donde llegó sin signos vitales.

 

La historia de una venganza
Familiares de la víctima señalaron que el problema que le costó la vida a Celestino Palacios, se inició en una pelea ocurrida hace cinco años cuando Pablo Vallejo atacó a un primo de la esposa de Celestino.

Varios familiares intervinieron en la reyerta en la que el agresor terminó con las tablas en la cabeza. “En ese momento él juró venganza, los sentenció a muerte”, dijo un familiar.

Pero Vallejo no contaba con que poco tiempo después sería detenido por el robo de una camioneta y permaneció cinco años a las sombras. Estuvo preso en Tocorón.

Hace un mes salió y no había olvidado la sentencia. El domingo en la noche puñal en mano cumplió la amenaza.

Celestino era cocinero en la Gran Misión Saber y Trabajo adscrita a la Vicepresidencia de la República.

No deja hijos y era el menor de cinco hermanos.

Los asesinos están plenamente identificados y se mantienen en fuga, el Cicpc busca activamente al grupo.

 

Fuente:  El Universal


Loading Facebook Comments ...