Rafael Ramírez , entonces ministro de Petróleo y Minería, junto a Hugo Chávez

Rafael Ramírez , entonces ministro de Petróleo y Minería, junto a Hugo Chávez

Rafael Ramírez publicó este domingo una dura columna contra el régimen de Nicolás Maduro, con énfasis en el daño que sufre el país ante la diáspora que se vio obligada a salir de Venezuela por la inmensa crisis.

“No podemos dejar que el madurismo siga destruyendo al país, cada día que el madurismo siga en el poder será un día de destrucción y entrega de lo queda de patria. Cada día que pasa, tenemos 5.000 venezolanos menos en el país, la Patria se vacía de esperanza”, destacó el ex ministro, que fue funcionario durante el gobierno de Hugo Chávez.

El otrora hombre fuerte de Chávez, exministro de Petróleo, presidente de PDVSA y embajador ante la ONU, se ha convertido en la figura “más chavista” en convertirse en enemigo del régimen.

Rafael Ramírez junto a Nicolás Maduro, cuando todavía se llevaban bien
Rafael Ramírez junto a Nicolás Maduro, cuando todavía se llevaban bien

 

Sin embargo, añadió: “En algún momento, toda esta tragedia volará en pedazos por la reacción del pueblo que será necesariamente violenta. No será suficiente el FAES, ni las cajas Clap, no será efectivo ningún programa de odio, ni las astucias extranjeras. Será el momento de la tormenta. Allí debemos estar los patriotas, junto al pueblo, organizados con el pueblo, con Chávez. Ese día tendrá que decidir el cuerpo militar, como un todo, si sus armas seguirán sosteniendo este orden inconstitucional, si son Bolivarianos o no, si seguirán sosteniendo a esta élite corrupta y entreguista que ha destrozado al país”.

Para el ex hombre fuerte del chavismo, Maduro no es capaz de proteger al pueblo, de garantizar sus más mínimos derechos, ni dentro del país, mucho menos, fuera de él. “En primer lugar, porque su indolencia no le permite reconocer esta realidad; en segundo, porque la élite que controla al país puso hace tiempo a su familia a buen resguardo en el exterior, no les importa lo que sucede con el pueblo Venezolano, son insensibles e indolentes al dolor de los millones de madres solas o hijos lejos de la

Y denunció que el quiere controlar las “remesas”, el dinero que la diáspora manda a sus familiares que quedaron en la patria entre comisiones y tasas. “El gobierno no solo les arrebató el futuro, sino que les roba los recursos que envían a sus casas, producto de tanto esfuerzo y trabajo”,a firmó.

“La diáspora venezolana es una de las expresiones trágicas del fracaso de maduro y su gobierno, el peor gobierno de nuestra historia Republicana”, sentenció.