Fracaso total de la vicepresidenta de Maduro en Rusia

La visita de Delcy Rodríguez a Rusia hay que considerarla “un fracaso total”, dice al diario ALnavío el exembajador, Fernando Gerbasi. Tres días estuvo en Moscú casi que para nada. A Maduro sólo le trajo palabras, mientras que el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, quien también Rusia, pero hace dos semanas, sí que consiguió un nuevo acuerdo militar. Así lo reseña alnavio.com

 

La vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, llegó de Rusia con las manos vacías. La semana pasada estuvo de lunes a miércoles en Moscú y nada. A Nicolás Maduro no le consiguió ningún acuerdo, ningún convenio, por supuesto, ningún préstamo ni línea de crédito. Eso sí. Cuando aterrizó en Caracas se apuró en decir todo el apoyo que recibe del Kremlin, lo buenas que son sus relaciones, que se reunió con el canciller, Serguéi Lavrov, y que Rusia mandará una misión a Venezuela que estudie alianzas en las distintas áreas productivas, como si no se diera cuenta que el problema de Venezuela es el ahora y no el futuro.

Luego está el contraste. El general y ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, sí que se vino con resultados para Maduro de Moscú, donde estuvo hace dos semanas. Ahí está la foto con su par, Sergei Shoigu, luciendo el nuevo convenio en materia naval para que los rusos hagan maniobras en Venezuela, y viceversa. Delcy Rodríguez también compartió fotos, pero estrechando la mano de Lavrov. En ningún momento firmando acuerdos y convenios. Y es que lo poco que se anunció vino por vía Twitter, donde se dijo que los atletas venezolanos serán entrenados con métodos rusos.

Por todo lo anterior, “la visita de Delcy Rodríguez hay que considerarla como un fracaso total”, declara al diario ALnavío el diplomático venezolano Fernando Gerbasi, exembajador ante Naciones Unidas, Alemania, Brasil, Colombia e Italia.

Para Gerbasi, los nulos resultados de Rodríguez son sintomáticos. “Esto demuestra que los rusos están muy cautelosos con Maduro”. Como segunda posibilidad, asoma que la visita de Rodríguez tomara por sorpresa a los rusos, aunque esto es más difícil de sostener.

Agrega el diplomático que el gobierno de Vladímir Putin está en un juego geopolítico donde Venezuela aparece como “una pieza accesoria”.

“Rusia está en otro juego geopolítico. Tiene otros problemas. Tiene lo de Ucrania. Lo de Siria. Venezuela es una pieza pequeñísima de cambio como para jugársela. Además, está lo ideológico. Rusia no es un país comunista. Allí se está restaurando un nuevo tipo de zarismo. Putin busca la grandeza rusa”, apuntó.

Para reforzar su tesis, Gerbasi aludió al informe de trabajo recientemente reseñado en ALnavío: Rusia en América Latina, del Real Instituto Elcano y coordinado por la experta Mira Milosevich-Juaristi. Y aludió exactamente al punto en el que se lee que Rusia no va a intervenir militarmente para mantener al régimen de Maduro porque no cuenta con recursos para ello y porque “los vecinos de Venezuela han optado por una posición común, junto con EEUU y la UE”. De ahí que Gerbasi diga que Rusia no esté dispuesto a jugársela por Maduro.


Loading Facebook Comments ...