CCNesnoticias tras las redes sociales

 

             CCNesnoticias                    

  • Por Alfredo Conde

 

Las encuestas más recientes realizadas en nuestro país han revelado que los venezolanos prefieren las redes sociales, para enterarse de lo que está sucediendo dentro y fuera de nuestras fronteras. A la cabeza se encuentra Twitter, por ser un medio de esencia noticiosa y de gran inmediatez, seguido por las emisoras de radio, Instagram, los medios informativos digitales, Facebook y las cadenas de WhatsApp. Más atrás aparece la televisión y muy lejos los periódicos, prácticamente desaparecidos en nuestro país –en especial los que corresponden a la llamada prensa libre- por las políticas de estrangulamiento primero del régimen de Chávez y ahora con más fuerza el de Maduro, que les han negado los insumos que requieren para su normal funcionamiento, como lo son, por ejemplo, el papel periódico, la tinta, etc. Para ello, como se ha denunciado en infinidad de ocasiones, ha empleado como arma el ilegal monopolio que ha ejercido el Complejo Editorial Alfredo Maneiro. Esta situación, que conoce al detalle el mundo entero, no solo ha perjudicado a los editores de estos medios y a los periodistas, sino a los trabajadores de estas empresas en su totalidad, quienes vieron perder empleos que conservaron por años.

 

Hay que dar un buen uso a las redes sociales para evitar que en vez de ser nuestro aliado para obtener información se convierta en el enemigo que nos conduzca a una mayor desinformación.

 

Visto lo anterior, es indiscutible la importancia que hoy tienen las redes sociales para que los venezolanos puedan acceder a la información, lo cual es un derecho humano, porque de allí se desprende la libertad de expresión y de pensamiento, ambas consagradas en el artículo 57 de la constitución vigente de 1999,  que dice textualmente: “La comunicación es libre y plural, y comporta los deberes y responsabilidades que indique la ley. Toda persona tiene derecho a la información oportuna, veraz e imparcial, sin censura, de acuerdo con los principios de esta Constitución”.

 

-0-0-0-0-0-

 

Ahora bien, también es innegable en el caso venezolano que las redes sociales pueden ser el mejor aliado que pueden tener los ciudadanos para estar informados, pero ojo, también pueden ser su peor enemigo. Para nadie es un secreto la existencia de las llamadas fake news (noticias falsas) y de los laboratorios que existen para generar matrices de opinión para deformar la verdad, los cuales solo responden a los intereses políticos y económicos de algunos grupos y en ningún caso benefician a la mayoría. Hay formas para cuidarse de esto e impedir convertirnos en tontos útiles al servicio de esos grupos en las redes sociales. Veamos algunas maneras. Primero, ir directamente a la fuente, es decir, a las propias redes sociales de aquellos que generan una información determinada, para comprobar su veracidad. Segundo, si se tienen dudas no divulgar informaciones si el primer paso no fue cumplido. Tercero, descartar, bloquear y/o denunciar las cuentas en las redes sociales que observen con relativa frecuencia el comportamiento de alterar los hechos, causar estados de alarma, que formulen críticas o acusaciones hacia otros sin base alguna, etc. Cuarto, verificar la actualidad y ubicación de fotos y videos antes de divulgar por WhatsApp. Se ha constatado que muchos de estos recursos audiovisuales que cuelgan en las redes sociales nos muestran hechos del pasado y que corresponden a otros sucesos. Quinto, hacer caso omiso a mensajes de audios en los cuales no se identifique con certeza quién habla o de personas que escriben ocultos tras un seudónimo, salvo que sean reconocidas personalidades que siempre se han identificado con este tipo de alternativa en vez de su nombre, pero que todos saben de quien se trata. Ejemplos, la caricaturista y artista venezolana, Rayma Suprani, que se identifica en sus trabajos solo con el nombre de Rayma, a secas. Rafucho El Maracucho (el humorista Carlos Rodriguez), “La Bicha” (la periodista Berenice Gómez). Y sexto, evitar las cadenas de WhatsApp, como las de corte religioso que hablan de milagros, los cuales incluso han sido cuestionados por la Iglesia por ser falsos y hasta paganos.

 

-0-0-0-0-0-

 

Explicamos todo esto porque desde esta semana en este portal, bajo mi autoría, les estaremos llevando a nuestros lectores esta columna de opinión llamada CCNesnoticias tras las redes sociales, en la cual semanalmente analizaremos a fondo dos o tres informaciones que consideremos dignas de resaltar, sin que necesariamente pertenezcan al grupo de las que resultaron tendencias. No se imaginan cuántas informaciones salen publicadas en las redes sociales que dicen cosas de relevante significación, pero que no captan el interés que merecen en la gente, por factores diversos… Esperamos a través de esta columna interactuar más con ustedes para conocer sus inquietudes y para dar mayor y mejor utilidad a las redes sociales. Los invitamos desde ya a seguirnos a través de Twitter @CCNesnoticias.

Apreciados amigos, aquí los esperamos…

 

 

 


Loading Facebook Comments ...