Turismo Ecológico

El Turismo no solo es una actividad económica que sirve como función comercial para los países, también es una forma de hacer conciencia en la humanidad sobre los daños que causamos a nuestro ambiento.

El mundo está cambiando cada vez más, el daño al ecosistema es grande, sin embargo la conciencia y la lucha por la recuperación del ambiente también genera un impacto en la política de los Gobiernos del mundo.

Como medio comunicación buscamos no solo que el público descubra y obtenga beneficios de emprendimiento con el turismo, sino también educarlos en todo lo relacionado a una actividad eficiente, organizada y responsable del turismo, donde tanto el planeta como nosotros recibamos una retroalimentación que nos impulse a ser mejores cada día.

 

¿Cómo Hago Turismo Responsable y Ecológico?

Turismo con responsabilidad: Debemos minimizar los impactos negativos en el ecosistema, economía, sociedad y cultura del lugar en el que se desarrolla la actividad turística,

La Organización es lo más importante: Debes planificar con suficiente tiempo y con todo lo necesario para evitar “impactos” en tus expectativas o en tu bolsillo. Si reservas con tiempo podrás obtener precios ventajosos.

Vivienda sostenible: Son establecimientos que son responsables con el medio ambiente, por ejemplo una casa rural que funcione con energía solar, un hotel que haga por reducir el consumo de agua o una cabaña bioclimática (paredes aislantes con elementos naturales o reciclados).

Utilicemos la tecnología y no mapas de papel: Para reducir el consumo de papel y evitas generar residuos de más. Ten siempre las reservaciones, boletos, mapas, guías o facturas en formato digital.

Conserva la Energía utiliza lo que necesites: Procura no gastar agua ni electricidad más allá de lo necesario. Si despilfarras energía perjudicas al territorio al que has viajado y al planeta en general.

Respeta los ambientes naturales incluso los artificiales que representan protección al ambiente: Trata de no degradar el ecosistema de la zona que visitas, los espacios naturales (sobrepasar zonas acotadas, tirar residuos…), los animales y las plantas. Evita también comprar objetos fabricados con materiales conseguidos por métodos como la caza ilegal (marfil, pieles…) Si quieres visitar un zoológico, busca centros que hayan rescatado animales del maltrato para iniciar procesos de reinserción en la naturaleza.

Favorece la economía de la región y sus intentos por cuidar el ecosistema: Consume productos y servicios propios de la zona, como por ejemplo, comer en restaurantes que ofrezcan comidas típicas elaboradas con productos autóctonos, buscar un souvenir de artesanía, disfrutar de las fiestas y tradiciones, o alojarte en establecimientos gestionados por la comunidad local.

 


Loading Facebook Comments ...