Maduro se lava las manos con los disturbios en Ecuador 

Nicolás Maduro afirmó que las protestas que se registran desde la semana pasada en Ecuador son una “insurrección popular” en contra de las medidas económicas promovidas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y rechazó nexos de su régimen con las manifestaciones.

“El pueblo de Ecuador ha dicho no, ya basta de paquetes económicos y en Ecuador se está dando la primera insurrección popular contra el FMI de esta nueva etapa”, dijo Maduro durante un acto de su régimen transmitido por el canal estatal VTV.

“A 30 años de la insurrección popular de El Caracazo, se está dando en Ecuador. ¿Quién es el culpable? El Fondo Monetario”, dijo al recordar las revueltas populares que se registraron en Caracas en febrero y marzo de 1989 y que fueron duramente reprimidas por el Gobierno de Carlos Andrés Pérez.

Según Maduro, el FMI “está imponiendo paquetes económicos” a los países de América Latina y el Caribe y sostuvo que el multilateral es “el principal instrumento del demonio en el mundo”.

El FMI solo “aboga por los intereses multimillonarios de la banca mundial”, dijo el gobernante, al tiempo que acusó al ente de “sacar de los bolsillos de los pueblos el dinero para pagar el dinero a los bancos internacionales”.

Rechazó nuevamente que se le vincule con las protestas que se registran en Ecuador en la última semana y dijo que quienes le acusan de ello “ven un fantasma, yo creo que ellos sueñan conmigo y que en las noches yo los persigo, no es Maduro, es el capitalismo salvaje que destruye a los pueblos”.

En este sentido, aseveró que está “tranquilo trabajando por Venezuela” y “resistiendo al imperialismo”.

Para el gobernante venezolano, el suyo “es un país asediado, acosado, agredido, perseguido, económica y financieramente” y agregó que, a pesar de ello, dispone de recursos para “invertir en lo que al pueblo le hace falta”.

Ecuador vive desde la pasada semana una ola de disturbios y protestas por la cancelación del subsidio a la gasolina, una decisión tomada por el presidente Lenín Moreno para incrementar los ingresos del Estado y, con ello, satisfacer las demandas del FMI.

Esta semana, un conjunto de países latinoamericanos (Argentina, Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala, Paraguay y Perú) respaldaron todas las acciones del presidente ecuatoriano “para recuperar la paz, la institucionalidad y el orden, utilizando los instrumentos que le otorgan la Constitución y la ley”.

 

-con información de EFE


Loading Facebook Comments ...