Nelson Mata: Muerte a la inteligencia y al conocimiento

*Por Nelson Mata / @Nelmatvi
La historia del hombre, apreciado lector, es muy contradictoria, buscando siempre su salvador encuentra a su enterrador de ilusiones, esperanzas, libertad y bienestar social. Uno preguntaría: ¿Es gozoso actualmente el pueblo venezolano de la gestión de gobierno, o son ellos quienes  gozan a expensas de las penurias que vivimos?  El problema es éste, y me parece que acá reside  el malentendido primordial en cuanto a lo que se quiere. Verbigracia, podríamos interrogarnos lo siguiente _¿la revolución en la universidad? o ¿la universidad en la revolución?_A nuestro modo de ver, es una cuestión de carácter, tener muy claro el rumbo: cierto marco de orientación y adhesión.
Hemos de tener cierto panorama amplio de horizontes de la vida y del poder, este panorama del mundo, como hemos de tener una idea del espacio para hacer caminos para la mayor suma de felicidad al andar, tal como lo vislumbró Bolívar en el Congreso de Angostura, el 15Feb1819: “el sistema de gobierno más perfecto, es aquél que produce mayor suma de felicidad posible, mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política.”  Partiendo de este entendimiento, empezamos por las condiciones dignas que deseamos procurarles a la población, para una vida digna, sana, con bienestar.
Ahora bien, continuando con las dos últimas interrogantes, debe dejarse muy claro que no es lo mismo. No es exactamente lo mismo la revolución en la universidad, que la universidad en la revolución. En el primer caso, es pensamiento simple, reduccionista, relativamente fácil y consiste en impedir que la universidad funcione, en nombrar ministros del ramo ágrafos, rectores ignorantes, en recortar el presupuesto, en asignar remuneraciones de hambre al personal universitario, entre otros. Esto sería la revolución en la universidad; repito, que es una aplicación simplista, reduccionista y destructora de la universidad, como efectivamente, ahora mismo ocurre. Sólo que el poder universitario jamás se conquista aisladamente, dado que la universidad no es un ente aparte de la sociedad a la que pertenece. De modo, que hay en tales acciones destructivas un malentendido, un espejismo; en fin, un infantilismo político.
Resultado de imagen para ucv
En cambio, la idea de la universidad en la revolución si tiene mucho sentido. Es lo que conduce al progreso y bienestar de los pueblos, indistintamente de la ideología, veamos los casos de China, Vietnam. Por eso, toda persona que reflexione con seriedad en que la sociedad tiene que encaminarse a la producción y al bienestar de la gente, en que la civilización se ha hecho con personas que han encontrado nuevas narrativas, relaciones y verdades o que las han buscado afanosamente, tiene que admitir que el gran instrumental de cambio social está en el conocimiento, en los saberes; y en general, en la inteligencia.
Parafraseando a Edgar Morín “Es la Cabeza Bien Puesta”, es enseñar a repensar el pensamiento, a des-saber lo sabido y a dudar de la propia duda, único modo sólido de comenzar a creer en el cambio social activo. Como lo expresara Erich Fromm en “Miedo a la Libertad”,  es un acto de nacimiento, de nuevo arraigo, de desprendimiento de los lazos anteriores de la madre (lo obsoleto) para llegar a ser socialmente dignos, independientes; y efectivamente, libres. Dice el mismo autor, que *_”…lo trágico de la vida es que la mayoría de nosotros morimos antes de haber nacido plenamente…”_* Podríamos casi caracterizar a cualquier persona señalando el momento en que dejó de nacer. También dice Fromm, en coincidencia con Heráclito de Éfeso, que  “…el nacimiento es un acto continuo durante toda la vida…”
Por otra parte,  estimado lector, todos los que han decidido que debe haber una revolución, han comenzado por armarse; es decir, por absorber dentro del medio universitario de aprendizajes toda la multiplicación de conocimientos, para ponerlos al servicio del Proyecto de cambios para el desarrollo y el progreso; en otras palabras, la universidad en la revolución, y no la revolución en la universidad que es lo que viene desarrollando la actual administración, decretando con ello la muerte de la inteligencia_ (tal como lo vociferó el Cnel franquista Millan Astray) en la puerta de entrada de la universidad de Salamanca, mientras el ilustre  profesor y filósofo Miguel de Unamuno dictaba una Conferencia, a lo que este de forma sabia y preclara respondió: venceréis pero no convenceréis. La revolución en la universidad es algo inoperante, destructivo y muy perjudicial.
Resultado de imagen para ucv
Reitero, es una cuestión de carácter, el cual garantiza, por así decirlo, que la mayoría actuará sin discusión en la forma que necesita actuar en pro de la existencia y procuración de la nueva sociedad. Por ello, mientras la sociedad no sea cambiada la universidad no puede hacerlo aisladamente, lo que va a ocurrir es exactamente lo contrario de lo que se había prometido. Y es lo que viene presentándose con la actual administración. Ése país que paraliza las universidades, nos conduce inevitablemente en un proceso de involución, pierde tiempo, energía y rango, malogrando sus potencialidades y armas de lucha de su independencia y reconocimiento como país digno y soberano. Dicho de otra manera, fatalmente se condena a acentuar la pobreza, la sumisión y la dependencia, principalmente, la dependencia mental, la dependencia de la ignorancia delirante, del atraso, que es la más gravosa de todas porque es la más dificultosa de superarse.
