Las fuerzas kurdas en Siria afirman haber rechazado un nuevo ataque terrestre turco

Las fuerzas kurdas en Siria anunciaron el jueves haber rechazado un nuevo ataque por tierra del ejército turco en la frontera entre ambos países, tras los mortíferos bombardeos en la zona que marcaron la víspera el inicio de una ofensiva de Ankara.

Según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), el jueves por la mañana se informó de disparos de artillería esporádicos del ejército turco en las zonas fronterizas de Tal Abyad y Ras al Ain.

Por su parte, el ministerio de Defensa turco afirmó que la operación había sido “llevada a cabo con éxito durante la noche, por aire y por tierra”, asegurando que se habían “capturado objetivos previstos” sin dar más detalles.

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), alianza de combatientes kurdos y árabes, anunciaron que habían rechazado un ataque terrestre en la zona de Ras al Ain. “Nuestras fuerzas han bloqueado un intento de incursión terrestre del ejército de ocupación turco en el eje Tal Halaf/Aluk”, indica un comunicado de las FDS.

El objetivo declarado de la operación, revelado por el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, es alejar de la frontera a la principal milicia kurda de Siria, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), espina dorsal de las FDS.

Las YPG, aliadas con los occidentales en la lucha contra el grupo Estado Islámico (EI), son consideradas por Ankara como una organización “terrorista”, debido a sus vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Según el diario turco Hürriyet, Turquía tiene previsto en un primer momento tomar el control de una franja de territorio en la frontera de 120 km de largo y unos 30 km de profundidad.

La ofensiva de Turquía es la tercera en Siria desde 2016 y abre un nuevo frente en un conflicto que ha causado más de 370.000 muertos y millones de desplazados desde 2011.

 

Fuente: AFP


Loading Facebook Comments ...