El jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de 50 países, afirmó este lunes que mantiene contactos con la Fuerza Armada a fin de intentar presionar al régimen de Nicolás Maduro, y reiteró que dentro de la institución hay “persecución” contra militares.

En una rueda de prensa que convocó el mismo día en que Nicolás Maduro también se dirigió a los medios de comunicación, el líder opositor dijo que sí tiene contactos con la Fuerza Armada y reiteró que está abierta la “oportunidad” para que participen en el Consejo de Gobierno que ha propuesto para atajar la crisis.

“Como ustedes saben ya, sí tenemos o tratamos de tener comunicación con algunos de los sectores”, dijo al ser preguntado. Insistió en que trabaja por aproximar soluciones al conflicto político y aseguró que los países de Latinoamérica aumentarán la presión contra el Gobierno de Maduro para que abandone el poder.

“Mientras sigan usurpando el poder, la presión de la región va a seguir aumentando, y del mundo entero”, sostuvo al ofrecer un balance de los “logros” de la delegación que envió a la 74 Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), entre las que destacó la activación del Tratado Interamericano de Asistenta Recíproca (TIAR).

Guaidó también agradeció a los países que manifestaron su respaldo a favor de la “causa democrática venezolana”, y al presidente de Colombia, Iván Duque, por denunciar la presencia de grupos irregulares en Venezuela. Insistió en que el Gobierno de Maduro ampara y “aupa” a grupos irregulares “narcoterroristas”.
Nicolás Mantiene el control de las FFAA (Reuters)
Nicolás Mantiene el control de las FFAA (Reuters)

“Creen que en definitiva van a hacerle daño al Gobierno colombiano, ese es en definitiva el objetivo del régimen de Maduro, pretender hacerle daño a un gobierno amigo, al cual agradezco la firmeza con que ha denunciado la presencia de grupos irregulares en Venezuela porque además han sido víctimas directas de esto, Colombia ha sido víctima de la dictadura de Maduro”, dijo.

En una rueda de prensa, el ministro de Defensa colombiano, Guillermo Botero, denunció que “los jefes del ELN reciben atención médica en Venezuela, tienen arraigo en ese país, son titulares de cuentas bancarias, lavan dinero, hacen turismo y tienen propiedades allí sin que las autoridades hagan absolutamente nada”

El ministro y el canciller Carlos Holmes Trujillo, así como el fiscal general, Fabio Espitia, y la cúpula militar y policial, insistieron con el respaldo chavista a los guerrilleros. “Lo que importa es la gravísima amenaza del régimen de Maduro a la paz de Colombia y de la región”, por lo que “no se puede desviar la atención de lo principal a lo accesorio. No nos podemos distraer”, manifestó el canciller.

 

-con información de EFE