Esta venezolana y su novio marroquí entierran vivo a español que acudió a cita para tener sexo: se conocieron por Badoo

  • La venezolana gancho sexual y el asesino marroquí, después de enterrar vivo al informático vasco, sacaron dinero de su cuenta y vendieron su carro por Internet, en un hecho ocurrido en Zaragoza, España

Una pareja diabólica. Sin escrúpulos ni sentimientos y con una abrasadora obsesión: el dinero.

La Guardia Civil puso este sábado 5 de octubre de 2019 a disposición judicial a a los dos homicidas detenidos por enterrar vivo y dejar morir asfixiado a un hombre en Zaragoza, destacó Periodista Digital.

El desventurado fue un ciudadano de Getxo llamado José Antonio Delgado Fresnedo, de 54 años, separado y padre de un hijo.

El tipo cayó en la trampa mortal, creyendo ilusionado que iba a tener una tórrida cita sexual con una morena venezolana, a la que conoció en la red de citas Badoo.

Ignoraba que su ‘ligue’ era el gancho sexual de una pequeña banda dedicada profesionalmente a engañar a hombres con este mismo truco, para después apalearlos sin piedad, secuestrarlos durante varias horas y robarles sus pertenencias.

La violenta pareja, compuesta por un marroquí de 35 años y una venezolana de 34, perpetró en al menos tres ocasiones robos de este tipo.

 

Una agente de la Guardia Civil conduce detenida a la venezolana asesina del informático vasco.

Habitualmente dejaban a sus víctimas abandonadas en parajes solitarios de las cercanías de Pedrola, el pueblo cercano a Zaragoza donde vivía la pareja.

La desaparición de José Luis Delgado fue denunciada por su familia el 9 de septiembre, y su cadáver se encontró el pasado viernes 27, enterrado a unos ocho kilómetros de Pedrola.

La autopsia es la que ha revelado la terrible muerte que tuvo al encontrarse tierra en sus pulmones.

Tras investigar los movimientos del fallecido se descubrió que había acudido de Getxo a Zaragoza engañado por la mujer, que le prometió mantener relaciones sexuales a través de esta red social.

 

José Antonio Delgado Fresnedo, viajo de Getxo (Vizcaya), hasta Zaragoza y lo mataron en Pedrola.

Posteriormente se comprobó que había habido retiradas de dinero de la cuenta del fallecido en cajeros automáticos, y en las imágenes de las cámaras de los bancos se observó que siempre sacaba el efectivo un hombre encapuchado.

Otra de las averiguaciones que se hizo es que el coche del hombre asesinado había sido puesto a la venta en un portal de internet y de hecho había sido vendido hace escasos días a un vecino de Zaragoza.

La violencia de la pareja era «extrema», según relata el Instituto Armado.

A las demás víctimas las dejaron abandonadas, maniatadas y encapuchadas en parajes cercanos a Pedrola.

El marroquí arrestado tenía antecedentes, aunque no ha trascendido por qué delitos.

El pasado 2 de octubre se llevaron a cabo las detenciones. Posteriormente se ha registrado una nave que tenían los presuntos asesinos en el pueblo donde, según la Guardia Civil, los agentes del Laboratorio Criminalístico han localizado «pertenencias personales del asesinado y de otras dos víctimas, vehículos, armas, evidencias biológicas, dispositivos electrónicos, documentación y otros abundantes indicios de su participación en los graves hechos investigados».

 

-con información de Periodista Digital


Loading Facebook Comments ...