CSI Paleolítico: érase una vez… el primer asesinato de la Historia

EL PRIMER ASESINATO SE PRUDUJO EN ATAPUERCA

Foto / Una calavera de hace más de 5.000 años, en el Museo Estatal de Prehistoria en Halle (Alemania). (EFE)

equipo de paleontólogos ha averiguado las condiciones de la muerte de un individuo de hace 33.000 años, gracias al estudio de su cráneo. Pero hay asesinatos más antiguos…

Como si de un capítulo de ‘Bones’ se tratara, un equipo de investigadores de la universidad alemana de Tubinga ha resuelto, en parte, un asesinato cometidohace 33.000 años, gracias al estudio de las heridas que presentaba un cráneo hallado en 1941 en Transilvania (Rumanía).

Se trata de la calavera ‘Cioclovina calvaria’, que unos mineros encontaron junto a varios vestigios arqueológicos en el sur del país. Con sus más de 30 siglos de antigüedad, es uno de los restos más antiguos y completos de los homínidos europeos de esa época.

Tras un detallado estudio de los restos, cuyas conlusiones han sido publicadas la semana pasada en la revista ‘Plos One’, el equipo de la paleontóloga Katerina Harvati ha revelado que este homínido fue asesinado con un objeto contundente que le golpeó dos veces en la parte derecha de la cabeza, por lo que se sospecha que el autor del impacto era zurdo o, al menos, sostenía el arma con ambas manos.

Los investigadores descartan que las heridas pudieran haber sido causadas ‘postmortem’ o de forma accidental

Aunque se desconoce el motivo de la riña, sí se puede asegurar que las heridas provocadas por el porrazo provocaron la muerte de la víctima. “El cómo y el por qué son solo suposiciones sobre las que podemos especular”, asegura Harvati, quien también apuntó que la reconstrucción digital de las fracturas ha permitido descartar que las heridas pudieran haber sido causadas ‘postmortem’ o de forma accidental.

'Cioclovina calvaria' (Kranioti, Plos One)
‘Cioclovina calvaria’ (Kranioti, Plos One)

Hay asesinatos anteriores

Pero, pese a su antigüedad, este no es el primer asesinato de la Historia. Llega 400 siglos años tarde. El homicidio más primitivo -nunca mejor dicho- del que se tiene registro ocurrió hace 430.000 años en Atapuerca (Burgos), según revelaron en 2015 los expertos que estudiaron el CR17, un cráneo perteneciente a un individuo joven -no pudieron determinar su sexo- que fue golpeado varias veces con un objeto puntiaguado hasta morir.

EFE

Al igual que sucede con la ‘Cioclovina calvaria’, este cráneo sufrió los golpes ‘ante mortem’Los investigadores aseguran que el asesino era diestro y que tenía clara intención de matar a su víctima o, al menos, provocarle un gran daño. Las características de las heridas apuntan, además, a una muerte violenta, de gran brutalidad; en la que el propietario del CR17 pudo, incluso, estar inmovilizado a inconsciente, debido a la contundencia de las fracturas.

  • Fuente: EFE


Loading Facebook Comments ...