¡SE TRANCÓ EL SERRUCHO! A pesar de la “negociadera” en Barbados, Maduro no quiere soltar el poder

Son tres las exigencias que el régimen de Nicolás Maduro defiende como “puntos de honor” en las negociaciones en Barbados que adelanta con representantes del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, los cuales no han permitido que se concrete algún acuerdo, informó el diario La Razón de España.

A la petición de Guaidó de “cese de usurpación”, “gobierno de transición” y “elecciones libres”, el régimen chavista ha indicado que Maduro no dejará el poder bajo ninguna circunstancia, y que en caso de acordarse nuevas elecciones presidenciales, el autodenominado “presidente obrero” aspira seguir en Miraflores hasta que se realicen las mismas.

Y aunque los mediadores noruegos propusieron en Barbados unas elecciones presidenciales para realizarse en los próximos nueve meses, supervisados por la comunidad internacional, el régimen madurista no se niega a ello, pero ha puesto tres condiciones que harían inviable que se den.

“El chavismo se ha mostrado abierto a convocar elecciones presidenciales, pero ha exigido que el Parlamento, que controlan sus adversarios con una súper mayoría desde 2016, también sea renovado. La oposición no se ha mostrado reacia al punto (el período legislativo vence a finales de 2020) pero puso sobre la mesa la continuidad de la Asamblea Constituyente que se ha abrogado sus competencias mientras los diputados están impedidos de ejercer sus funciones plenamente”, señaló La Razón.

El otro “punto de honor” de los negociadores de Maduro es el levantamiento de sanciones. “La delegación de Maduro mantiene como tema prioritario el levantamiento de las sanciones internacionales que les impide manejar la economía, así como mejorar la situación de la industria petrolera. El gobierno no quiere quedarse sin dinero y le está costando mantener la estabilidad sin flujo de caja”, detalló erl periódico español.

El tercer ítem de la agenda chavista también mantiene “trancado el serrucho” para que se logre algún tipo de avance en las negociaciones: Maduro no quiere soltar el poder hasta que haya unas nuevas elecciones, lo que implica que no habría el “cese de usurpación” que demanda Guaidó.

El chavismo también mantiene inamovible su exigencia de que Maduro siga en Miraflores hasta que surja un ganador de una eventual contienda electoral, por lo que el panorama para que surja algún acuerdo parece, hasta ahora, inalcanzable.

 

-con información de La Razón


Loading Facebook Comments ...