Hay que resaltar una vez  más, que detrás de las grandes revoluciones hay conocimientos densos, profundos, y está en alguna manera la multiplicación de la ciencia y las artes. El pensamiento revolucionario, el propósito transformador del mundo; precisamente, ha surgido de aquellas personas que han logrado combinar en sus cabezas la mayor cantidad de conocimientos, lo que les ha facilitado y potenciado nuevos estudios con resultados y consecuencias nuevas del universo social, político, cultural, científico y tecnológico que los rodea y sobre cuyos hallazgos se han estructurado los movimientos revolucionarios del mundo.
Resultado de imagen para El pensamiento revolucionario
De allí, que las revoluciones transformadoras y multiplicadoras del Bienestar Social han sido cimentadas en el conocimiento, los saberes, la inteligencia, e ignorarlo y/o desconocerlo es una de las más graves decisiones. Y es lo que viene ocurriendo con el infantilismo político de la actual administración. El gran movimiento que agitó a Europa y que está en la raíz del mundo moderno, que se llamó la Reforma, comienza por ser un cuestionario dentro del saber teológico y filosófico que venía de la Edad Media y se inicia con una renovación del pensamiento universitario en el siglo XVI, que posteriormente va a extenderse a toda la estructura de la sociedad, hasta que finalmente desemboca en la revolución de los puritanos en Inglaterra; ergo, las inmensas transformaciones políticas, económicas y sociales que trae consigo. Lo inician quienes estaban entre los más altos pensadores de su tiempo: Erasmo de Rotterdam, Martín Lutero. No fue destruyendo a las universidades, no fue contra los hombres de pensamiento, no fue contra el conocimiento universitario como se materializó este movimiento, sino dentro de él, aprovechándolo, partiendo de la suma de todo lo que se sabía.
El caso de la Revolución Francesa tampoco es distinto.* Subyacente a ella estaba la mayor suma de saberes y conocimientos de su momento. Por un hecho simbólico, la Revolución Francesa tiene su raíz en una empresa de divulgación científica, un supremo esfuerzo de poner al día el conocimiento, lo que se llamó *la Gran Enciclopedia.* Esto lo hicieron personas como J.J. Rousseau, Racine, Fran¢ois Marie Arouet, mejor conocido como *Voltaire,* Diderot, entre otros. Es decir, los representantes de la flor y nata del conocimiento científico y las artes en aquél entonces. *_Jamás dijeron vamos a quemar los libros o decretar la muerte de la inteligencia y vivas a la muerte.
Resultado de imagen para Revolución Francesa
Luego, cuando el pueblo de París, Francia, toma la Bastilla, lo que allí sucede no es un movimiento espontáneo, violento; no, detrás de esa violencia estaba medio siglo de sabiduría, de estudios y diversas obras de Rousseau, Voltaire, Montesquieu; y por supuesto, la Gran Enciclopedia. *Por eso,  y por mucho más, la Revolución Francesa tuvo Sentido. Finalmente, el caso de la Revolución Rusa es semejante. El proceso Revolucionario Ruso no tiene por marco únicamente la violencia callejera y la guerra civil, todo eso que se conoce desde la toma del Palacio de Invierno hasta el golpe de Estado del Soviet de Petrogrado, sencillamente era el capítulo final, el producto, traducido a acción y violencia, de lo que esencialmente era conocimiento, inteligencia, ciencia y tecnología.
Acá debo resaltar que la Revolución Rusa es hija de la universidad alemana, un vástago de la más exigente universidad alemana, de la más grande ciencia y tecnología universitarias del siglo XIX. Se forma en la cabeza de un gran universitario alemán, de un discípulo de Negel, de un hombre que absorbió toda la sabiduría filosófica  que se enseñaba en las universidades  del siglo XIX, *cuyo nombre es Karl Marx,* y dado que absorbió todo el conocimiento filosófico de su tiempo, porque era universitario insigne, porque fue una persona que se dedicó a conocer y a estudiar la ciencia económica de su tiempo, la explicación histórica y filosófica, por estar al día con los saberes y conocimientos, *sólo así, parafraseando a Fromm, pudo nacer de nuevo con el replanteo del conflicto del hombre en sociedad, en nuevos términos* de los cuales salió la base para todo el movimiento socialista de los últimos 180 años.
Resultado de imagen para Revolución Rusa
Cuando el Soviet de Petrogrado toma el poder, lo que hace es escribir el capítulo final traducido a los hechos de lo que esencialmente había sido un proceso de la inteligencia y disciplina universitaria. Si los hombres como Marx, hubieran actuado diferente; es decir, paralizar y obstaculizar los procesos universitarios, porque esa universidad representaba al reaccionario rey de Prusia, esos hombres no hubieran producido el marxismo, jamás hubiesen echado las bases sobre las cuales se hizo el gran movimiento revolucionario del siglo XX. Es muy obvio que ellos llevaron la universidad a la revolución y no al revés, como lo hace la actual administración gubernamental. En esto; precisamente, apreciado lector, consiste *_el actual infantilismo político, peligroso y grave malentendido._
  Nelmatvi FCE.
  • *Nelson Mata es profesor universitario, Conferencista. Asesor gerencial. Diseñador de Programas Académicos. Especialista en diseño organizacional.
  • [email protected]


Loading Facebook Comments ...