“Frente a las legítimas necesidades y demandas sociales de la ciudadanía, hemos recibido con humildad y claridad el mensaje que los chilenos nos han entregado”, dijo Piñera en un discurso que dio un giro radical al tono confrontativo hacia los manifestantes de los últimos días y que había encendido aún más las calles del país.

El mandatario chileno ha anunciado la creación de un ingreso mínimo garantizado, concretamente de 350.000 pesos (482 dólares), así como mayores impuestos a sectores de mayores ingresos y la creación de un mecanismo de estabilización que anula el aumento de un 9,2 por ciento en las tarifas eléctricas.

“Reconozco esta falta de visión y le pido perdón a mis compatriotas”, afirmó el mandatario en un mensaje al país filmado desde el palacio presidencial de La Moneda.

“Esta agenda va a requerir un enorme esfuerzo de mayores recursos”, dijo el presidente chileno.

En su discurso, en el que también cuestionó los destrozos y la violencia de las manifestaciones, el presidente habló de la implementación de una Agenda Social.

“Esta Agenda Social no solucionará todos los problemas que aquejan a los chilenos. Pero será un aporte necesario y significativo para mejorar su calidad de vida, y muy especialmente la de los sectores más vulnerables y la clase media, con especial prioridad por los niños, las mujeres y los adultos mayores” dijo Piñera.

Antes de los anuncios vinculados a cuestiones sociales, el mandatario anunció un plan de reconstrucción de los “daños y destrucciones provocados por la violencia y delincuencia ocurrida en los últimos días”, especialmente en el Metro y otras instalaciones públicas. Este Plan de Reconstrucción tomará tiempo y comprometerá recursos por más de 350 millones de dólares.

Entre los anuncios, que formarán parte de un paquete que el ejecutivo enviará al Congreso, figuran:

  • Aumento inmediato de 20% de la Pensión Básica Solidaria, lo que beneficiará a 590 mil pensionados
  • Aumento inmediato de 20% en el Aporte Previsional Solidario, lo que beneficiará a 945 mil pensionados
  • Aumento adicional de las pensiones básicas y los aportes previsionales solidarios, durante los años 2021 y 2022, para los pensionados mayores de 75 años
  • Aportes de recursos fiscales para complementar el ahorro previsional de la clase media y las mujeres que trabajan y cotizan, para incrementar sus pensiones al momento de la jubilación, lo que favorecerá a 500 mil trabajadores
  • Aportes de recursos fiscales para mejorar las pensiones de los adultos mayores.

 

-con información de Infobae