“Los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala, Perú y Paraguay manifiestan su rotundo rechazo a todo intento desestabilizador de los regímenes democráticos legítimamente constituidos y expresan su firme respaldo a las acciones emprendidas por el presidente Lenín Moreno”, indica un comunicado difundido en Bogotá por la cancillería colombiana.

Las siete naciones además condenaron cualquier influencia de Maduro, al que no reconocen como presidente legítimo de Venezuela, y sus aliados para “desestabilizar” al mandatario ecuatoriano.

“Así mismo, rechazan toda acción encaminada a desestabilizar nuestras democracias por parte del régimen de Nicolás Maduro y de los que buscan extender los lineamientos de su nefasta obra de gobierno a los países democráticos de la región”, indicaron.