Guaidó promete reestructurar deuda con China y Rusia a través del Club de París “si Maduro abandona el poder” 

  • Ricardo Hausmann, representante de Guaidó en la reunión anual de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dijo que el equipo no ha especificado cómo sería la reestructuración de la deuda con Rusia y China porque el proceso tiene lugar bajo el auspicio del Club de París.

La deuda de Venezuela con China y Rusia se negociará a través de las reglas del Club de París si el presidente Nicolás Maduro abandona el poder, dijo este miércoles 17 de julio un asesor del líder de la oposición, Juan Guaidó, en respuesta a preocupaciones de acreedores por un posible trato favorable a los dos países.

Ricardo Hausmann, quien representa a Guaidó en la reunión anual de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dijo a periodistas que el equipo no ha especificado cómo sería la reestructuración de la deuda con Rusia y China porque el proceso tiene lugar bajo el auspicio del Club de París.

“El capítulo de deuda bilateral no es que se dijo que lo vamos a tratar diferencialmente. Se trata diferencialmente en la práctica internacional a través del Club de París”, explicó Hausmann, en Guayaquil.

“Nosotros no hemos sacado ningún lineamiento específico sobre el tratamiento de deudas bilaterales por esa razón”, insistió.

A principios de mes, los asesores de Guaidó publicaron un plan que prometían un trato equitativo para todos los acreedores venezolanos durante un eventual proceso de reestructuración de unos US$200.000 millones, en caso de que Nicolás Maduro deje el poder.

Pero el plan incluye una discusión por separado para la deuda bilateral con Rusia y China, aliados de Maduro, lo que provocó el rechazo de un grupo de tenedores de bonos conocido como el “Comité de Acreedores de Venezuela”, que dijo que la negociación tiene que incluir a todos, públicos y privados.

Guaidó, quien lidera la Asamblea Nacional controlada por la oposición, invocó en enero a la Constitución de Venezuela para asumir una presidencia interina y desafiar a Maduro a que renuncie, argumentando que su elección en 2018 fue ilegítima.

Pero Maduro, quien llama a Guaidó un títere apoyado por Estados Unidos para derrocarlo en un golpe de Estado, ha mantenido el control de las instituciones militares y estatales. China, Rusia y Cuba siguen reconociéndolo como presidente.

 

 

-con información de Reuters


Loading Facebook Comments ...